Declaración de Principios

Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles y pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. Comedido abrazo, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares y amigos… con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Estoy a favor de la Paz! ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios, iluminame para saber que hacer, decir y evitar! Amen. ©Pablo Felipe Perez Goyry.

+ + +

Sorores in Fratres: I defendedor pundonorosas noble and social-political causes. However, I do not believe that profit advocates mephistopheles longings of equity and universal good will of human beings. Because demand justice ethics, insight and courage. And the seemingly indecipherable is necessary to discover the essence of truth. Demure hug, affection and best thoughts, that God and the Universe bless you, family and friends... with his light and wisdom, his love and mercy, his peace and joy. I am for Peace! God, enlighten and bless the good works and ideas! God, enlighten my faith and charity! God, enlighten me about what to do, say and avoid! Amen. ©Pablo Felipe Perez Goyry.

+ + +
                          

Buscar en este Blog

Cargando...
Mostrando entradas con la etiqueta leyes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta leyes. Mostrar todas las entradas

7 de julio de 2011

Reflexión: “De las instituciones y leyes” (07-07-2011)

Reflexión: “De las instituciones y leyes” (07-07-2011)

“Lo que gobierna a los hombres son las ideas, los sentimientos y las costumbres, cosas que están en nosotros mismos. Las instituciones y las leyes son la manifestación de nuestra alma, la expresión de sus necesidades. Procediendo de esta alma, sería, pues muy difícil un cambio de instituciones y de leyes”.
Gustavo Le Bon.
Imagen: Internet

27 de junio de 2011

Reflexión: “La crisis ética” (27-06-2011)

Reflexión: “La crisis ética” (27-06-2011)

“Tenemos que subvertir el orden económico y hacer posible mediante inversiones que los emigrantes se queden en sus países. Por tanto, la idea de paz, que es una idea utópica, no es inalcanzable, pero para alcanzar, para lograr la convivencia, para lograr leyes justas, indudablemente se necesita la democracia. Sin responsabilidad personal, sin principios éticos y morales, la paz va a ser realmente complicada. En las ciudades tenemos la obligación de conseguir la convivencia y ésta se consigue teniendo la posibilidad de tratar a las personas con la dignidad que les corresponde. Lo primero que nos llama la atención en la civilización contemporánea occidental es el contraste entre el desarrollo tecnológico y socioeconómico por una parte, y la crisis de la moral por otra. La crisis de nuestro tiempo es, sobre todo, una crisis de principios morales”.
José María Álvarez del Manzano.
Foto: Internet

16 de junio de 2011

Reflexión: “Derechos abstractos y la realidad social”. (17-06-2011)


Reflexión: “Derechos abstractos y la realidad social”. (17-06-2011)

“La fractura entre derechos civiles o políticos y derechos sociales limita la efectividad de la mayor parte de los instrumentos que reconocen los derechos por los que abogamos (constituciones, leyes particulares, etcétera), creando una brecha entre derechos abstractos y la realidad social, vacío que ‘justifica’ lo arbitrario de las opciones políticas y las conductas de los gobiernos frente a los derechos culturales”.
Guillermo Yépes Boscán.
Foto: Internet

27 de abril de 2010

De las grandes reformas - Gustave Le Bon



De las grandes reformas  -   Gustave Le Bon

La naturaleza es radical a veces, pero nunca según entendemos este radicalismo, por lo cual la manía de las grandes reformas es siempre funesta para un pueblo, por excelentes que puedan parecer tales reformas en el terreno teórico. Estas sólo serían útiles cuando fuera posible cambiar instantáneamente el alma de las naciones, y solamente el tiempo posee poder semejante.

Lo que gobierna a los hombres son las ideas, los sentimientos y las costumbres, cosas que están en nosotros mismos. Las instituciones y las leyes son manifestaciones de nuestra alma; la expresión de sus necesidades. Procediendo de esta alma, sería, pues, muy difícil un cambio instantáneo de sus instituciones y de leyes.   Gustave Le Bon

Proyecto Contextus

17 de septiembre de 2009

El derecho como metáfora...


Por Paulo Coelho.
Guerreo de la Luz


Soy una persona que cree en el sistema judicial. A pesar de todos los inconvenientes, vemos –por ejemplo- a las Suprema Corte de los Estados Unidos condenando la tortura como técnica para interrogatorios, aunque el presidente del país, y su vice también, intentan justificarla mediante artimañas legales.

No obstante, esta creencia mía no la comparte mucha gente. Un amigo abogado me dijo que “el derecho no fue pensado para resolver problemas, sino para prolongarlos indefinidamente”. Apenas como ejercicio de imaginación, resolví aplicar su tesis para analizar el Génesis, el primer libro de la Biblia.

Si al inicio de los tiempos el derecho hubiera estado tan desarrollado como en nuestros días, todos nosotros aún nos encontraríamos en el Paraíso, mientras que Dios todavía estaría enfrentándose a recursos, apelaciones, cartas rogatorias, exhortos, medidas cautelares, etc., y seguiría explicando en inacabables audiencias su decisión de haber expulsado a Adán y a Eva del Paraíso apenas porque éstos transgredieron una ley arbitraria, sin ningún fundamento jurídico: no comer el fruto del Bien y del Mal.

Si Él no quería que eso sucediese, ¿por qué puso el famoso árbol en mitad del jardín, en lugar de fuera de los muros del Paraíso? Si se llamara para defender a la pareja a un abogado con experiencia, éste podría apoyar sus argumentaciones en la “omisión administrativa”: no bastándole con plantar el árbol en un lugar inapropiado, Dios no puso carteles de advertencia en las cercanías, ni lo rodeó con ninguna valla, no adoptando, por lo tanto, los requisitos mínimos de seguridad, e incluso exponiendo al peligro a todos los que pasaban.

Otro abogado lo acusaría de “inducción al crimen”: empezó mostrando claramente a Adán y a Eva dónde se encontraba el árbol. Si no hubiese dicho nada, generaciones y generaciones de seres humanos habrían pasado por esta Tierra sin que nadie llegase a interesarse por el fruto prohibido –ya que debía encontrarse en el medio de un bosque lleno de árboles similares y, por lo tanto, no destacaría en absoluto.

Pero lo que cuenta el Génesis sucedió antes de que hubiera sistema judicial y, de esta manera, Dios tuvo una completa libertad de acción. Escribió una única ley, y encontró la manera de convencer a alguien para que la transgrediera, sólo para poder inventar el Castigo. Sabía muy bien que Adán y Eva acabarían aburridos de tanta cosa perfecta y, más tarde o más temprano, pondrían a prueba Su paciencia. Se quedó allí esperando, porque también Él (Dios Todopoderoso) estaba aburrido con todo funcionando tan perfectamente: si Eva no hubiese probado la manzana, ¿qué habría ocurrido digno de interés durante los últimos cientos de miles de años?

Nada.

Cuando se violó la ley, Dios (Juez Todopoderoso) llegó incluso a simular una persecución, como si no conociese bien todos los escondrijos posibles. Con los ángeles viéndolo todo y pasándolo fenomenal con la bromita (la vida para ellos también debía ser muy aburrida, desde que Lucifer dejara el cielo) Él encuentra finalmente a Adán:

¿Dónde estás? – pregunta Dios, sabiendo perfectamente la respuesta, a pesar de lo cual no lo alerta de las posibles consecuencias de sus palabras. No dijo la famosa frase que tanto escuchamos en las películas: “Todo lo que diga podrá ser utilizado en su contra”.

-Escuché tus pasos en el jardín, tuve miedo y me escondí, porque estaba desnudo – respondió Adán, sin tener conciencia de que, desde el momento en que hizo esta afirmación, pasó a ser reo confeso de un crimen.

Listo. Mediante un truco bien sencillo, en el que aparenta no saber dónde se encontraba Adán después de su fuga, Dios consiguió lo que se proponía. Expulsó a la pareja, sus hijos acabaron pagando también por el crimen (como sucede hasta hoy con los hijos de los delincuentes) y el sistema judicial acabó siendo inventado: leyes, transgresión de las leyes, juicios y penas.


22 de agosto de 1999

Colombia: Se violan los Derechos Humanos de minorías...

Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
23 de agosto de 1999.

NO existe gozo por la riqueza cultural y étnica en Colombia. Tampoco salvaguardia a los derechos de las minorías. A pesar de estar recogidas en la Constitución de 1991, en la práctica solo es una imagen proyectada al mundo como ejemplo de "democracia".

Los derechos elementales de las minorías étnicas colombianas se mancillan indiscriminadamente todos los días.

Colombia tiene 10.562.520 habitantes afro colombianos. La población indígena es de 1.500.000, agrupada en 145 grupos étnicos.

Una prueba que certifica la segregación que soporta la población afrocolombiana y étnica, es no ser incluirlas en el Plan Nacional de Desarrollo 1998-2002. El Gobierno en todos los estamentos asume una actitud racista, pues olvida las penurias de estos seres humanos colombianos.

Los Afrocolombianos

Estadísticas del Departamento de Planeación Nacional, indican, que el promedio salarial nacional es US$ 1,500. El medio de la población afrocolombiana oscila entre los US$ 500 y 600 al año. Es decir, más del 74 por ciento no reciben el mínimo de acuerdo a la ley.

El analfabetismo en las comunidades negras es de 20 por ciento, en las zonas urbanas y 43 en las rurales. Los analfabetos negros, en el país, son el 7 por ciento. A esto se suman las restricciones para poder recibir atención de salud e higiene.

Comunidades Indígenas

Las 145 comunidades indígenas que existen en Colombia, también están en el olvido. Igual que los negros, sufren la no-atención del gobierno central o locales. La trascendencia de esta verdad es pan de cada día para estas personas.

No reciben educación apropiada, salud preventiva y respeto a sus derechos como ciudadanos. Están expuestos al desplazamiento de sus tierras, por los actores del conflicto armado que desangra el país.

Entre 1991 y 1998 fueron asesinados más de 300 líderes y activistas, indígenas, según un informe de la Organización Nacional Indígena colombiana.

La Ley del embudo

Para las minorías étnicas colombianas, las leyes están solamente en papeles. Es decir, están sometidos a la ley del embudo.

Luego, de más de ocho años, de entrar en vigencia la Constitución de 1991, donde se reconocen los derechos universales de estas comunidades, muy poco se ha progresado en su aplicación.

La vida y un futuro prospero le es negada a estos sectores; que están ignorados, en mayor o menor grado, por las autoridades y la sociedad imperturbable.

Negros e indígenas no tienen posibilidades de participar en la vida política. Esto impide puedan defender sus derechos. Las pocas personas que logran llegar al Congreso, representan a partidos tradicionales e intereses de todo tipo. En el Senado de la República hay, "simbólicamente", tres indígenas y dos de piel negra. Esto es un ejemplo de lo impracticable de puedan poder legislar y mitigar los graves problemas económicos, de salud, educación y seguridad de los ciudadanos que "representan".

Colombia es país fundador de las Naciones Unidas, ha firmado todos los documentos relacionados con los Derechos Humanos. ¿Por qué sus gobiernos violan estos derechos? ¿No son seres humanos los miembros de estas minorías étnicas? Es ultrajante la "persuasión" que utiliza en las réplicas y coartadas, a fin de dar respuestas a estas interrogantes, de parte de las autoridades. Pero... ninguna convence a la opinión pública.

Las minorías étnicas colombianas - con una población cercana a los 11 millones -están marginadas. No existe ningún respeto a sus Derechos Humanos.

Los gobiernos colombianos han violado por décadas la Carta de las Naciones Unidas de 1945 (Art. 1 y 55) y la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 (Art. 2). También los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966 (Art. 2). Colombia ha firmado también la Convención Contra la Discriminación en la enseñanza (UNESCO, 1960). Más grave es la situación si se tiene en cuenta que muchos de estos acuerdos están sancionados en leyes colombianas. Para este reflexivo ensayo la lista seria inacabable.

Los compromisos rubricados por Colombia ante la Comunidad Internacional y los colombianos, distan mucho de su verdadera aplicación para disfruten sus Derechos las Minorías Étnicas. No se puede negar, con ningún pretexto, que se violan los Derechos Humanos de las Minorías Étnicas en Colombia. ¿Hasta cuándo?. (Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando autor y fuente).

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS

Libertad de Pensamiento, Palabra y Opinión ♦ Blog de Pablo Felipe Pérez Goyry

∆ Meditatĭōnis Contextus Socialem-Politicus et Orbis || ElEspectador.com