Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

25 de septiembre de 2008

Cincuenta años de dimes y diretes

Por Pablo Felipe Pérez Goyry*

Contrariamente a los pronósticos, el 1 de enero de 2009, se cumplirá el quincuagésimo aniversario de la traición a una esperanza. Cincuentenario de dimes y diretes entre los defensores y detractores de la “revolución cubana”. En las últimas semanas la pelea entre comadres se ha exacerbado y la verdad parece naufragar entre tanta podredura, manipulación y desvergüenza.
Por estos días, el gobierno de Estados Unidos ha dicho que dio 100.000 dólares en ayuda para Cuba y que aceleró la aprobación de 250 millones de dólares en ventas agropecuarias de empresas estadounidenses a la isla. Además, ofreció cinco millones de dólares en ayuda, que La Habana rechazó argumentando que no aceptaría nada de una nación que mantiene un embargo económico desde 1962.
Por esta razón, el representante castro-comunista, Felipe Pérez Roque, en una conferencia de prensa en La Habana, acuso a EE.UU. de mentir sobre la ayuda ofrecida a la isla tras el paso de los huracanes Ike y Gustav, y dijo que su embargo comercial de 46 años estaba perjudicando la recuperación tras los ciclones. Afirmó, que el gobierno de Estados Unidos lleva a cabo "una operación de propaganda" para aparentar que está ayudando a la isla tras los huracanes. Y sobre los 100.000 dólares, apuntó: "no tenemos la menor idea de dónde fue a parar ese dinero, que, además, no le hemos pedido". También, explicó que las licencia concedidas para que empresas estadounidenses vendan productos agrícolas a Cuba, permitido por el embargo, era un procedimiento de rutina y no representaba ayuda porque la isla pagaba en efectivo. "Es un descaro", dijo al señalar que Washington aprobó este año 45 millones de dólares, para grupos disidentes a los que La Habana califica de "mercenarios", y otros 40 millones para "transmisiones ilegales subversivas" de radio y televisión en la Isla.
En las inmediaciones de la agencia Marazul, en el noroeste de Miami, Ramón Saul Sánchez, líder del movimiento Democracia, junto a un grupo de exiliados protestan en contra de las tarifas de los boletos aéreos a Cuba y el costo de los envíos de encomiendas. ROBERTO KOLTUN/ El Nuevo Herald

Al mismo tiempo, se solicitó el alivio al embargo, por algunos grupos del exilio, la oposición y legisladores estadounidenses; cuando los huracanes Gustav y Ike, recorrieron la Isla, y dejaron a su paso miles de damnificados y pérdidas por más de 5.000 millones de dólares.
No es un arcano de que una mentira, es matrona de miles de descendientes. Y que la verdad encalla; más, nunca extinguida la verás. De es posible que el mentiroso se venere, y el que dice la verdad, decapitado. Mentiras y verdades, farsas y realidades, es por décadas el conflicto entre los cubanos.

Sin embargo, un ejemplo de verdad es la que por treinta años realiza la orden católica de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, en la Florida. Ahora, mientras de Miami a Washington y en Cuba se discute si se debe o no moderar las restricciones de viajes, remesas y el embargo comercial tras dos huracanes seguidos, las monjas no tienen nada que debatir. Para ellas, su quehacer es salvaguardar vidas y almas. Hoy día, los cabilderos fuera de su juicio y habladores acomodadizo pueden cuestionar las donaciones y si son o no interceptados por el régimen cubano. Empero, las monjas tienen 14 años de destreza y saben al dedillo como garantizar que sus donaciones lleguen a las manos confiables. Para estas hermanas condescendientes, este no es tiempo de debate.

La hermana Hilda Alonso, de las Hijas de la Caridad, recolecta los artículos que serán donados a las víctimas de los huracanes Ike y Gustav en Cuba. C.M.Guerrero / El Nuevo Herald.

Bueno es recordarle a los patrioteros en Cuba y el exilio, lo que decía José Martí: "El mal nunca podrá elevarse a la altura del bien".
Quien con panza rellena no entiende el hambre ajena y lucra con el sufrimiento de los cubanos que están en el archipiélago, ante los que ayudan deberían sentir vergüenza, y silenciar su locura irresponsable e intransigencia. Los auténticos cubanos en el exilio y en Cuba, están agradecidos de los gestos de solidaridad, como el de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul, en la Florida. Ojalá, esta vez sea una experiencia en la que deben involucrarse los políticos cubanos y estadounidenses, sin medias tintas.

Voluntarios descargan agua, medicinas y alimentos colectados por los estudiantes del Hialeah High School, y donados a las Hijas de la Caridad, para enviarlos a los damnificados cubanos. C.M.Guerrero / El Nuevo Herald

Es tiempo de acción y sensibilidad espiritual, solidaridad humana y grandeza escrupulosa, hacia las personas afectadas en Cuba por la devastación de los huracanes. Acciones sin dimes y diretes, condiciones, prejuicios, y ausente de la politiquería soberbia de la extrema derecha o la izquierda fanática.

Indudablemente, mientras un pueblo está sumergido en la indigencia y la catástrofe, los dos gobiernos polemizan sus puntos de vista inflexible. El régimen castro-comunista y el gobierno estadounidense siguen la quincuagenaria partida de ajedrez, que está empantanada con final inconcluso y: ¡Alabanzas propias, que son mentira clara! ¿Quién gana? ¿Quién pierde? ¿Quién dice la verdad y quién miente?
Aunque personalmente no estoy de acuerdo, será que tiene razón Pablo Ruiz Picasso, cuando al opinar sobre la verdad dijo: “Aunque sólo existiera una verdad única, no se podría pintar cien cuadros sobre el mismo tema”. Y la mentira, para Lord Bayron: “No es otra cosa que la verdad con máscara”.
Con todo: ¿Hasta cuándo tanto anacronismo, chisme y odio entre hermanos? ¿Hasta cuándo aceptar las palabras melosas, siempre embaucadoras? ¿Dónde están los 45 millones de ayuda para los grupos disidentes? ¿Hasta cuándo las camorras entre comadres? ¿Cuántos años más de dimes y diretes?
Empero, como el tiempo apremia y debo finalizar, mi punto de vista sobre los últimos acontecimientos, es que valiente y noble es aquel que aún a su peor enemigo ayuda en momentos difíciles. Así, con decoro y benevolencia se destruyen las fronteras. Ahora, no es momento de cegueras y cizañas, el que no quiera ayudar debe dar la callada por respuesta y dejar el paso libre.
No tengo la menor duda que lo dicho aquí tendrá antagonistas y defendedores, a los primeros respeto su frenesí, a los segundos doy las gracias con un abrazo fraternal desde el alma. Por lo tanto, como los compatriotas decentes, agradezco las ayudas y acciones a favor de los damnificados cubanos, que tienen, por ahora, confinado su día a día y sin otra alternativa que la prudencia. A buen entendedor pocas palabras bastan.Ω

*Pablo Felipe Pérez Goyry.
Analista y Periodista Independiente.
Miembro del Instituto Nacional de Periodismo Latinoamericano.
Web: http://es.geocities.com/libertadeopinion/
Blog: http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/

22 de septiembre de 2008

Ayuda a frenar el Calentamiento Global

Principios de mi razón de ser, son que soy defendedor de causas sociales y políticas nobles. Empero, no creo en mefistofélicos defensores que lucran con los anhelos de fraternidad y buena voluntad universal de los seres humanos.
En lo personal, tengo la percepción de es insustituible la justicia, y que esta para ser coherente demanda ética, discernimiento y valor.
A propósito del Calentamiento Global y la falta de alimentos, es inaplazable escudriñar en lo aparentemente indescifrable para descubrir su esencia y verdad, como alternativa inteligente para solucionar el problema.
¡Tú puedes ser parte de la solución, para frenar el Calentamiento Global!
¿Quieres hacer algo para ayudar a parar el cambio climático?
Hay una serie de ideas muy simples que puedes incorporar a tu vida para reducir tus emisiones de CO2.

Para tu día a día

Cambia las bombillas: Reemplazar una bombilla normal por una de bajo consumo supone ahorrar 68 kilos de CO2 al año.

Conduce menos: Camina, monta en bici o usa el transporte público más a menudo. Ahorrarás casi medio kilo de CO2 por kilómetro al no usar el coche.

Recicla más: Puedes dejar de emitir una tonelada de CO2 al año reciclando sólo la mitad de tus desperdicios domésticos.

Revisa los neumáticos: Llevándolos debidamente inflados reducirás hasta un 3% el consumo de carburante y la consiguiente emisión a la atmósfera.

Usa menos agua caliente: Lleva mucha energía calentar agua. Reduciendo el caudal de la ducha o la bañera evitarás emitir hasta 158 kilos de CO2. Si lavas en agua fría o templada tu ropa, dejarás de emitir 226 kilos de CO2 al año.

Evita los productos con mucho envoltorio: Puedes dejar de emitir 544 kilos al año si reduces un 10% la basura derivada de envases.

Ajusta el termostato: Con un simple ajuste del termostato de 2 grados en invierno y otros 2 en verano puedes evitar emitir 900 kilos de CO2 al año.

Planta árboles: Un sólo árbol absorbe una tonelada de CO2 durante su vida.

Apaga los dispositivos electrónicos: No los dejes en stand-by. Simplemente apagando la televisión, DVD, equipo HI-FI y ordenador cuando no los uses, evitarás emitir miles de kilos de CO2 a la atmósfera.

Para el trabajo

Medir las emisiones de carbono: Hay Web que permiten calcularlas y hacer seguimientos de consumo. Apagar luces y aparatos electrónicos: Cuando no se utilizan. Puede encargarse alguien al final del día o instalar sensores que activen la luz sólo cuando detecten personas.

Desenchufar los cargadores: Ya que siguen consumiendo hasta un 95% de la energía aunque no haya un aparato conectado a ellos. Además si los móviles y otros aparatos fueran apagados durante la noche, sólo precisarían ser recargados la mitad de las veces.

Imprimir con responsabilidad y sólo las páginas que se necesitan. Hacerlo sobre papel reciclado o procedente de bosques sostenibles, con sellos como el de FSC.

Reciclar en la oficina: Colocar recipientes en los que depositar el papel y otros materiales como vidrio, plástico, etc.

Pensar antes de hacer un viaje de negocios. En ocasiones puede sustituirse por las videoconferencias. En caso de tener que viajar, utilizar el tren en lugar del coche o del avión cuando sea posible.

Comprar equipos ecoeficientes: Tener en cuenta el etiquetado de consumo energético a la hora de comprar bombillas y aparatos electrónicos y electrodomésticos.

Contratar energía verde: Exigir a las compañías de energía alternativas limpias.

Instalar tecnologías renovables: Equipamientos como placas solares y turbinas eólicas son más asequibles y permiten un ahorro en el consumo energético.

Fomentar el cambio y la concienciación: La organización de eventos o facilitar información para sensibilizar a empleados y compañeros puede ser un medio.

¡Participa y colabora... Está en peligro nuestra propia existencia, el de las futuras generaciones y la vida planetaria en general!

Pablo Felipe Pérez Goyry.
Analista y Periodista Independiente.
Miembro del Instituto Nacional de Periodismo Latinoamericano.
Web: http://es.geocities.com/libertadeopinion/
Blog: http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/

18 de septiembre de 2008

La fe que remueve montañas

Por Pablo Felipe Pérez Goyry.

Para aquellos que hemos tenido la experiencia de conocerlos de cerca, podemos asegurar que los huracanes (ciclones) y tormentas tropicales son impresionantes e impetuosas bravezas naturales que llevan asociados fuertes vientos y lluvias intensas, y puede afectar un área de entre 150 y 500 kilómetros de diámetro.
Precisamente, sospecho que en las últimas semanas, las tormentas Fey y Hanna, así como los huracanes Gustav e Ike, al corretear por las Antillas, se aliaron con el prehistórico régimen castro-comunista, para castigar sin piedad el archipiélago cubano y empeorar la difícil situación económica que de manera endémica existe en Cuba.
Por eso, ha sido la mayor catástrofe registrada en los últimos cincuenta años. De ahí, que más de medio millón de viviendas destruidas parcial o total han dejado a miles de familias en la calle y, miles están sin electricidad y agua potable; la mayoría de los cultivos están destruidos; los daños en la infraestructura económica son abundantes e infausto; hay miles de damnificados por las inundaciones. Se calcula que las perdidas son de cinco mil millones de dólares y puede durar la reconstrucción varios años.
Así que, el régimen se enfrenta al acrecentamiento de una economía colapsada, y no tiene los recursos imprescindibles para dar solución a la tragedia en corto plazo. Es decir, por ejemplo, que el carcinoma del déficit de viviendas, que hacia metástasis en la sociedad cubana, será mayor, y, si las promesas de solución nunca se cumplieron, ahora el desengaño será superlativo. Además, si las carencias, por décadas, predominaban en el angustioso quehacer de los cubanos, los pronósticos no son halagüeños.
En este momento, el pueblo cubano está sumergido en un contextus excesivamente embrollado, y el régimen con su arrogancia dictatorial se da el lujo de rechazar el ofrecimiento de ayuda humanitaria, hecha por las autoridades estadounidense, que con urgencia necesitan los cubanos que residen en el archipiélago. Por otro lado, a esto se suma el no-levantamiento de las restricciones a los cubanos exiliados para puedan enviar a sus familiares urgentes remesas, paquetes y visitarlos.
Tengo la percepción de que la sabia naturaleza le ha pasado unas facturas al régimen, para que las puertas de la verdad se abran y salga a la luz lo que ha ocultado con ayuda del hermetismo y el silencio cómplice. Indudablemente, el fracaso económico de la “revolución cubana” y la catástrofe de las últimas semanas, hará que la reconstrucción sea altamente costosa y sufra el pueblo un prolongado síndrome de abstinencia de gran alcance. Aunque no hay que descartar el aliado venezolano que probablemente arrime el hombro para apuntalar las necesidades de los Castro.
Con todo, mi punto de vista es que, como la mejor maestra es la experiencia y conociendo, las maquiavélicas mañas del régimen, ahora en manos de Raúl, esta realidad no implicará cambios políticos en Cuba, la libertad de los presos políticos y la solución a los graves problemas que hoy existen en el archipiélago.
Decía Benjamín Disraeli: “El mundo no ha sido conquistado nunca por la intriga, sino por la fe”. La fe que remueve montañas, que es una de las virtudes de los cubanos que más tarde que nunca conquistaran un mañana mejor. Porque frente a la desventura, la llama de la esperanza nunca se apaga y la nación cubana será capaz de enfrentar lo imposible para alcanzar la libertad plena.Ω

*Pablo Felipe Pérez Goyry.
Analista y Periodista Independiente.
Miembro del Instituto Nacional de Periodismo Latinoamericano.
Web: http://es.geocities.com/libertadeopinion/
Blog: http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/

Septiembre de 2008.

11 de septiembre de 2008

Detrás de Ike, las pesadillas y secuelas...

Por Pablo Felipe Pérez Goyry*

El pueblo cubano se debate entre códigos y sensaciones que lo sumergen en la incertidumbre y confinamiento, la turbación y desesperanza. Pareciera que es una contestación, conciente o consciente, de un país enmarañado en contrastes exagerados. Ahora, después del paso del huracán Ike, esta realidad se acentúa a más no poder. Los cubanos están sufriendo en carne propia castigo inclemente, consecuencia de esa fuerza natural ciclópea. El huracán se ha marchado y ha dejado después de su andadura: desolación espeluznante, destrucción apocalíptica y muertes inmerecidas.

Se habla de más de 30 mil viviendas afectadas y aproximadamente el 70 por ciento de las áreas agrícolas están arruinadas. En pocas palabras, la catástrofe es descomunal no-solo en viviendas y la agricultura, también en toda la infraestructura económica del país y son numerosas las personas damnificadas.
No es un secreto la difícil situación de los cubanos, que sobreviven en un aletargado contextus implantado por un régimen totalitario. Ahora mismo, los nacionales sobrellevan una de las mayores tragedias ocasionadas por un huracán, que traerá más pobreza y represión.
Pero si algo es repudiable es la incapacidad que enfrentan los compatriotas que viven en los EE.UU., a quienes se les niega la posibilidad de ayudar con remesas y paquetes postales a sus familiares, pues, Bush no quiere declarar una moratoria de 90 días a estas restricciones. De igual manera, si execrable es la actitud del gobierno estadounidense, es hipócrita la de aquellos que por décadas ha promovido y apoyado prohibiciones como esta. ¿Acaso estos no tiene familiares en la isla? ¿Por qué ahora solicitan ayuda directa para los cubanos que viven en la isla?
No quiero pensar mal, empero, tengo la percepción que estos “cubanos”, amalgamados al gobierno norteamericano, les remuerde la conciencia o ya están buscando votos para el partido republicano o demócrata, para las muy cercanas elecciones presidenciales. De ser así, no me extrañaría, pues, no es la primera vez que cosas parecidas ocurren en el exilio floridano. Es posible que, ellos, interpretan al dedillo que la procacidad conoce “el precio de todo y el valor de nada”. Sin embargo, acepto la pipa de la paz, porque en horas trágicas como las que viven los cubanos, decente es vigorizar lo anotado por la compatriota Beatriz del Carmen Pedrosa y cito: “En tiempos de catástrofe el tesoro más grande que pueda guardar la humanidad es la inteligencia seguida de la compasión y el amor al prójimo”. (Véase ‘Tiempos de cambio para una catástrofe’. Pedroso, Beatriz del Carmen. Misceláneas de Cuba. 6 de septiembre de 2008)
Desde esta tribuna, quiero sumar mi voz a las que hacen un llamado sincero a la comunidad internacional, para que más allá de los dogmas políticos llegue ayuda urgente al archipiélago. Detrás del huracán Ike, las pesadillas y secuelas, sumadas a las ya endémicas, abarrotan a los cubanos en un calvario interminable e inhumano; es esencial la solidaridad desinteresada y prudente para pueda llegar con celeridad la colaboración que permita mitigar la crisis humanitaria que existe en Cuba. ¡Namaste!
*Pablo Felipe Pérez Goyry.
Analista y Periodista Independiente.
Web Contextus: http://es.geocities.com/libertadeopinion/
Blog Contextus: http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/

Septiembre de 2008.



10 de septiembre de 2008

Huracanes y Calentamiento Global


Huracán Ike sobre Cuba

Por Pablo Felipe Pérez Goyry*

Indudable es el creciente interés por desarrollar tecnologías que faciliten predecir científicamente y con exactitud el comportamiento de los tornados, huracanes y otros eventos meteorológicos. Con relación a los huracanes y tormentas tropicales, se hacen ingentes esfuerzos para disminuir sus apocalípticas incidencias en diversas regiones del planeta, especialmente en el Océano Pacífico, Golfo de México y el Caribe. A propósito de estas dos últimas, los estragos en los últimos años han sido devastadores, y, el año 2008 pareciera no será la excepción.

Se asegura que una posible causa de la proliferación de huracanes y tormentas tropicales es el acrecentamiento de la temperatura en la Tierra.
Geert Jan Oldenburg, especialista del Real Instituto Meteorológico Neerlandés, KNMI, afirma que el calentamiento global estimula la diferencia de temperatura, del mar y el aire de la atmósfera, y esta circunstancia incentiva el desarrollo de los huracanes devastadores. Explica, que de acuerdo con leyes naturales, los huracanes se generan por la diferencia de la temperatura. Es decir, la caliente del agua de mar y la fría del aíre de la atmósfera, a una altura aproximada de 10 kilómetros . El aíre caliente y húmedo sube, y se acelera a medida que el ambiente a su alrededor es más frío. Debajo de esa columna de aíre que asciende, baja la presión atmosférica, por lo que afluye más aíre caliente y húmedo. La constante subida y afluencia de aíre tiene un efecto intensificador. Cuanto más aíre afluye al centro del huracán más rápido sube la columna, y una vez iniciado este proceso, solamente un bajón de temperatura puede debilitar este fenómeno meteorológico.

Huracán Gustav y la Tormenta tropical Hanna

Ejemplo ilustrativo del poder destructivo de estos fenómenos naturales es el de la ciudad de Nueva Orleáns, en Luisiana, donde el paso del huracán Katrina, en agosto de 2005, provoca grandes inundaciones y la población fue evacuada a refugios y las perdidas fueron millonarias. Otros, las últimas semanas en las islas mayores del Caribe, azotadas por el huracán Gustav, la tormenta tropical Hanna y hace poco el huracán Ike. Los tres eventos meteorológicos afectaron Haití y Cuba. Los haitianos no solo sufrieron perdidas materiales, también la muerte de centenares de sus nacionales. Según la agencia EFE, el huracán Ike ayer abandonó la costa noroeste de Cuba, y avanzó por el Golfo de México hacia el oeste-noroeste, rumbo a territorio de EE.UU., tras haber causado en la isla: 2 millones de personas evacuadas a zonas más seguras, 4 personas perdieron la vida, al menos 20 heridos y multimillonarios destrozos en viviendas, cultivos e infraestructuras.


Estragos provocados por Ike en Cuba

Por ahora, se pueden pronosticar los huracanes y tormentas tropicales, así como sus eventuales trayectorias, consecuencias y la posibilidad de al menos prevenir perdidas humanas y disminuir las materiales.
Todo indica que el calentamiento global y el efecto invernadero estimulan las mortíferas anomalías climáticas que afectan sistemáticamente al planeta.

Mientras redacto estas líneas, el huracán Ike se ha internado en el Golfo de México, para posiblemente fortalecerse y quién sabe si lastimara zonas del Sur estadounidense.¿Habrá más huracanes catastróficos? ¿Las consecuencias del calentamiento global y el efecto invernadero provocará más huracanes tropicales? ¿Cuántos Félix (ha sido uno de los más fuertes, alcanzando la categoría 5), Katrina, Gustav, Hanna e Ike afectaran el Caribe? ¿Cuánta fuerza tendrán los huracanes del mañana?
No hay que olvidar que siempre ayuda la veracidad de los acontecimientos, para comprender y discernir. La verdad es evidente y está ante nuestros ojos, y la única posible solución es obrar razonablemente ante esta realidad y curar las heridas que por décadas se le han causado al planeta y, hoy afectan a toda la humanidad.Ω

*Pablo Felipe Pérez Goyry.
Analista y Periodista Independiente.
Web Contextus: http://es.geocities.com/libertadeopinion/
Blog Contextus: http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/

Medellín, 10 de septiembre de 2008.


4 de septiembre de 2008

La cuadratura del círculo periodístico

José Saramago analiza en la UIMP las paradojas de la objetividad y otros dilemas del oficio de informar

Por Raquel Garzón – Santander
Reportaje
EL PAÍS - Sociedad - 31-07-2004

No se lo puso fácil ayer el premio Nobel de Literatura José Saramago a la tribu periodística en su conferencia Información, la cuadratura del círculo, con la que clausuró un seminario sobre la prensa, organizado por la Agencia Efe en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. En poco más de una hora, el escritor condenó "el concubinato" entre los medios de comunicación y los poderes políticos y económicos; cuestionó la independencia del periodista ("es una ficción de buenas intenciones"), despotricó contra la figura del creador de opinión ("con qué derecho por tener un espacio en los medios ambiciona que otros piensen como él"), afirmó que "la comunicación ha dejado de ser una forma de comunión" y lapidó -así, sin más- la ambición de objetividad del gremio: "Todo es cuestión del punto de vista", dijo.
El título ya prometía batalla: "Durante siglos se buscó reducir el círculo a un cuadrado. Recién en 1882", precisó Saramago, "se demostró que es imposible". La cuadratura del periodismo, según el escritor portugués, no es la información en sí, "de la cual vivimos rodeados más allá de los medios, incluso", sino la objetividad como ambición.
"Toda la información es subjetiva y no puede evitarlo. Subjetiva en su origen, en su transmisión y en su recepción", disparó implacable, porque existen "tantos entendimientos como receptores". Esta trampa no es salvable, para Saramago, limitándose a "la descripción de los hechos", puesto que en la elección del lenguaje se filtrará, otra vez, lo subjetivo. Con una anécdota reciente explicó por qué tampoco la imagen escapa al velo subjetivo. "La foto de las Azores: en la que vieron aquí, estaban los señores Bush, Blair y Aznar. En Portugal, aparecía un cuarto personaje que pasaba por allí, que entonces gobernaba el país y que hoy preside la Comisión Europea: Durão Barroso. Claro, entonces era sólo el que abría y cerraba la puerta", sostuvo.
Esa subjetividad inevitable y omnipresente se nutre también, según el escritor, del entorno: "¿Por qué pensamos lo que pensamos? ¿Por qué pienso esto y no lo que se pensaba en el siglo XIX o lo que se pensará en el XXIV", preguntó a un auditorio en el que se encontraban, hipnotizados por igual, el filósofo Emilio Lledó, los escritores Javier Cercas y Jordi Gracia, los alumnos inscritos en el curso y un racimo de periodistas.
"El pensamiento es el conjunto de ideas propias de una persona o colectividad, dice el diccionario", continuó Saramago. "Esto significa que pensamos lo que hay que pensar, no podemos pensar fuera de lo pensado. Estamos otra vez en el reino de la subjetividad. Pensamos lo que piensa nuestra época y lo expresamos en su lenguaje. Pensamos la parte de pensamiento común que hemos sido capaces de asimilar". Un panorama que, aseguró, lleva a preguntarse por el verdadero espacio de libertad de cada uno: "Hay 8.000 millones de personas en el mundo. Sería ridículo pensar en 8.000 millones de independencias, ¿verdad?". Llegados a ese punto, el escritor se confesó superado: "Ahora es cuando Emilio Lledó debería sentarse aquí y yo allí para aprender". Gentileza que el filósofo sevillano agradeció con una sonrisa.
"De una forma u otra, los periodistas no pueden dejar de ver lo que pasa", sostuvo Saramago. Algo que alimenta, dijo, "la conciencia infeliz" de los profesionales de la información obligados por "razones de supervivencia" a "cambiar de opinión cuando cambian de medio" y a ser "pequeños camaleones".
Según su análisis, "entre el jefe y el obrero, el periodista palpa el terreno más o menos inestable que lo sostiene y se pregunta si está más o menos dentro de la verdad del día que maneja su medio". Por eso quizá "mucho más útil que el debate sobre la independencia sea analizar las franjas de independencia relativa que les son permitidas a los profesionales". Un estudio que no puede perder de vista aquella vieja frase de que "los periódicos sirven para vender clientes a los anunciantes". ¿Cuál es la solución? Saramago hizo mutis por el foro: "No lo sé, yo soy un médico incapaz de curar pero hago diagnósticos estupendos", bromeó.

Transcripción: Pablo Felipe Pérez Goyry.
Analista y Periodista Independiente.
Web Contextus: http://es.geocities.com/libertadeopinion/
Blog Contextus: http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...

Photo Gallery / Galeria de Fotografías


Gallery Photos / Galeria Fotografías / ©Pablo Felipe Pérez Goyry. Analyst, Publisher, Digital Photographer and Community Manager en Analista, Redactor, Fotógrafo Digital y Community Manager... - https://goo.gl/Wnh4yu
.