Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

30 de junio de 2010

Daltonismo oficial - Por: Lic. Amelia M. Doval


Daltonismo oficial

Por: Lic. Amelia M. Doval
Miami, Fl

En Cuba existen dos tipos de mercados, en realidad varios formas de mercado. El oficial, el de bolsa negra y el permitido son los más conocidos. Siendo los dos últimos aquellos que ofrecen mejor servicio y más calidad.

Los órganos del gobierno intentan contrarrestar, según su parafrasear diario por más de cincuenta años, la influencia del mercado permitido pues éstos son unos ladrones que tienen precios elevados.

Lo de los precios es cuestionable, realmente son altos mas los inconvenientes y los riesgos también lo son. En cuanto calidad, en eso discrepan casi todos porque ni comparar se puede lo que el gobierno pone en sus ventas con lo expuesto por el campesino.

Para el gobierno cubano la recogida de las frutas coincide con su etapa de crecimiento o pudrición, es un concepto algo variable pero errado. El verde es su color preferido, digamos que para mantener la cultura militar en los comestibles o quizás porque la variación de color no es percibida por sus pupilas errantes. Las leyes del tráfico clasifican de incompetentes a quienes no pueden visualizar colores reales, por el peligro que representan. Los organismos intenacionales deberían hacer lo mismo con estos gobiernos daltónicos porque hemos descubierto que de no detener el impulso la epidemia se puede expandir.

Ya desde los inicios cuando el futuro de la nación se venía abajo, los discursos contradecían las evidencias y aún se mantenía la frase ¨´nuestra revolución es más verde que nuestras palmas¨´. Primera muestra de una enfermedad congénita adquirida al nacer.

La visión futurista es otra fase increiblemente presente en un gobierno sin perspectivas. Siempre se hacen planes quinquenales, se escuchan arrebatadas

consignas que crearán un hombre nuevo más adelante. Todo sería mejor en un futuro no visualizado aún. Las cifras de logros, los cambios, el progreso estará asegurado en un tiempo por venir. Incluso los productos alimenticios se venden con la posibilidad de que usted los consuma o los bote en un futuro. Nunca en un tiempo real y si es así debe apurarse porque podría ser tan evidente su madurez que lo podrido está en camino.

La visión esquizofrenica de la realidad no es una exageración de quienes pretenden criticar al gobierno, es una aseveración sin lugar a dudas, de las locuras creadas sobre la base de un futuro de ficción total. Se rompe con la realidad y se exagera el presente para obligar a soñar con un imposible. La ´´revolución cubana´´, es un proceso alcohólico que pierde el contacto real bajo los efectos de la palabra en exceso. Una enfermedad adquirida al nacer con un desenlace fatal para quienes están cerca de su influencia. Los gobernantes que la crearon pertenecen a otra definición que los hace excluyentes del círculo real de seres normalmente humanos. Cualquier categoría que se use dejaría por debajo las expectativas de critica.
Fotografía: Internet 

El arte de la Convivencia - Por: Yoani Sánchez


El arte de la Convivencia

Por: Yoani Sánchez
Generación Y 

Ayer fue día de carretera. Dos horas hacia Pinar del Río y en la noche volver sobre el camino de asfalto que separa a esa ciudad y a la ruidosa Habana. El viento colándose por la ventanilla y haciendo mi pelo una maraña, el estremecimiento en la nuca cada vez que el auto se topaba con un bache y ese susto que da la autopista oscura y mojada, salpicada por puntos de control de la policía. Pero sólo fueron molestias transitorias, que quedan olvidadas cuando evoco el patio de Karina abarrotado por los miembros y los amigos de la revista Convivencia. Anoche se anunciaron los resultados del concurso organizado por esa publicación, que galardonó obras en las categorías de ensayo, guión audiovisual, poesía, narrativa y fotografía. 

Reinaldo y yo formamos parte del jurado, junto a Ángel Santiesteban, Maikel Iglesias y Orlando Luis Pardo. En la tarde,  deliberamos sobre los textos e imágenes que habíamos valorado por separado durante semanas y que venían –algunos de ellos– bajo seudónimos sacados de la mitología griega. Al abrir los sobres con los nombres reales de los concursantes, nos alegró saber que entre los premiados no sólo había conocidos autores sino también jóvenes que por primera vez mandaban sus trabajos a un certamen. Cerca de las nueve se hicieron públicos los ganadores, en el único trozo de patio que la Reforma Urbana no le confiscó a la familia de Karina. Frente al muro levantado hace meses por los interventores, sonaron frases que tenían carácter de cincel, de barrena que traspasa cualquier tapia. Por un par de horas fue como si la fea muralla de ladrillo y planchas de zinc no estuviera allí, como si la hubiéramos echado abajo con palabras.

Ganadores del concurso Convivencia:

- Premio al mejor libro de cuentos para Francis Sánchez Rodríguez por “La salida”.
- Premio al mejor ensayo para Dimas Castellanos Martí por “Utopía, retos y dificultades en la Cuba de hoy.
- Premio al mejor cuaderno de poesía para Pedro Lázaro Martínez Martínez “Esto no es un arte poética…”.
- Premio al mejor guión audiovisual para Henry Constantin Ferreiro por “Cuando termina el otro mundo”.
- Premio al mejor tríptico fotográfico para Ángel Martínez Capote por “Impot, encia”.
,
Fotografía: Generación Y

Una historia conocida - Por: Lic. Amelia M. Doval


Una historia conocida

Por: Lic. Amelia M. Doval
Miami, Fl 

Cuentan los que saben y acumulan las historias que Cuba fue un sus mejores tiempos el reinado de la moda y la exclusividad. La Habana se distinguía por los productos y las bellas mujeres que trabajaban en sus tiendas. El Encanto, Fin de Siglo, competían en calidad y diseño. 

Los nacidos después del 59, no conocieron de esto más que lo contado por quienes disfrutaron de tanta opulencia. Para esta generación flotante que se ha transformado en adulto cercano al mundo de las canas y las arrugas, la realidad  fue otra. Vistieron con ropas generacionales pues pasaban de un familiar a otro, zapatos fuera de moda aunque siempre limpios. Perfumes y desodorantes eran una joya arqueológica y el champú Fiesta su única opción. 

Noches de Habana, sin el glamours de años anteriores, clubes nada exclusivos. Pocas playas, escazas piscinas y  abundante malecón. Un par de zapatos de Primor para ´´los quince de la niña´´ , una fiesta con reducidas ofertas y mucha demanda. Música hasta pasada la media noche resumiendo  la alegría de estar vivos. Cajas de talco a modo de rolos para amoldar el pelo. ´´Chancletas metedeo´´,batecasas, palabras que parecían salidas de un idioma que busca el facilismo mental por lo descriptivas. 

Desconocimiento casi general de las glorias pasadas. Muchos apagones morales y sociales que formaban parte del diario. Carencias de energia eléctricas haciendo de las noches una obligada velada medieval donde las narices, igual que chimeneas se cubrian de hollin interior. 

Helados de Coppelia, bajo el sofocante calor. Reservación del Conejito, un restaurante de moda y soñar con la Torre porque era exclusivo. Juguetes si llegabas con número escogido. Tres meses de vacaciones para andanzas infantiles. Matutinos, doble sesión. ¨´Pantalla¨´, un programa de películas del recuerdo, suficiente llanto para la tarde. Programas humorísticos que servían de tribuna a quienes querían criticar con risa para no provocar malos humores. 

En esos momentos era conocida la ropa soviética en pleno verano, circo soviético, exposición rusa, maestrias y postgrados de cultura hispana en la Unión Sovética. Premios de los 9500 millones a la Repúblicas Socialistas. Calzado preparado para frio mas no resistente al calor. Como idioma universal  el ruso, inservible y aspero en las costumbres pero útil para negociar en sus colonias.  Cintas de seda con grandes lazos, batas vaporosas. Tanta Europa resumida a un solo país. Muñequitos rusos odiados pero necesarios compitiendo con el exclusivo Elpidio Valdés, palmiche y sus contrarios. 

De aquellas famosas tiendas quedaron vagos recuerdos reforzados por el deseo desmesurado de aprender de un pasado que tenía un Encanto natural por más que la Epoca era diferente. Quizás llegaría el Fin de siglo, con otras espectativas ya no tan pendiente de los Ten cent de salario con pensamiento de miseria. Hoy la generación que toma la vanguardia de la juventud conoce de lo aprendido. Sus recuerdos son tan pobres como las vivencias de sus padres y las remebranzas de los abuelos. 

Ahora todo es diferente, las famosas escaleras rodantes que cincuenta años atrás causaron impacto hoy son piramides esculpidas sobre la inmovilidad. Mostradores que no enseñan sino ocultan la ausencia de productos. Lámparas que dejaron de ser luminarias para ocupar el puesto de espacios oscuros. Los aires acondicionados acaparan la atención en días calurosos porque su uso restringido es muestra de un pasado tan remoto como el pensamiento de querer cambiar la vida con adelantos ciéntificos. Cuba, un pais que avanza de marcha atrás, no porque busque sus orígenes sino porque desconoce su futuro. 
Fotografía: Internet 

¡Sentirse vivo!

¡Sentirse vivo! 

Es posible sentirse vivo? Podemos lograrlo?

Somos conscientes de que estamos vivos? Sabemos lo que es estar vivo?

Vivimos sumergidos en la rutina de todos los días, y no nos damos cuenta que cada día, cada momento, cada instante, cada segundo de nuestras vidas, es único… Tenemos que aprender a disfrutar más, a vivir intensamente, a valorar cada cosa que nos pasa…

Cuando te detenés a mirar el mundo, a observar la belleza que nos rodea, cuando te reís hasta que no podés más con tus amigos, cuando hacés lo que amás hacer, cuando viajas a un lugar que no conoces, cuando escribís una canción, cuando se te acelera el corazón ante una mirada, cuando haces el amor, cuando amás a alguien… te sentís vivo.

Pero no solo la felicidad te hace sentir vivo, sino también saber que dejás un testimonio de tu vida, saber que cuando ya no seas, algo de vos seguirá vivo en lo que vendrá... ¿Pero si sabés que no hay futuro? ¿Que nada de lo que hagas, ningún legado que dejes, ninguna contribución que hagas te va a sobrevivir? ¿Si sabés que todo se termina es posible sentirse vivo? ¿Cómo se puede ser feliz sabiendo que la vida se va a convertir en invierno?... en un invierno eterno.

Las cosas que nos hacen sentir realmente vivos son las cosas que vencen a la muerte, las que perduran en el tiempo.

Porque el éxtasis, la felicidad, es trascender. Es el momento en que todos somos eternos y estamos vivos de verdad. De todas las formas de egoísmo la peor es no pensar en los que vendrán. Sin ellos, sin la noción de que la vida es un ciclo sin fin nada tiene sentido.

Te sentís vivo no cuando la vida pasa, sino cuando vos pasás por la vida, cuando perdés el miedo a morir y a vivir. Te sentís vivo cuando sabés que cada momento es único, irrepetible, cuando sabés que nada empezó con vos y nada terminará con vos.

Solo sabiendo que habrá un mañana es que podremos vencer a la muerte, y sentirnos vivos!

Fotografía: Internet 

29 de junio de 2010

Un peaje al vicio - Por. Lic. Amelia M. Doval


Un peaje al vicio

 

Lic. Amelia M. Doval
Miami, Fl.

Trabajar no es un delito, ganarse la vida sabia y sanamente es gratificante. La vagancia es un acto de crueldad social, de abuso. Cuando al recorrer las calles de Miami encontramos la nueva modalidad del mendigo callejero que se anuncia con carteles a los cuales le imprime en el texto gracia y relativa sinceridad se pudiera cuestionar el sentido de pedir. De un lado de la carretera a otro compiten hombres honestos.
Se vende de todo bajo el sol mientras los cuerpos sufren del sofocante calor sumado a los riesgos de encontrar un chofer despreocupado. Del otro lado hombres fuertes, capaces de enfrentar el mundo, si tuvieran un poco de cordura para sostener a raya sus vicios, dedican las horas a rogar una limosna.

Es denigrante la imagen apostólica que asumen estos individuos. Cigarro en mano, botella al pie, cartel sostenido, sonrisa en los labios, paso lento. Cuestionarse cómo un ser puede llegar a perder el sentido  de respeto hacía sí mismo no es el tema. Lo más preocupante es ver la depauperación del ser humano. Dirigiendo la vista hacía delante se pueden ver rostros jóvenes que asumen el diario. No todo está perdido, la juventud se enfrenta a los años venideros con el deber de aprender ahora, cuando es su momento, su tiempo.

Es justo o no entregar dinero para el vicio, sería loable descubrir en esto un trabajo. Al menos no es un robo a punto de pistola, no asaltan, piden. Es lógico entregarse a la caridad pública cuando la abundancia física y la salud no justifican esta imagen de desamparo. Son demasiadas preguntas, considerar que recurrir a la lástima es una manera sana de ganarse la vida, deja sin palabras al sacrificio. La persona trabajadora, cansada de entregarse desde la mañana a una jornada de esfuerzos siente vergüenza  y coolabora con este crimen al respeto ajeno. No son visitantes ocasionales han encontrado en pasear bajo el sol con su pancarta una buena fuente de ganancia. Si usted necesita pasar cada día dos veces por el mismo lugar, estaría pagando el peaje al vicio.

Cada ser humano debe ser autónomo en el momento de escoger su futuro. El libre albeldrío es una opción, un requerimiento para sostener la línea de vida. La mentalidad de crisis económica abre las puertas al pensamiento debilitado por el vicio de obtener lo deseado sin esfuerzo propio. Sería justo preguntar si el sacrificio de salir a pedir, no es similar al de trabajar o es simplemente que de esta manera se evaden las reglas sociales. No hay jefes, no hay normas, no es necesario reprimir los gustos excesivos porque justamente estos son los que procuran el dinero para sostenerlos.

Desgracia, enfermedad, vicio, irresponsabilidad social y personal. ¿Merecen estos hombres un mundo mejor?. ¿Realmente ellos están buscándolo o se conforman?. Facilismo moral o abandono social. Culpar al gobierno es escoger la línea equivocada. Entregarse al dominio de los placeres dañinos puede ser una debilidad personal o psiquica. No es justo trazar una línea y cuestionar sin medida.  Aunque tampoco  se puede omitir que el ser humano trabajador mantiene doblemente el vicio desmesurado de quienes lo practican. Cuando se contribuye con dinero del salario a sostener a los más necesitados y cuando éstos no hacen el menor esfuerzo por romper el ciclo, saliendo  a la calle  con el firme propósito de provocar en usted el deseo de ayudar. No sentir vergüenza ante una mano que pide cuando forma parte de un cuerpo menos cansado que el suyo,no es delito, es respetarse como ciudadano que aporta a la vida ofreciendo sus mayores esfuerzos.
Fotografía: Internet

Llamamiento de las Damas de Blanco y de la madre de Guillermo Fariñas para poder salvarlo de morir


Llamamiento de las Damas de Blanco y de la madre de Fariñas para poder salvarlo de morir

Madre de Fariñas: “Le pido como madre al gobierno cubano, para que por favor tenga un gesto de buena voluntad humanitario, para que Guillermo no se muera”.

Las Damas de Blanco: “La situación de Fariñas es algo que compete directamente a las Damas de Blanco, tenemos que hacer un llamado al gobierno y a todas las personas de buena voluntad del mundo, tenemos unir nuestras voces para pedirle al gobierno que acabe de liberar a los presos más enfermos para que Fariñas se salve. No podemos permitir otro Zapata”.

29 de junio, 2010.- El opositor y periodista Guillemos Fariñas, quien lleva ya 127 días en huelga de hambre para pedir al régimen cubano que libere a los preso políticos de la Primavera Negra más enfermos, está muy grave, consciente pero con dolores insoportables. Así lo ha contado la propia madre de Fariñas, Alicia Hernández, a la Asociación Damas de Blanco.

La madre de Fariñas ha hecho un llamado “a los gobiernos de buena voluntad del mundo para que interfieran ante el gobierno cubano para que cabe ya de resolver la situación de los presos por los que Guillermo pide”.

Alicia está muy preocupada por la vida de su hijo, pues está en estado crítico. Está infectado por un estafilococo que le provoca una fiebre muy alta, y tiene una obstrucción en el cuello. Hoy mismo le darán los resultados que confirmarán si tiene o no un trombo. De ser así la vida de Fariñas corre grave peligro.

Pese a no apoyar a Guillermo en esta huelga, Alicia está en todo momento a su lado y ha pedido “como madre, al gobierno cubano, para que por favor tenga un gesto de buena voluntad humanitario, para que él no se muera.” Los intentos de ella por hacerle dejar la huelga han sido en vano. “No apoyo esta decisión de él y sí le he pedido que deje la huelga, pero eso imposible con él”, reconocía.

Asimismo, Alicia ha querido dar las gracias a la Unión Europea que “sé que está haciendo mucho para que esta situación se resuelva con el gobierno, y también darle las gracias a la Iglesia que a través de ella se ha logrado algo pero no todo lo que hace falta”.

Por su parte las Damas de Blanco, quienes ya han estado en dos ocasiones visitando a Fariñas en Santa Clara para pedirle que dejase la huelga, se han mostrado consternadas con la noticia.

“Para nosotras es más importante que él continúe vivo. Pero él nos ha dicho que él nunca nos pediría que dejáramos de caminar porque sabe que es un problema de principios y que no lo dejaríamos de hacer, y que entendiéramos que él diera su vida si es necesario por la libertad de los presos más enfermos”, nos ha contado Laura Pollán, una de las Damas de Blanco y representante de la Asociación.

“No tenemos mucho tiempo porque la vida de Fariñas está en juego y las Damas de Blanco nos sentimos responsables. Porque él está arriesgando su vida por nuestros familiares. Así es que la situación de Fariñas es algo que compete directamente a las Damas de Blanco, y nosotras no podemos permitir que él muera”, señalaba Laura.

Por ello las Damas han querido hacer un llamamiento “al gobierno y a todas las personas de buena voluntad del mundo, tenemos que salvar a Fariñas, escúchennos, vamos a y unir nuestras voces, vamos a pedirle al gobierno que acabe de liberar a los presos más enfermos para que Fariñas se salve. No podemos permitir otro Zapata”.

Saben que convencer a Guillermo no es fácil porque él mismo les ha dicho “a mí desde pequeño me enseñaron en las letras del himno nacional que morir por la patria es vivir, y si a mí me toca en estos momentos lo voy a hacer a gusto porque lo estoy haciendo por la libertad de mis hermanos que están injustamente encarcelados”.

Las Damas de Blanco consideran que la situación de los presos políticos se está dilatando mucho, pues ellas esperaban que se hubiesen dado ya al menos 10 o 12 excarcelaciones. El colectivo cree que el régimen cubano está ganando tiempo, esperando a que en septiembre esté de nuevo en el candelero el tema de la Posición Común.

Pese a que no saben si el régimen de los Castro cederá o no ante la petición de Fariñas, pues el régimen “actúa contra la lógica”, las familiares de los presos políticos se han mostrado esperanzadas ya que la misma Iglesia les ha dicho que esperan excarcelaciones y asegura que de no ser así el gobierno de Cuba no les estaría mintiendo a ellas sino a la propia Iglesia. “Las Damas pensamos que no sería favorable para este gobierno atreverse a mentirle a una institución tan reconocida como es la Iglesia Católica”.

Para más información:
Asociación Damas de Blanco
María Altozano
Tlf. 622548844

Fariñas, un héroe necesario - Por: Lic. Amelia M. Doval


Fariñas, un héroe necesario 



Por: Lic. Amelia M. Doval.
Miami, Fl

Una súplica, un gesto humanitario. La buena voluntad se necesita para que no fallezca la tenacidad del hombre, la perseverancia del héroe. Son más de cien los días que la constancia del pensamiento ha mantenido la huelga. Fariñas no doblega su espíritu, es la salud que se quebranta. 

Cuba está entregando sus hijos a una batalla que se sostiene con el empeño y la intención de hacer al mundo partícipe de su dolor. El precio es demasiado alto. Para una madre que pide porque su hijo viva es crueldad del carcelero cuando no escucha, cuando no intenta redimir con su respueta. Son sus lágrimas de dolor, convicción,  amargura un grito de renuncia y  desespero. 

Es Zapata, es Fariñas, es Sigler, el pueblo que se une con nombres o sin ellos a defender lo justo de vivir con respeto. Como soberanos de su voluntad no sojuzgados, odiados por su misma gente. 

La Patria necesita, con mayúscula, hombres que se unan para levantarla en peso y hacerla nueva. Es tiempo de mirar con agudeza y hablar con voz de trueno. No es necesario pensar desde tribunas con una sola frase engalanada de momentos, de dudas o recuerdos.


Fariñas es Cuba. Palabra amordazada, silencio roto por el llanto de una madre. Es historia que escrita con lineas curvas o rectas es la misma de todos los que han luchado. No queremos héroes, necesitamos patria. Queremos la vida de estos luchadores que optaron por usar la frase como bala e inmolarse sin más armas que su muerte. 

Un cuerpo que explota día a día, porque su delgadez es frase sobre papel de piel humana. Basta ya de llenar la isla de lápidas y odios, somos cubanos todos y solo hay una batalla. Por los motivos que sean, no queremos vivir como hasta ahora perdiendo la franqueza, la imagen. Dejando de ser para vivir otras culturas. Perdiendo el habla porque nos mutilan la voz.

Cerrando los ojos porque no existe más mundo dentro de esa enorme cárcel que ha perdido color, textura y sueños. Necesitamos, exigimos, una Cuba Libre, nuestra, suya de todos. Una Cuba que entre al universo con voz propia, con elegancia, con magestual entereza y sin doblegarse nunca más ante un tirano. Roguemos hoy por Fariñas, por todos los cubanos.
Miami, Fl
Fotografías: Internet 

Los abuelos descansan en mi jardín - Por: Yoani Sánchez


Los abuelos descansan en mi jardín


Generación Y

Un jarrón de color azulado se destaca desde hace un par de días entre las plantas de nuestro jardín, a catorce pisos de altura. Aún no tenemos una idea clara de qué vamos a hacer con las cenizas de mis abuelos. Por el momento, están cobijadas entre los helechos y la sombra de una estirada yagruma que sobresale más allá del muro del balcón. Mi madre logró –después de apelar a varias amistades y de estimular materialmente a los funcionarios indicados– cremar a sus padres que yacían en un panteón público del Cementerio de Colón. Terminada la acción del fuego, el resultado fue a parar al interior de un recipiente de barro al que se le nota –en cada centímetro– que contiene los restos de una persona.

Dentro del ánfora están Ana y Eliseo, los dos abuelos junto a los que nací y crecí en una cuartería de Centro Habana. Ella lavaba y planchaba para la calle, él trabajaba en el ferrocarril y fumaba su pipa frente a las dos curiosas niñas que éramos mi hermana y yo. Semianalfabetos los dos, habían levantado una pequeña familia a golpe de batea y jabón, de pico y pala sobre la línea del tren. Ambos exhibían esa mezcla de genio y autoridad que nos hacía quererlos y temerles. Tenían sangre asturiana y canaria, quizás por eso a “Papán” le deleitaban los guateques campesinos y a Ana en el barrio todos la apodaban “la gallega”. Sus máximas posesiones eran un escaparate y una cama de caoba y la vitrina con copas que nunca pudimos usar porque eran sólo para adornar la diminuta sala-comedor-dormitorio.

El abuelo murió el mismo año del éxodo del Mariel. Su corazón estaba acolchado en la grasa de los chicharrones de cerdo que tanto le gustaban. Se fue en paz y dejó a Ana bajo su nueva condición de viuda, al menos durante cinco años. La partida de ella fue mucho más triste: estaba sentada en la silla equivocada en la cafetería El Lluera, cuando un par de borrachos entró tirando botellas y una la alcanzó en la frente. La etapa de tener abuelos se nos acabó pronto. Adiós a las malcriadeces, a las medias remendadas por unas manos diestras y a la leche tibia llevada hasta la cama. En todo este tiempo nunca fui a ver sus tumbas, para que el granito gris no reemplazara los recuerdos que tenía de ellos. Hoy –testarudamente– han retornado junto a mí, en un pequeño jarrón tan sencillo y efímero como sus propias vidas.

Una historia personal - Por: Martha Beatriz Roque Cabello


Una historia personal


Ciudad de La Habana, 28 de junio de 2010.

El pasado 21 de junio, una vez terminada una sesión de Internet en el Hotel Telégrafo en Centro Habana, decidí dirigirme a la Habana Vieja, estaba lloviendo y abordé un taxi estatal, el que me pidió un pago en moneda convertible (cuc) sin utilizar el taxímetro, a lo cual accedí, ya que esto se ha convertido en una costumbre en el país.

Cuando iba en el camino, el taxista desvío su ruta, yo le requerí que fuera hacia la derecha y él dijo que me dejaría en un lugar que era lo mismo. Efectivamente detuvo el auto en la Lonja del Comercio, cuando le había dicho que iba para la calle Obispo. Tras una conversación desagradable con el chofer, en la que le tuve que preguntar que si no entendía el español, pues se encaprichaba que me quedara allí y fuera caminando, me dijo que le tenía que dar un peso convertible más para llevarme a donde habíamos convenido.

Decidí  apearme del auto y decirle que no le iba a dar nada, pues ciertamente no me había llevado hasta donde habíamos acordado. Él aparcó el auto se apeó y fue directo hacia donde se encontraban dos policías en la calle de los Oficios. Con el brazo estirado me señalaba y antes de que los guardias me llamaran, fui directamente hacia ellos.

Me preguntaron que pasaba y comencé a exponerles la situación, pero el chofer no me dejaba hablar, me manoteaba la cara y me decía que me iba a entrar a galletas, que era una lástima que no fuera hombre, adicionalmente también espetaba toda una sarta de insultos referidos a mi edad.

Uno de los policías, que fue el único que habló, me repetía constantemente: “Páguele, compañera, no ve que está tomado”. Yo le solicité que me condujera a la Unidad, en vistas de que él como autoridad no hacía nada, pero fue inútil. Me preguntó la edad y explicó que en la Unidad no iba a resolver nada, que me tendrían allí hasta altas horas de la noche, sin ninguna solución.

Cuando trataba de explicarle, me repetía lo mismo una y otra vez e incluso llegó a decirme que me fuera con el taxista que me iba a llevar, a pesar de que ya yo había descubierto, cuando se acercó a manotearme la cara, que tenía aliento etílico.

Finalmente, el chofer dijo unas cuantas palabras obscenas y se fue. Yo le pregunté  al sub oficial si me podía retirar y él me dijo que sí.

Fui a la Unidad de la Policía de Centro Habana, en la calle Zanja y allí el Capitán que ejercía como Oficial de Guardia Superior, me recomendó que fuera a Cuba y Chacón, ya que ellos tendrían que tramitarlo por ser de la Policía Especializada.

Me dirigí  a Cuba y Chacón y el guardia de la entrada me informó que quien debía atenderme era el capitán Cané, pero se encontraba en Dragones y Zulueta, por lo que me vi en la necesidad de visitar esta tercera Unidad.

El capitán Cané me atendió, tomó mis datos del carné de identidad y cuando estábamos en el medio de la conversación entró un teniente coronel que dijo llamarse Villanueva y explicó que era el primer segundo jefe de la policía en el municipio y que nos habíamos cruzado en el camino, pues él me había ido a buscar a Cuba y Chacón.

En esos momentos timbró el celular del capitán Cané y este contestó:  “Sí, está aquí con el teniente coronel Villanueva y conmigo”, inmediatamente pidió permiso para salir.

Terminé  la conversación con el oficial superior y le expliqué que un chofer de taxi, tan agresivo y al parecer beodo, no debía seguir trabajando al menos en el día de la fecha y dijo que lo mandaría a buscar.

Finalmente, quedó en darme una respuesta, que se suponía fuera en un tiempo prudencial, 72 horas, pero ya ha pasado una semana y no ha habido ninguna contestación sobre la actitud de los policías que permitieron que delante de ellos me amenazaran e insultaran, que continuara manejando un transporte público un chofer que el consideró estaba tomado y que no pusiera el taxímetro, como está establecido.

En esta desprotección viven los ciudadanos en Cuba y por qué no pensar que el policía que tenía tanta insistencia en que le pagara al chofer, iba a tener su tajada.

La chapilla de los dos policías: 51946 (el que habló todo el tiempo) 50942
El auto: Marca Skoda, color blanco, chapa HWV499, de la Base de Taxis No.12 el carro 575

Colapso - Por: Martha Beatriz Roque Cabello


Colapso



Por: Martha Beatriz Roque Cabello
Ciudad de La Habana, 28 de junio de 2010

No hay que ser economista, ni siquiera entendido en la materia, un simple observador de la vida del país sabe que si hay recursos desempleados, tales como: trabajadores, fábricas y tierras ociosas, la economía no se encuentra en el límite de posibilidades de producción sino en algún punto situado por debajo. Si a esto se añade el descontrol, se obtiene una fórmula de ineficiencia y retroceso, que es la que impera en estos momentos en la isla. El actual gobierno, debido a la intervención estatal, no ha sido capaz de construir un sistema económico eficiente, ya que no considera necesario –entre otras cosas- las recompensas para estimular a los trabajadores, sólo quiere mantenerse en el poder a través de la “ideología” mediatizada e impuesta desde los primeros años de la infancia.

La semana que recién termina ha estado caracterizada por la insistencia en el ahorro -como si fuera la solución de los problemas- el incremento en los apagones; la escasez de agua y la falta de alimentos, no sólo en los establecimientos de venta, sino también en los hogares.

Un país que hasta hace poco se regodeaba en la idea de tener tecnología de punta para la salud pública, hoy aboga porque el examen clínico supla cualquier carencia o evite todo gasto innecesario de recursos, para que no exista tanta dependencia de las tecnologías de diagnóstico, como premisa del sistema de salud. Se plantea un ahorro en el expendio desmedido de recetas médicas y en el uso de análisis complementarios innecesarios.

Las determinaciones de cambio que se supone que tome el gobierno para solucionar la crisis, están todavía en alguna gaveta. Aunque todos están conscientes que los tiempos exigen mayor rapidez en la toma de medidas, las decisiones se tornan extremadamente lentas, y por otro lado, algún asesor gubernamental -de los que le serruchan las patas a la mesa- ha propuesto en medio de esta crisis cambios en la División Político Administrativa del país, que vendrán a complicar aún más la situación de los empleos sin productividad alguna, dividiendo provincias y haciendo nuevos municipios, con la creación de más estructuras administrativas, que solo servirán para incrementar la ineficiencia. No existe la menor idea de que antes se pudieran realizar análisis de riesgos, para ver si esta nueva organización traerá factibilidad y beneficio económico.

Como algo adicional, que aumenta el daño irreversible por el que está pasando la economía del país, se encuentra el descontrol existente en las empresas. Los resultados de cualquier auditoria, ya sea nacional o provincial, cuando se publican en la prensa, son desastrosos. Y como solución: la aplicación de medidas disciplinarias.

La Contralora General de la República quiere que a estas alturas, se comprenda la necesidad del control para alcanzar una mayor eficiencia económica. Sin embargo las empresas y unidades presupuestadas carecen de asesoramiento, de sistemas de contabilidad coherentes a la actividad que realizan y sobre todo de información documental que les permita realizar consultas, en un país en que la mayoría de las transacciones comerciales se consideran delitos, porque violan algo establecido

Sigue siendo la estación estival la gran preocupación del gobierno, se ha convocado incluso a utilizar de manera sistemática y óptima el talento artístico en los territorios, para proponer una programación cultural atractiva y diversa que permita que la gente esté ocupada durante el verano, que se presenta difícil para las autoridades. Se le da gran importancia al hecho de que en tiempos de crisis económica, haya que sostener la vida cultural con soluciones creativas, de modo que se consiga satisfacer plenamente las necesidades espirituales de la población

Sin embargo, en estos momentos los pocos estímulos que tenían los trabajadores, tales como casas en la playa, equipos electrodomésticos, etc., están eliminados, pues se lucha “contra las gratuidades”, esas mismas que se impusieron como línea de trabajo durante tantos años. Se habla de ellas como si no se supiera quién las inventó.

Por su parte los trabajadores se separan cada vez más de la línea gubernamental, tratando de resolver sus problemas del día a día y dejando de asistir a las llamadas Asambleas de los Trabajadores, que en algunos centros laborales ni se efectúan; y eso que en diciembre del 2004, cuando se llevó a cabo el XV Pleno del comité Nacional de la CTC (Central de Trabajadores de Cuba), se dieron las orientaciones para potenciar el sistema de Asambleas, lo que demuestra que todas estas actividades de las organizaciones de masas e incluso del Partido Comunista, se quedan en los acuerdos.

Cada vez que se hace un análisis de la situación económica y social del país, resulta peor en sus resultados que el anterior, la gerontocracia se empeña en mantener la línea dura de extremo, que sin lugar a dudas hará colapsar en cualquier momento el país. Aquellos que administran los recursos del Estado, a nombre de los gobernantes totalitarios, no tienen en cuenta que deben preservarlos y mucho menos la forma de emplearlos en beneficio de la sociedad.
Fotografía: Internet 

Conetxtus Libertad de Palabra y Opinión

28 de junio de 2010

Carta a la Ministra de Cultura de la República de Colombia


Carta a la Ministra de Cultura de la Republica de Colombia 

Conexión Cubana
West New York,N.J.
26 de Junio 2010.

Carta abierta:

Honorable Doctora,
Paula Marcela Moreno
Ministra de Cultura
República de Colombia.


La ciudad de Medellín será sede del Congreso Iberoamericano de Cultura y tendrá  como invitado al polémico canta-autor Silvio Rodríguez. Ustedes están en todo su derecho de escoger a sus participantes. Nosotros no cuestionamos eso, seria una intromisión  en las decisiones de su Ministerio al cual usted representa. Y la Alcaldía de Medellín. Castro si se ha entrometido en los problemas de Colombia de una forma cruel financiando, entrenando y apoyando las narco-guerrillas.

Pero si nos vemos en el deber de que el pueblo de Medellín, sede del Congreso sepa a quien está recibiendo.

En días pasados escuché  una entrevista de la futura Primera Dama de la República: María Clemencia de Santos. De su noble colaboración voluntaria en los hospitales de campaña, ella (María Clemencia) decía- con voz entrecortada, claro esta no es nada fácil hablar de dolores, de muerte. Mencionaba que una de las experiencias más desagradable  “Era ver un joven soldado del Ejercito Constitucional de Colombia que había perdido su pierna y a modo de aliento le decía, que quería que se pusiera bien para la próxima vez poder bailar con el soldado-joven, que se encontraba en tan dolorosa situación”

Como un relámpago, vino a mi mente  la oficina de MNL, en la Habana tan pública y a la vista como si fuera una oficina comercial común y corriente, pero representaba todo lo contrario: violencia, muerte y terrorismo.

En las zonas montañosas de  la provincia de Pinar del Río las FARC tenia sus campamentos de entrenamientos sub-divididos por especialidades, guerras de guerrillas, guerrillas urbanas y team de operaciones de inteligencias, estos eran asesorados por Tropas Especiales del Ministerio del Interior, de ahí sus operaciones de secuestro, es bueno señalar que fue en Cuba donde nace el secuestro de personas y aviones como un modo de buscar dinero y hacerse sentir con la prensa de su presencia. 1956-1958.

                                                -2-  

   Fue en esas frondosas montañas por cierto hermosísimas donde jóvenes-guerrilleros aprendieron el maléfico arte de hacer minas personales, de fabricar bombas, de camuflarlas de tal forma imposible de detectar, que otros jóvenes compatriotas de ellos iban a perder sus piernas y muchos la vida. En esos mismos campamentos fue donde el tal Che se preparo para su viaje sin regreso, el sin saberlo se estaba entrenando para la muerte, Castro después le suspendió toda ayuda logística y los planos estaban confeccionados a propio intento mal, el tal Che dice en su diario- “Me gustaría tener delante quien confecciona los planos, llevo tres días dándole la vuelta al  Ñacahuazo” También, se dieron cuenta de lo obsoleto de los radios trasmisores, recibían pero no enviaban. Castro lo mando a una muerte al seguro, Castro Pro-ruso, Che Pro-chino. Ironías de la historia  el MNL y la FARC, recibían equipos de primera, embarcado por la Marina Mercante Cubana ( hoy casi desaparecida) a diferentes puntos del golfo Atlántico y Pacifico, en operaciones tipo agente 007, como le llamaban a unos de los hermanos De La Guardia, fusilado en causa No. 1 del año 1989 y uno de los primeros hombres en establecer contacto con Pablo Escobar.

   Colombia y Cuba tenemos algo en común no es la Salsa (guaracha) ni Cartagena de Indias con sus edificaciones, estamos unidos por el dolor de la guerra, por las noches de violencia y terror vividas, y para dolor y pena nuestra fabricada con premeditación y alta alevosía en La Habana, no esta lejos el día que el exilio-cubano le pida disculpa al inteligente pueblo Colombiano, el que de una manera sabia a escogido las URNAS como modo de resolver sus problemas y no la guerra fraticida.

   De donde viene Silvio Rodríguez, pues bien de una familia de ideas socialista, es allí donde de niño comienza a escuchar los utópicos sueños de igualad-socialista, ver resultados en la desaparición de la Unión de Republicas Socialista Soviética. Dice que de niño escribió  algunos poemas para la revista “Juventud Socialista” y luego hizo algunos dibujos para los cuentos de Cabrera Infante. En la misma revista.

    Se desmoviliza del Servicio Militar Obligatorio, en el cual participo en dos Festivales Militares, sin obtener triunfo alguno, años después diría que  sus canciones no eran interpretadas, claro era de esperar le cantaba al amor y la Revolución Cultural, le había declarado la guerra al Dulce y Romántico Bolero. El Ministro de Cultura era Armando Hart, el mismo que reconoce en el 50 aniversario de la muerte su hermano Enrique, que había muerto accidentalmente fabricando bombas junto a dos jóvenes.

                                                        -3-

   1967 debuta en la TV nacional, con botas Militares, no tenía zapatos, su grupo de derecho a comprarlo no le correspondía. Por cierto uno por año, ustedes se preguntaran que rayos es esto de comprar un par al año y por una libreta de racionamiento, ustedes dirán ¡NO ENTIENDO!

   Haydee Santamaría esposa en aquella época del Ministro de Cultura era la Directora de Casas de las Américas, cuna de terroristas disfrazados de intelectuales de izquierda, de guerrilleros sin escrúpulos auto-titulándose escritores, de poetas revoltosos, de pintores-muralistas de consignas revolucionarias. Le sirve de madrina y los tiene allí de artistas permanentes.

   La prestigiosa escuela de pintura de San Alejandro, desde 1961 año de la falsa campaña de Alfabetización, que no fue más que una campaña de adoctrinamiento ejemplo sencillo, lección primera del manual:

                                              OEA

  Se le preguntaba al alumno que les venia a la mente, muchas de las respuestas… ¡NO SÉ! Los Alfabetizadores les decían.

   La O.E.A, es una organización donde están reunidos todos los títeres de Latinoamérica al servicio del imperialismo YANKI, irónicamente Cuba es declarada Vice-presidente de la Comisión de derechos Humanos en nuestro continente recientemente. Más adelante le hablaban de las vocales débiles.

   En San Alejandro se prohibió presentar trabajos con imágenes religiosas, los Ángeles, tema muy acostumbrado fue censurado, los temas libres dejaron de ser  y los temas obligatorios era sobre: ESTUDIO, TRABAJO Y FUSIL. Las pinturas costumbristas y paisajes eran cosa del pasado capitalista. Pintar un alba llena de luz y un crepúsculo lleno de colores sobre la campiña cubana era prohibido. Tal parecía que había un odio marcado sobre la naturaleza, años mas tarde Castro decía- ¡Somos más fuertes que la naturaleza!

  Las artes en general fueron controladas y politizadas, fueron creados los Institutos Superiores de Arte, se llega a ellos no por talento sino por integración política, los jóvenes no revolucionarios, son discriminados, el lema “Con la revolución todo, contra la revolución nada”  fue su constante, algunos lograron salir y son verdaderos triunfadores.

  La música fue la mas penetrada  de las artes, nace un grupito de canta-autores, al frente de Silvio, Pablo Milanes, Nicola y Sara García, se dicen llamar la Nueva Trova, la que había nacido un siglo antes, nace con ellos las canciones protestas, que no se quejaban de nada sino al contrario era una sumisión al régimen total. Los nuevos trovadores politizados comienzan a recibir prebendas del gobierno, vestir botas militares era una representación de la nueva onda, la camisa usada por los cortadores de caña, era otra manera de identificarse entre ellos, el buen vestir era considerado desviación ideológica, los jean (pantalones de corte americano era un suicidio usarlo) prohibido usar el pelo largo, nada que viniera de América era bien visto, ahora mas del 75% de la alimentación viene de la América odiada y somos los  exiliados los que prácticamente con las remesas de dinero enviados a nuestros familiares sostienen esa tiranía, nuestro concepto de familia los ayuda a ellos (el gobierno) pero nos vemos entre el instinto y el raciocinio.

   El 4 de junio pasado fue uno de los días más tristes vividos en el exilio, simpatizantes de Silvio Rodríguez, organizados por la oficina de intereses cubanos en New York, con banderas cubanas extranjeros quisieron agredirnos y gritaban consignas revolucionario, una vez mas la cultura politizada, hay fotos, videos, testigos.

   Muchos llaman a Silvio “el poeta” y yo me pregunto la poesía se destaca por la sensibilidad en la mayoría de los casos y sin embargo este señor en una de sus canciones mas cantada dice- ¡TE DOY UNA CANCIÓN CON MIS DOS MANOS CON LAS MISMA DE MATAR!

   Silvio Rodríguez el artista firma una carta para apoyar la pena de muerto a tres jóvenes que querían inmigrar, algo que sucede en el mundo entero, le canta al Che comandante el extranjero-ilegal que ejecuto cubanos nada mas con solo tres meses en Cuba, que decía antes la duda la muerte, en cuatro meses fusilo en La Cabaña 214 cubanos y aun estaba en vigencia el articulo 25 de la Constitución de la Republica que decía categóricamente prohibida la pena de muerte.

   Las Damas de Blanco, pacíficamente marchan domingo tras domingo pidiendo libertad por sus familiares por pedir libertad de expresión, son golpeadas, humilladas, maltratadas. Silvio Rodríguez jamás le ha cantado al dolor de esas valerosas mujeres-cubanas.

  Señora Ministra, José Martí, El Apóstol, El Maestro dijo de una forma sencilla pero profunda. !SER CULTO, PARA SER LIBRE! Nuestra cultura esta politizada desde el mismo 1959, por tal motivo hemos dejado de ser libre.

   Nos gustaría que algún día nos invitaran en el lugar más emblemático de Colombia a presentar nuestra exposición. ¿Cuba, revolución o terrorismo?

   Sin más les deseamos el mejor de los éxitos en el  Congreso, con Silvio o sin Silvio.

Fundación Eduardo Facciolo Alba,
Primer mártir del periodismo cubano.
1826-1852.

Nota: De ser publicada esta carta el exilio-cubano estaría agradecido de corazón con ustedes. 
Fotografía: Internet 

27 de junio de 2010

Cuando la letra se parece al polvo - Por Yoani Sánchez


Cuando la letra se parece al polvo

Por Yoani Sánchez

Durante varios días repasé a mi hijo para sus exámenes finales de la secundaria. Desempolvé mis nociones sobre funciones cuadráticas, fórmulas para calcular el área total de una pirámide y descomposición factorial. Después de más de veinte años sin tropezarme con esas complejidades de las matemáticas, reconecté neuronas en aras de ayudarlo a prepararse y así evitarme el pagar el alto precio de un maestro particular. Más de una vez –durante esas jornadas de estudio– estuve a punto de renunciar ante la evidencia de que los números no son mi fuerte. Pero resistí.

Sólo cuando Teo regresó de su prueba más difícil diciendo que había salido bien me sentí aliviada, pues muchos de sus colegas de aula están en peligro de repetir el grado. La razón es que en tres años en la enseñanza media estos estudiantes han visto desfilar ante sí tres diferentes métodos evaluativos. Les ha tocado padecer también la falta de preparación de los llamados maestros emergentes y las largas horas de clases impartidas por un televisor. Desde hace dos cursos, el grupo donde está mi hijo no tiene profesor de inglés ni de computación y la asignatura de educación física es una hora correteando –sin supervisión– por el patio de la escuela. La falta de exigencia y la mala calidad educativa han llevado a los padres a poner los parches del conocimiento en las innumerables lagunas que les van quedado.

Afortunadamente, la escuela de Teo no es de las peores. Aunque el olor del baño se pega en las paredes y en la ropa, porque nadie quiere trabajar como auxiliar de limpieza por la miseria que pagan, al menos no hay tantas arbitrariedades como en otros colegios habaneros. Tampoco –y eso es un alivio– se compran y se venden calificaciones, práctica cada vez más común en los centros docentes. Los maestros que ha tenido, a pesar de estar mal preparados, son personas de carácter afable a los que la comunidad de padres hemos intentado ayudar. En comparación con los problemas que tiene una amiga, con una hija en un tecnológico, nosotros podríamos sentirnos felices del estado moral de la secundaria de nuestro retoño. Según me cuenta ella, el intercambio de sexo entre las adolescentes y sus profesores se ha constituido en maña habitual para tener un aprobado. Cada examen tiene una tarifa y pocos se mantienen incólumes ante la tentadora oferta de un teléfono móvil o de un par de tenis Adidas a cambio de una nota de sobresaliente.

He evitado tocar este espinoso asunto del deterioro del sistema educativo por el temor –lo confieso– de que mi hijo se viera afectado a causa de los criterios de su madre. Durante los tres años que él ha estado en la secundaria básica, apenas si he deslizado un par de críticas sobre el estado de la infraestructura escolar, pero ya no aguanto más. Ellos serán los profesionales del mañana, los médicos que tendrán nuestros cuerpos sobre una mesa de cirugía, los ingenieros que levantaran nuestras casas, los artistas que intentaran alimentarnos el alma con su creación y esta pésima base formativa pone todo eso en riesgo. No sigamos conformándonos con que al menos mientras están en un pupitre los niños no vagan por las calles a merced de otros riesgos. Entre las paredes de las aulas pueden estarse fomentando vicios muy graves, deformaciones éticas permanentes e incubando una mediocridad de proporciones alarmantes. Ningún padre debe quedarse en silencio ante eso. 
Fotografía: Generación Y 
Libertad de Palabra y Opinión

25 de junio de 2010

Cuento pequeño para salvar a un pueblo grande - Por Lic. Amelia M. Doval



Cuento pequeño para salvar a un pueblo grande

Por Lic. Amelia M. Doval
Miami, Fl 

Imaginar es el arte de pensar y proyectar los hechos como ocurrirían en la realidad. El bravío mar que separa las dos Cubas, sirve de colofón para establecer, en calma y sosegadamente, un encuentro entre al menos cuatro cubanos representantes de varias ideas. Tratando de responder y preguntar sobre el futuro de la isla, decidieron establecer un camino para alcanzar un mundo mejor. 

Los cuatro elegidos son un nacido en Cuba después del 59, en contraposición con un nacido antes de esa fecha con tiempo suficiente para haber vivido las dos etapas aunque apoya la dictadura. Sin sus cuestionamientos no podremos entender lo nefasto de un gobierno que se sostiene por el apoyo de su crueldad. 

El exilio tiene sus representantes definidos entre los que salieron hace años cuando la historia no había abiertos los caminos que ahora se vislumbran y otro que hablará por los más recientes, llegados después de haber pasado una parte de su vida tratando de sobrevivir. 

Fantaseando respecto a la cordialidad  los cuatro se saludaron entendiendo que en este encuentro puede quedar definido un concepto sobre el porvenir del país. Como nunca podría faltar un moderador el quinto visitante, imparcial y preocupado por abrir la nombrada puerta de la felicidad, un niño. Un ser indefenso, preparado para asumir la vida,  marcado entre dos variantes; quedarse en la isla sin más expectativas que el sueño de irse o lograr escapar y vivir soñando con volver a su patria. 

La primera pregunta, provoca una reflexión que para algunos es habitual, para otros un dilema. El futuro de Cuba aún a 51 años de gobierno es totalmente incierto, se han presentado planes anuales, quinquenales, proyectos, prespectivas, deseos, se habla de cambios en las estructuras de gobierno, se expulsan ministros, entran otros. Militarizan al país, se firman convenios, se cierran y se abren mercados, se condena al campesino, al intermediario, al productor, al consumidor en fin se habla mucho pero, concretamente no hay solución. La pregunta es, si los campos de Cuba son fértiles, si es una isla que por lógica el mar le puede servir de fuente de alimento, si el clima es favorable. ¿por qué se pasa hambre, por qué el pueblo no tiene sal, azúcar, alimentos básicos, por qué el campesino abandona la tierra?¿por qué, es lo primero, no hay respuestas para tantas preguntas? 

Todos, como cubanos, tienen una valoración diferente desacertada o no pero, el niño sagaz, desprejuiciado y con visión de futuro concluye.

- Con un sistema totalitario, sin propiedad privada, sin interés de producir. Un pueblo explotado, con miopia política, cansado del dia a día, descontento, agotado de un gobierno de mentiras decide sentarse a esperar. Lo más denigrante es reconocer que el gobierno para demostrar su onnipotencia le ha inculcado al pueblo la idea de dependencia total. Le roba la iniciativa, utilizando el miedo, la coacción mental  corporal y como conclusión culpa, vendiendo la imagen de vagancia, a un pueblo que su único delito es estar débil por cargar una culpa ajena-todos se miran con certeza este pequeño sabe pensar. 

El viejo, comunista o partidiario siempre declara  a favor de sus ideas que antes de la revolución había pobres, desalojo, analfabetos y la revolución terminó con ellos.

El joven que aún vive en Cuba responde casi en un grito, -si, supongamos que dices la verdad pero, ¿a qué precio?¿qué nos cuesta esa política?.-interrumpido por quien nació allí pero ahora vive fuera, puede documentarse y comparar las dos realidades.

Disculpen, analicen algo, primero hubo desalojos es cierto ahora también los hay en el campo , en la ciudad solo basta con que el gobierno determine que quiera algo para que se tome el derecho de expropiar bajo sus leyes. Analfabetos hubo, las condiciones socio-económicas y culturales de aquella época lo propiciaban, ahora es una escolarización sin educación sino comprueben en aulas, entrevisten maestros. Antes había clases sociales ahora hay gobernantes dueños del país, el pueblo, sus riquezas, su ganancias y un puñado de cubanos que viven en la ilegalidad para sobrevivir, el resto casi el 95% en la total pobreza. Antes había clínicas, policlínicas, hospitales, médicos. Ahora hay trabajadores de la salud mal pagados, vendidos como mercancia, y vetustas construcciones que sirven de puesto médico. 

Un Señor mayor cuyas  canas guardan la sabiduría y su voz la decisión de encontrar respuestas rápidas para poder disfrutar del triunfo, pide la palabra y sin mirar a nadie pregunta.

-Si usted que se fue, y aquel que aún vive están inconformes ¿por qué no se quedó y luchó?¿por qué no derrocar el gobierno?esa es la única manera.

Es cierto-dicen los dos jóvenes a la vez- sería lo ideal!! ¿Dónde está la lista de voluntarios, dónde están las armas, dónde el dinero necesario para comprar la traición de los más cercanos al gobierno, dónde la voluntad de apoyarnos, dónde está todo lo que se necesita?.

El niño sabiendo que la discusión se puede acalorar y este no es el fin declaró que la reunión era para encontrar un punto en común. - todos tienen la razón desde su visión. A usted que apoya el gobierno le concedo el derecho de dudar porque sería excelente si pensara un poco en lo siguiente. Un gobierno tiene la responsabilidad y el deber de dirigir a su pueblo sobre las bases justas. Un gobierno que se prostituye, abusa de sus ciudadanos, no le confiere identidad, ni futuro. Mostrar la mentira como argumento final. Es ante todo un mal padre de familia pues no sabe dirigir con buenos métodos.  Su sistema es obsoleto, gastado y mal oliente. El pueblo tiene derecho y el deber de expulsarlo aunque para ello necesita la ayuda y el apoyo de quienes pueden o deben unirse, no importa si piensan o no bajo la misma ley- 

Todos están encantados cómo un ser tan pequeño puede razonar con tanta certeza. Esto sólo lo explica la experiencia que da observar desde abajo la grandeza, callar e ir razonando. 

Ahora-dice el niño- para concluir esta primera sesión dejemos algunas preguntas claras que deberíamos hacernos todos- 

¿Por qué la juventud prefiere huir, enajenarse, pensar en otras cosas antes de enfrentar al gobierno? 

¿por qué el pueblo siente el peso del hambre, el desespero y continúa sin gritar, salir a la calle? 

¿por qué permitimos llegar a 50 años de fallido mandato? 

¿por qué el mundo no entiende la lucha del pueblo cubano? 

¿por qué es más fácil criticar que tratar de entender? 

¿por qué el ejército cubano no se siente responsable de defender a su pueblo? 

¿por qué nos hacemos tantas preguntas y tenemos tan pocas respuestas? 

¿por qué llegamos a otras tierras y nos olvidamos del sufrimiento? 

¿por qué siempre nos culpamos, criticamos, valoramos  para no llegar a una conclusión final? 

¿por qué no entendemos que tener partidos, líderes, proyectos es algo necesario? 

¿por qué no practicamos la democracia, el respeto y el sentido de lucha? 

¿por qué aún existen personas que viviendo en la miseria no piensan en el cambio? 

Al final les quiero dar las gracias-dijo el pequeño- porque haber podido reunirnos es una señal de reconocernos, de comenzar a estrechar los lazos entre nosotros. Preguntas hay muchas, respuestas no tantas. Comprender que diferente ubicación geográfica, edades dísimiles,  pensamientos encontrados no nos hace más o menos cubanos. Cubanos somo los que entendemos que el país necesita un cambio.  De pequeños pasos se hace una escalera. 
Fotografía: Internet 

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...

Photo Gallery / Galeria de Fotografías


Gallery Photos / Galeria Fotografías / ©Pablo Felipe Pérez Goyry. Analyst, Publisher, Digital Photographer and Community Manager en Analista, Redactor, Fotógrafo Digital y Community Manager... - https://goo.gl/Wnh4yu
.