22 de septiembre de 2010

¿Perder la esperanza y alegría de vivir? - Por: Pablo Felipe Pérez Goyry

¿Perder la esperanza y alegría de vivir?

Por: Pablo Felipe Pérez Goyry
Editor y Analista Sociopolítico Independiente

A propósito de la actual Asamblea de la ONU, con presencia de los gobernantes de países miembros, este año se cumplen 10 de la plenaria que aprobó los "Objetivos de Desarrollo del Milenio", para abordar los problemas humanitarios más apremiantes. Estos objetivos (8) consisten, entre otros, en reducir -para el 2015- las enfermedades contagiosas, la pobreza y la falta de educación básica a la mitad de sus niveles en 1990.

Foto: AP Foto/Bullit Marquez
Si bien, hay datos alentadores, según el Banco Mundial no es suficiente, particularmente en África. El organismo internacional señala que: “Buena parte de Asia ha cumplido o está a punto de cumplir los objetivos. En China, cuya economía este año superó a la de Japón para convertirse oficialmente en la segunda mayor del mundo, la tasa de los que viven bajo la línea internacional de pobreza cayó del 60,2% en 1990 al 15,9% en 2005, y se proyecta que será del 5% en 2015. La economía de la India creció 8,8% en el segundo trimestre de este año, y no ha registrado éxitos tan espectaculares, pero la ONU dice que está encaminada a reducir su tasa de pobreza del 51% en 1990 al 24% en 2015. América Latina, cuya tasa de pobreza extrema era de 11% en 1990, está bien encaminada a reducirla al 5% en 2015. En cambio, el África subsahariana se quedará corta, puesto que se proyecta una tasa de pobreza del 38%, en 1990, era del 58%”.
Empero, aunque la tasa de pobreza se reduzca al 15% de la población del mundo en desarrollo para el 2015 -como proyecta la ONU-, aun quedarán 920 millones de personas en la hondura de la pobreza extrema.
Dice el refrán: “Sufre callando lo que no puedes remediar hablando”. Es decir, hay que ser mudo, ignaro y ciego para poder vagar a tiento por el mundo. Sin lugar a dudas, existen seres humanos que no hablan por miedo, son ignorantes, se hacen ciegos y cómplices de los que causan mayores males: la codicia y la indiferencia. Realidades de la miseria humana, que abruman a millones de personas que sólo les queda perder silenciosamente la vida porque han perdido la esperanza.
No abra solución a los graves problemas que abarrotan el alma de millones de personas, mientras exista la rapacidad perniciosa y el ocaso de valores morales. A estas alturas del siglo XXI, causa tristeza ver la ausencia de benevolencia y relaciones fraternales que debiera prevalecer en la convivencia humana.
¿Qué queda..., perder la esperanza, renunciar a la alegría de vivir y con ella la muerte del alma misma? He aquí la necesaria reflexión y la búsqueda de respuestas sustentadas en la ética, teniendo como fundamento que cada segundo muere una persona a causa de la pobreza extrema.
Definitivamente, es necesario aspirar a mejores resultados en los "Objetivos de Desarrollo del Milenio", y los líderes mundiales tienen una responsabilidad: alcanzar estos objetivos; sin desperdiciar esfuerzos en utopías que obstaculicen poder enfocar las acciones con sabiduría e intuición, que permita descubrir el porqué de los problemas y encontrar explicaciones que sustenten las propuestas de soluciones para combatir las enfermedades contagiosas, erradicar la pobreza y la falta de educación gratuita básica a la mitad de sus niveles de 1990. Una aspiración de las personas de buena voluntad y que es impostergable. Un sueño que, de materializarse, hará que florezcan la paz, la esperanza y la alegría de vivir para todos los seres humanos. Namasté.
Medellín, 22de septiembre de 2010.

20 de septiembre de 2010

Talvez yo envejezca...

Talvez yo envejezca...


Por: Aristóteles Onassis 

Talvez yo envejezca demasiado rápido.
Pero lucharé para que cada día haya valido la pena.

Talvez yo sufra inúmerables desilusiones en el correr de mi vida.
Pero haré que pierdan importancia ante los gestos de amor que encuentre.

Talvez yo no tenga fuerzas para realizar todos mis ideales.
Pero jamás me consideraré derrotado.

Talvez en algún instante yo sufra una terríble caída.
Pero no quedaré por mucho tiempo mirando hacia el suelo.

Talvez un dia el sol deje de brillar.
Pero entonces me iré a bañar en la lluvia.

Talvez un dia yo sufra alguna injusticia.
Pero jamas asumiré el papel de víctima.

Talvez yo tenga que enfrentar algunos enemigos.
Pero tendré humildad para aceptar las manos que se extiendan en dirección mia.

Talvez una de esas noches frias, yo derrame muchas lágrimas.
Pero no me avergonzaré por ese gesto.

Talvez sea engañado innumerables veces.
Pero no dejaré de creer que en algún lugar, alguien merece mi confianza.

Talvez con el tiempo yo perciba que cometí grandes errores.
Pero no desistiré de continuar mi camino.
Pero aprenderé que aquellos que realmente son mis verdaderos amigos, nunca estarán perdidos.

Talvez con el correr de los años yo pierda grandes amistades.
Pero continuaré plantando la semilla de la fraternidad por dondequiera que yo pase.

Talvez algunas personas deseen mal para mí.

Talvez yo quede triste al concluir que no consigo seguir el ritmo de la música.
Pero entonces, trataré que la música siga el compás de mis pasos.

Talvez yo nunca consiga ver un arcoiris.
Pero aprenderé a diseñar uno, auque solo sea dentro de mi corazón.

Talvez hoy yo me sienta débil.
Pero mañana recomenzaré de nuevo, aún si es de una manera diferente.

Talvez yo no aprenda todas las lecciones necesarias.
Pero tendré la conciencia que las verdaderas enseñanzas ya están grabadas en mi alma.

Talvez yo me deprima por no ser capaz de saber la letra de aquella música.
Pero quedaré feliz con las otras capacidades que poseo.

Talvez la voluntad de abandonar todo se vuelva mi compañera.
Pero en vez de huir, correré trás aquello que anhelo.

Talvez yo no tenga motivos para grandes celebraciones.
Pero no me dejaré de alegrar con las pequeñas conquistas.

Talvez yo no sea exactamente quien gustaría ser.
Pero pasaré a admirar quien soy.
Porque al final sabré que, aún con incontables dudas, soy capaz de construir una vida mejor.

“ todavía no llega el fin ”

Y si aún no me convencí de eso, es porque como dice aquel dicho :
Porque al final no habrá ningún “ talvez ” ,

pero sí la certeza. . .

. . . de que mi vida valió la pena y que yo hice lo mejor que podía ”.
Fotografía: Internet

18 de septiembre de 2010

A partir de hoy...

A partir de hoy...


A partir de hoy ...

Tu vida puede tomar uno de dos rumbos.

La unica manera de salir adelante en la vida es no culpar a los demas de lo que te sucede.

Tu eres el arquitecto de tu vida.

Y si la vida no te ha sido muy favorable hasta ahora, el futuro puede cambiar y depende especialmente de ti.

Si has tenido muchos fracasos, estas en una excelente posicion para comenzar una nueva vida, pues eres experto en conocer como no deben hacerse las cosas.

Cuando tu sabes que es lo errado, no lo repetiras en el futuro y te acercara cada vez mas al exito.

A partir de hoy tu vida puede tomar uno de dos rumbos. El exito o el fracaso. La felicidad o la infelicidad.

Es tu decision cual camino tomar y tienes igual oportunidad de seguir uno u otro sendero.

Tienes las mismas posibilidades para cualquiera de los dos.

La forma de tomar el sendero del triunfo es... ¡dejar de culpar a los demas!

Asumir tu propia responsabilidad y virar hacia una actitud mental positiva y constructiva.

Elimina los "si no fuera por...". "Si no fuera por mis padres yo habría hecho...", "si no fuera por este gobierno, yo estaría...", "si hubiera tenido dinero...", "si me consideraran en la oficina...",

Nada soluciona el culpar a los demas.

Si las cosas te sucedieron, es en gran parte tu responsabilidad.

Asumela y tu vida cambiara.
Foto: Internet

15 de septiembre de 2010

¡VIVA MÉXICO!

¡VIVA MÉXICO!



¡Felicitaciones al pueblo mexicano por las festividades del Bicentenario de la Independencia!  
¡Viva México!


Pablo Felipe Pérez Goyry 
Editor y Analista Socio-Político 
Proyecto Contextus Periodismo RadioVideo Digital

Fotografías: Internet

Proyecto Contextus Periodismo RadioVideo Digital

Una actitud positiva...

Una actitud positiva...

Una actitud positiva, ¿producirá siempre resultados positivos?

No, porque en tu camino siempre pueden interponerse circunstancias fuera de tu control. Entonces, ¿por qué hacer el esfuerzo de mantenerse en una actitud positiva?

Porque aunque a veces puedas sentirte muy limitado, tu mejor opción es estar, siempre, de la mejor manera posible.

Esto quiere decir mantenerte enfocado en las posibilidades y en hacer todo lo que esté a tu alcance para manifestarlas.

Habrá desilusiones, tenlo por seguro. Cuando ocurran, levántate rápidamente y vuelve rápido al juego.

Mantén tus ojos enfocados en la meta, ante cualquier contratiempo. Aunque pueda parecer que las circunstancias conspiran en tu contra, sigue avanzando.

La realidad puede ser dura. Y sin embargo, en medio de esa aspereza, cuando te resistes a dejarte vencer por ella, la vida es dulce.

Sé realista y a la vez, sé positivo. Es siempre la mejor opción.
Fotografía: Internet


7 de septiembre de 2010

Valora cada instante de tu vida...


Valora cada instante de tu vida


Valora cada instante de tu vida como si fuese el último.

No pierdas tu tiempo con peleas sin sentido.

Donde veas odio regala amor.


Donde veas negatividad muestra el lado positivo.

Donde veas un problema, señala una oportunidad.

Donde veas tristeza, regala felicidad.

Hoy y ahora es un excelente momento para sonreír.

Aprovecha cada instante de tu vida para regalar felicidad.

No pierdas tu tiempo con energías negativas.

Solo concentrate en la felicidad, prosperidad, amor, paz.

Eres un ser que tiene la posibilidad de influir de forma positiva en éste mundo. Actúa ahora.
Fotografía: Internet 


2 de septiembre de 2010

Verdad, bondad y uitilidad o 'El triple filtro'


Verdad, bondad y uitilidad o 'El triple filtro'

En la antigua Grecia, Sócrates, fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos.

Un día, un conocido se encontró con el gran filósofo, y le dijo:

- ¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?

- Espera un minuto -replicó Sócrates-. Antes de decirme nada, quisiera que pasaras un pequeño examen. Yo lo llamo el examen del triple filtro.

- ¿Triple filtro? -preguntó el otro-.

Verdad, bondad y utilidad es fraternidad

- Correcto -continúo Sócrates-. Antes de que me hables, sobre mi amigo, puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir. Es por eso que lo llamo el “Examen del triple filtro”

- El primer filtro es la VERDAD. ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?

- No -dijo el hombre-, realmente sólo escuche sobre eso y...

- Bien -dijo Sócrates-, entonces realmente no sabes si es cierto ó no. Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, el filtro de la BONDAD. ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?

- No, por el contrario…

- Entonces, deseas decirme algo malo de él, pero no estás seguro que sea cierto. Pero aún podría querer escucharlo porque queda un filtro, el filtro de la UTILIDAD.

- ¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?

- No, la verdad que no.

- Bien -concluyó Sócrates-. Si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno e incluso no me es útil, ¿para qué quiero saberlo?


- Usa este triple filtro cada vez que oigas comentarios sobre alguno de tus amigos cercanos y queridos. La amistad es algo invaluable, nunca pierdas un amigo por un malentendido ó comentario sin fundamento. 
Fotografía: Internet