Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

16 de diciembre de 2003

¿Cuál es el futuro de Cuba? [Parte 1 de 2]

Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
16 de diciembre de 2003.

Está a punto de terminar el año 2003. En el ámbito internacional, el período se caracterizó por las devaluaciones, corrupción, privatizaciones, e impunidad de crímenes de lesa humanidad. En los países subdesarrollados la pobreza e iniquidad han reflejado el fracaso de un desarrollo sostenible en términos políticos, económicos y sociales, a partir del neoliberalismo globalizado. De igual manera se incremento el ataque directo a toda resistencia sociopolítica que intentará frenar el libre comercio que permitiera el expansionismo de las multinacionales y la injerencia extranjera, en las naciones pobres. Sin embargo, rehén de la "generosidad" de los EE.UU. y el FMI, sobre arena movediza América Latina trata de despabilar su crecimiento económico. Esto implica que los países del Sur continúen aumentando su dependencia para tomar decisiones no solo económicas, también sociales y políticas. Para los más optimistas, es alentador el futuro después de "superada" la crisis económica mundial de los 90s, y el "florecimiento de la democracia" en muchas naciones.

Las experiencias relacionadas con los cambios y reformas en Europa Oriental, han demostrado que no ha sido todo positivo, pues, más de una nación están en crisis y guerra, tales son los casos de Rusia y Georgia. También se han generado controversias, inestabilidad, y más pobreza en varios Estados. Los experimentos, en Europa del Este, para el establecimiento y consolidación de las "reformas" y "democracias", han afectando sobremanera la geopolítica y geoestrategias de la economía mundial.

El mundo está en una encrucijada, más aún después del 11-S. Y, la humanidad tiene que enfrentar un "nuevo orden mundial", impuesto irresponsablemente por el gobierno de los EE.UU., con ayuda del poder militar, junto a sus aliados; a fin de establecer sus ambiciones hegemónicas y anarco capitalista. Una prueba ha sido la ocupación militar de Irak, ignorando el mandato del Consejo de Seguridad, de las Naciones Unidas, y la opinión pública internacional. Para bien o para mal, el pasado sábado 13 de diciembre, después de más de ocho meses de búsqueda, las tropas invasoras estadounidenses capturaron al dictador Saddam Hussein, en la ciudad de Tikri, al norte de Iraq. Esta noticia es buena, pero... será suficiente para frenar las acciones guerrilleras, contra las fuerzas "conquistadoras" que están en territorio iraquí. ¿Esta nueva situación mejoraría el clima de inseguridad no solo en EE.UU., también en el mundo? De todas maneras, Saddam deberá enfrentar a un tribunal por los cargos que se le imputan. La pregunta es: dónde, cuándo, y cómo ocurrirá. Sería muy sensato lo juzgara un tribunal iraquí. A propósito, según declaraciones de Rumsfield, los interrogatorios de Saddam Hussein están bajo la entera responsabilidad de la CIA. ¿Cuál es el papel del Consejo Iraquí en este proceso y por qué la confiabilidad de la CIA?

Algo se ha evidenciado, el futuro de las Naciones Unidas y el mundo están en peligro: "Bush, Cheney, Rumsfield y compañía tienen el compromiso de ampliar el espectro imperial, como lo dijo G. John Ikenberry en el número de Foreign Affairs de setiembre-octubre de 2003. Y la pruebe está en que vivimos en un mundo unipolar donde los EE.UU. no tienen un adversario, como lo fue en su momento la Unión Soviética; de igual manera ningún Estado o coalición podrá desafiarlo como líder global, protector y coactor". La pregunta obligada es, ¿cuál será el costo para el planeta?

Es bueno recordar lo dicho por el excelso profesor Noam Chosky: "Los problemas básicos permanecen: 1) ¿Quién gobernará Iraq, los iraquíes o una pandilla de Crawford, Texas? 2) ¿Permitirán los estadounidenses que pequeños núcleos reaccionarios que apenas se aferran al poder político, que sea quien implemente la agenda política interna y externa? 3) No se encontraron armas de destrucción masiva. Retrospectivamente ¿esto socava las razones esgrimidas por Bush frente a la guerra? 4) Sólo si se toman seriamente esas razones. Si pueden encontrar algo, lo que no es improbable, ello se anunciara con bombos y platillos como la justificación de la guerra. Y si no lo encuentran, todo el asunto "desaparecerá" de la agenda, como es habitual. 5) A la inversa: si ahora se encontraran armas de destrucción masiva, ¿eso minaría retrospectivamente a la oposición antiguerra? 6) Esa es una imposibilidad lógica. Las opiniones y políticas sobre ese tema se determinan a partir de lo conocido o plausiblemente razonable, no por lo que se descubra más tarde. Eso debería ser obvio". Empero la interrogante más difícil de responder: ¿Será posible la democracia en Irak, como resultado de la invasión extranjera y la captura de Saddam Hussein?

Los eventos pasados y recientes me hacen recordar de que: "La caída de cualquier sistema de tiranía y dominación mejora las perspectivas de libertad. Sin embargo, debemos reconocer que las fuerzas dominantes de la sociedad global no pretenden ensanchar el ámbito de la libertad".

Las naciones poderosas no aprenden de los errores cometidos por muchos gobiernos en el siglo XX, y hoy día continúan los yerros, ahora con más tecnología. Empero... la situación no deja de ser más grave. Aun existen acciones traumáticas, como la ocupación militar de Afganistán e Irak. Pareciera que la memoria histórica está secuestrada por el olvido morboso. Como es posible desconocer el fracaso humillante, de los EE.UU., en la Guerra de Vietnam, que costó - a los contribuyentes estadounidenses - millones de dólares y miles de vidas sacrificadas inútilmente. Además, la retirada de Vietnam del Sur, causada por los sistemáticos errores militares y la falta de moral de las tropas, incapaz de enfrentar a un pueblo, dispuesto a morir por su Patria e independencia. ¿No harían lo mismo los estadounidenses por su país? ¿Afganistán, Irak, Colombia, o, Cuba serán un nuevo Vietnam? ¿Será Fidel Castro el próximo a destituir, asesinar, o, capturar?

También, durante el año 2003, continuaron las violaciones de los Derechos Humanos, en muchas naciones del mundo, según Informes del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, de las Naciones Unidas: Haití, República Dominicana, Guatemala, Nicaragua, Rusia, El Salvador, Ruanda, Arabia Saudí, Bolivia, EE.UU., Colombia, Cuba, Pakistán, Afganistán, Irán, Irak, Timor Oriental, y, Tailandia, por solo mencionar algunos ejemplos.

En medio de esta vorágine y sin medir la trascendencia, una facción minoritaria de cubanos intenta temerariamente, con asesoramiento del gobierno estadounidense, imponer una "democracia" en Cuba. Un gobierno representativo, que responda a los intereses políticos y económicos de una minoría, así como los de sus paniaguados, arropados por el país que ha demostrado que el sueño estadounidense y los "Derechos Humanos tienen un valor puramente instrumental; que le proporciona una herramienta útil para embellecer la propaganda y nada más". No hay dudas de que el poder económico y militar de Washington, ha facilita su sistema de "Terrorismo de Estado, como arma doctrinal y política de los gobiernos de EE.UU.". Nuevamente, estas fuerzas mefistofélicas, desafían a Cuba.

Si bien no alabamos los excesos del gobierno de Fidel Castro - al fusilar a tres jóvenes cubanos que secuestraron por la fuerza una embarcación, con pasajeros a bordo, para tratar de alcanzar las costas estadounidenses y beneficiarse de la maquiavélica Ley de Ajuste Cubano; y, la condena de 75 opositores, vinculados a la oficina de intereses de los EE. UU., en La Habana -, es la generalidad del pueblo cubano el que debe juzgar tal proceder y no los "amantes de la patria, en el exilio cubano", que no levantan su voz para estigmatizar y condenar con sanciones económicas y políticas, e incluso la utilización de la fuerza bárbara contra gobiernos que sistemáticamente violan los Derechos Humanos. Tales son los casos de la monarquía de Marruecos y China comunista. Con estos países mantiene relaciones diplomáticas y comerciales EE.UU., que ostenta el récord mundial en la formación de terroristas, así como el de organizar y patrocinar a través de la CIA el asesinato de dirigentes políticos (según informes de la CIA y el Senado estadounidense) como el aspirante presidencial colombiano Jorge Eliécer Gaitán; Augusto César Sandino, en Nicaragua; el presidente constitucional chileno Salvador Allende; Patricio Lumunba, en el Congo; o el trabajo sucio relacionado con el crimen cometido con su propio presidente J.F. Kennedy; sin olvidar los múltiples intentos de asesinato contra Fidel Castro. Todos estos casos han terminado en la impunidad ¿Acaso Washington no práctica el terrorismo, viola los DD.HH. , y la Carta Universal? ¿Cuál es la moral de EE.UU. cuando protege y entrena terroristas como Osama Bin Laden, Saddan Hussein, Andrés Nazario Sargén, Posada Carriles, Orlando Bosh, Augusto Pinochet, y organizaciones como CORU, Alpha 66, Abdala, Frente de Liberación Nacional Cubano, etc.? ¿No es fariseísmo execrable la actitud pancista de algunos cubanos y cubanos-estadounidenses? Es triste esta realidad, pero... así es la "democracia" y hasta cierto punto ¿solo es posible inquietarse?

Los patrioteros cubanos y cubanos-estadounidenses - con ayuda de Washington - claman por el establishment de una "democracia" en Cuba, y sé rehúsa reconocer sea solo la cara endomingada que oculta el interés de garantizar los derechos y propiedades de la oligarquía criolla, dejar en el olvido a la generalidad de cubanos, y sumergir al país en lo que denomina Jerry Pearse "democracia sin pueblo".

Los mismos Servicios de Inteligencia y el Senado de EE.UU. saben, a través de sus investigaciones, de que el pundonoroso pueblo cubano no desea un libre mercado que amplíe las perspectivas lucrativas de los especuladores, politiqueros, y de sectores privilegiados del "exilio". Ya que, hoy día tiene carencias el pueblo cubano, pero no creen en el futuro que les promete EE.UU., que al final reduciría a las capas populares a tener más hambre y perder la independencia nacional. [Final Parte 1 de 2].

¿Cuál es el futuro de Cuba? [Parte 2 de 2]

Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
16 de diciembre de 2003.

Es una realidad de que hacen falta cambios en Cuba. Pero deben ser reformas que no lleven a vivir, a los niños, por debajo del nivel de pobreza, inhalar pega de zapatos y prostituirse para espantar el hambre, o tengan que enfrentar la muerte a causa de la no-atención oportuna de enfermedades de fácil tratamiento. De igual manera el pueblo cubano rechaza la "democracia" que permite la incapacidad de la OEA para rechazar los dictámenes de Washington, con relación al hemisferio occidental. También repudia al que ignora la universalidad de la Declaración Universal, los Derechos Humanos, y, el legítimo papel de las Naciones Unidas. Además, condena el concepto del "relativismo cultural" de los pueblos subdesarrollados, que por razones bien conocidas no pueden tener los estándares de los

países desarrollados. El cubano digno, no aceptan los consejos de la White House, pues, en la práctica los gobiernos de turno postergan la aplicación sincera de apartados de la Declaración Universal, que tienen relación con los derechos sociales y económicos; descuida, ignora y viola sistemáticamente gran parte de la declaración; sin desestimar su conocida vinculación - adentro y fuera de sus fronteras - con el asesinato, terror, narcotráfico, torturas, y otras arbitrariedades.

Si democracia es de Cuba y los cubanos tengan una infraestructura que permita el sostenimiento de los progresos educativos, científicos, y sociales, con una disciplina socialista libertaria, dirigida legalmente. Si democracia es desarrollar y sostener un auténtico proyecto cubano para exista una voluntad de diálogo respetuoso que haga valer el derecho a ser escuchado con total independencia, sin entrometimientos de advenedizos, y con ausencia de odios y miedos. Si democracia es No presenciar el contraste de la penuria y desesperanza de los que poco o nada tienen con la opulencia de aquellos que tienen en demasía; entre los que sufren y los que gozan demasiado. Si todo esto es democracia, es hora de preguntar, a los voceros del "exilio" cubano y a al gobierno estadounidense: ¿Es este el futuro que desean para Cuba?

De no ser así, y estoy persuadido de ello, es por qué la aristocracia y el séquito obediente del "exilio" tienen previsto hacer sugerencias de formas que permitan acelerar la destitución del presidente Fidel Castro, con ayuda de EE.UU. - sin descartar el asesinato o captura -, a espaldas de lo que quiere la generalidad de cubanos. ¡Digan la verdad!, y no sigan viviendo del cuento. Para las personas honestas no es un secreto de lo que se quiere es rapiñar en Cuba, lo mismo que EE.UU. han hecho en otros países, como en "México, y casi lo logran con Brasil y Argentina". En lo personal, con todo el comedimiento que merece el pueblo estadounidense, nunca he creído en los gobiernos de EE.UU., mucho menos en las promesas, pues, sus conductas no se corresponden con los pensamientos de hombres honorables como George Washington y Abraham Lincoln.

Cuba ha demostrado que no se pondrá de rodillas, porque se lo pida un grupo de compatriotas que están apoyados por el "amigo del norte". Si Fidel Castro está en el poder, y según dicen no se le quiere en Cuba, los cubanos de la isla - 11 millones - lo hubieran expulsado, como hiciera en su momento, con los dictadores Gerardo Machado, en 1933; y Fulgencio Batista y Zaldivar, en 1959. Sin embargo, es otra la realidad, un grupo de patrioteros corruptos que buscan protagonismo y de serviles que están dispuestos a poner sus espaldas para los que quieren escalar y tomar el poder, y hacer como la mayoría de los gobiernos "democráticos" que existen en América Latina, donde los pobres no puedan tener acceso a la educación gratuita, y reciban un deficiente servicio de salud, etcétera. Esto lo saben los cubanos de a pie.

Se critica la ortodoxia del gobierno de Fidel Castro. ¿Acaso no es ortodoxia la del "exilio" cubano y la del gobierno estadounidense, con relación a Cuba? "La ortodoxia es la tumba de la inteligencia cualquiera sea la ortodoxia. A este respecto, la ortodoxia del radical no es mejor que la del reaccionario". Señores del "exilio", es bueno se preocupen por el futuro de Cuba, pero es más saludable tener en cuenta de que los finales pueden ser peligrosos, complejos y confusos. Olvidar de que "donde quiera que haya algo de dinero, hasta allí llegarán las garras voraces... y exprimirán la salud, educación, cultura, médicos, jubilados, lo que sea".

¿Cuál es el futuro de Cuba? Por el momento, EE.UU. no tiene entre sus prioridades invadir a Cuba, porque teme a la evidente posibilidad de una resistencia armada. Esto implica que su intención, con ayuda de sus amigos cubanos y cubanos- estadounidenses, es la de "liberal" al país, con la expulsión, captura, o muerte, de Fidel Castro; y cuando las condiciones internas en la isla le permitan ocuparla sin costo alguno. Estamos, pues, ante la conocida esperanza de la "fruta madura", utilizada en le pasado por EE.UU. contra Cuba.

Tengo la humilde percepción de los cubanos honrados no permitirán jamás que el pueblo de Cuba quede maniatado a la miseria que hoy se extiende por toda América Latina, y el poder de las enfermedades y la pobreza esclavicen el decoro y el alma de los cubanos. El fanatismo y el egoísmo no tienen cabida en la Cuba del futuro, porque estará basada en los principios de: independencia, honor, voluntad férrea y equidad; sin casta privilegiada.

La suerte hace tiempo está echada y del insidioso los menos. Sé que unos cuantos cubanos y cubanos-estadounidenses me censuran, porque siempre digo las verdades por su nombre, y repudie la injusticia, los atropellos y coacciones que ha cometido EE.UU. contra el pueblo cubano - adentro y fuera de Cuba - a partir de 1898, cuándo arrebataron a los cubanos su independencia, ganada en la manigua, a los españoles. Empero... también sé son evidencias las que siempre atormentan con remordimientos la conciencia de los impúdicos. En último análisis, hay que ensalzar la sabiduría, decoro, talante y estoicismo de los cubanos que viven en Cuba, ellos son los que por justo derecho deben decidir que hacer o admitir que se haga, en su Patria y con su soberanía. [Final Parte 2 de 2].

27 de octubre de 2003

Cuba: Carta a Senadores de los Estados Unidos de América.

Medellín, 27 de octubre de 2003

Señores / Señoras Senadores:

Akaka (D-HI); Allard (R-CO); Baucus (D-MT); Bayh (D-IN); Bennett (R-UT); Biden (D-DE); Bingaman (D-NM); Breaux (D-LA); Brownback (R-KS); Byrd (D-WV); Campbell (R-CO); Cantwell (D-WA); Carper (D-DE); Chafee (R-RI); Clinton (D-NY); Collins (R-ME); Conrad (D-ND); Craig (R-ID); Crapo (R-ID); Daschle (D-SD); Dayton (D-MN); DeWine (R-OH); Dodd (D-CT); Dorgan (D-ND); Durbin (D-IL); Enzi (R-WY); Feingold (D-WI); Feinstein (D-CA); Hagel (R-NE); Harkin (D-IA); Hollings (D-SC); Hutchison (R-TX); Inhofe (R-OK); Inouye (D-HI); Jeffords (I-VT); Johnson (D-SD); Kennedy (D-MA); Kohl (D-WI); Landrieu (D-LA); Leahy (D-VT); Levin (D-MI); Lincoln (D-AR); Mikulski (D-MD); Miller (D-GA); Murray (D-WA); Nelson (D-NE); Pryor (D-AR); Reed (D-RI); Roberts (R-KS); Rockefeller (D-WV); Sarbanes (D-MD); Schumer (D-NY); Specter (R-PA); Stabenow (D-MI); Sununu (R-NH); Talent (R-MO); Voinovich (R-OH); Warner (R-VA); Wyden (D-OR).

Comedido saludo.

Deseo expresar mi agradecimiento a la señora Hillary Clinton, al resto de los Senadores Demócratas y Republicanos, que con valentía han aprobado se permita el turismo masivo a la Cuba, que sin lugar a dudas es vital para la economía de la isla, cuya infraestructura agrícola e industrial esta diezmada.

Gracias por hacer valer no solo los derechos fundamentales de los estadounidenses, sino también los del pueblo cubano que se encuentra entre la espada y la pared. Gracias por haber votaron a favor de que se levante la prohibición de los viajes turísticos a la isla. Lo que prácticamente eliminara el embargo establecido por el Presidente Kennedy cuando el gobierno de Fidel Castro confisca los negocios norteamericanos en 1961.

Es una realidad de que este excelente trabajo de ustedes será vetado por el señor Bush (que continúa sin escuchar consejos). Pero de algo si pueden estar seguros, la historia no olvidara vuestra valentía, tampoco se hará esperar reciban las bendiciones de Dios. Ustedes son un ejemplo de pundonor y espero el pueblo estadounidense los compense con su confianza y apoyo.

De algo estoy persuadido, de es importante tener libre pensamiento, libertad de palabra, y de opinión, porque son el maravilloso síntoma de la libertad del Alma y la sabiduría. Por este motivo, reciba un abrazo fraternal desde el Alma, con los mejores Pensamientos para Que la Paz Prevalezca en la Tierra.

Pablo Felipe Pérez Goyry.
Apartado Aéreo No. 56381. Medellín, Colombia.

13 de octubre de 2003

CUBA: "No se puede guiar a un pueblo contra el alma que lo mueve, o sin ella...".


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
13 de octubre de 2003.

EL pasado 4 de septiembre, Alan Larson, subsecretario de EE.UU. para Asuntos Económicos, Empresariales y Agrícolas, declaró que la administración Bush estaba comprometida en acelerar una transición democrática en Cuba. Dijo, además, de que esta iniciativa del presidente, para una Cuba Nueva, es una buena manera para ese fin; y se reflejaba en la condena contra la manipulación del turismo, la inversión y el comercio, así como la represión, por parte del régimen de Fidel Castro.

Este proyecto "está diseñado para fomentar la transición política hacia un gobierno democrático caracterizado por un firme apoyo a los derechos humanos, y una economía de mercado abierto". También se exhorta al gobierno cubano se lleven a cabo comicios libres para la Asamblea Nacional; aceptar sindicatos independientes, y acabar con las "prácticas discriminatorias contra los trabajadores cubanos".

Es un compromiso para una transición democrática en Cuba; y estas llevarían al gobierno estadounidense a trabajar, junto al Congreso, para encontrar acciones encaminadas a mitigar el dolor y la angustia del pueblo cubano. (Diz desinteresado).

Lo que no hablan estos señores es de que las actuales restricciones han mancillado la dignidad e independencia del pueblo de Cuba, por más de cuarenta años.

Las iniciativas para acelerar una transición democrática, por fin las anunció el presidente George Bush, el 10 de octubre, en palabras que pronunció en la Rosaleda de la Casa Blanca. Indicó el presidente que el arresto y las severas condenas dispuestas en abril, por el régimen de Fidel Castro, contra 75 miembros de la oposición cubana demuestran que no está interesada la tiranía en hacer reformas democráticas.

La primera de estas iniciativas consiste en reforzar la aplicación de las restricciones, a los viajes a Cuba, que ya están en vigor. Añadió Bush que EE.UU. seguirá permitiéndole a los estadounidenses viajar a Cuba para visitar familiares, llevar ayuda humanitaria y para hacer investigaciones; pero reforzará la aplicación de la ley que prohíbe viajar a la isla por placer.

También se redoblaran esfuerzos para adelantar las gestiones de los cubanos que tratan de salir de Cuba. Llegar hasta los cubanos, en la isla, para informarles de las rutas seguras y legales para puedan entrar en territorio estadounidense. "Estamos en libertad de hacerlo, dijo, y lo haremos, para bien de aquellos que buscan la libertad".

¿Será posible, de sea una ayuda diferente a la prestada a Irak, Nicaragua, Bolivia, El Salvador, o Guatemala? Para este humilde mortal, es un insulto el no hacer lo mismo con las espaldas mojadas y otros emigrantes. No existe la menor duda, de que "dulce es, cuando el temporal agita los mares, ver desde tierra las naves en peligro".

Asimismo, Bush anunció el establecimiento de una Comisión de Ayuda a Cuba Libre. Este grupo, dijo, "trazará planes para el día feliz cuando el régimen de Castro ya no exista y la democracia llegue a la isla". El secretario de Estado Colin Powell y el cubano-estadounidense, Mel Martínez, secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, copresidirán la comisión.

Agregó que EE.UU. continuará expandiendo esfuerzos para romper el "embargo de información" que el gobierno cubano le ha impuesto a su pueblo. (No muy diferente de la mesura exigida, por Bush, a los medios de comunicación estadounidenses sobre las informaciones generadas en Iraq). La distribución de más material impreso y radio a los cubanos, y la ampliación de la información disponible en Cuba, a través de la Internet, "es sólo el comienzo de un esfuerzo más robusto para llegar hasta el pueblo cubano", afirmó.

¿Acaso Radio y T.V. Martí son un fracaso, por qué no han cumplido los planes y hacer productiva la inversión estatal, con el asesoramiento de la C.I.A.?

Para el ignaro, pareciera una benéfica e inestimable idea del gobierno estadounidense; aunque "confío más" en las gestiones que se hacen en el capitolio, que están reflejas en sendas enmiendas aprobadas no ha mucho, que sin humillar al pueblo cubano, se les quiere librar del bloqueo económico; para favorecer áreas de interés de los inversionistas; como es el caso del señor John Parke Wrigth, presidente de J.P. Wright, de la Florida; que actualmente negocia con la empresa importadora cubana Alimport otro contrato de ventas, para suministrar ganado vacuno a la isla.

Es temerario incitar, a una facción minoritaria de opositores, a la alucinación, prometiéndoles ayuda económica; pues no deja de ser una intervención directa en los asuntos internos de una país soberano. Donde solo ella y sus hijos tienen el derecho a buscar solución a sus conflictos; con el asesoramiento y amparo directo de las Naciones Unidas; organización que ha reiterado en sus reuniones plenarias y resoluciones el cese del bloqueo unilateral contra Cuba.

Lo he mencionado, en escritos anteriores: Cuba no es Irak, mucho menos un país de Europa oriental. Y a propósito de Iraq: ¿Quién a desafiado, en el "exilio", al gobierno de EE.UU., por la unilateral guerra, que Bush y sus halcones tratan de justificar, pese a la no-existencia, en Iraq, de armas de destrucción? ¿Qué cubano-estadounidense tiene el valor de exigir a Bush y sus halcones que terminen la ocupación para pueda la ONU iniciar la reconstrucción del país? ¿Quién denuncia las graves violaciones a los DD.HH. y D.I.H., que las tropas de ocupación estadounidenses cometen cada día contra los iraquíes? ¿Dónde están las protestas por los soldados que mueren o se suicidan en suelo iraquí? ¿Acaso Cuba y los cubanos están exentos de sufrir las consecuencias de una ocupación estadounidense, directa o indirecta, según desean algunos anacrónicos cubanos-estadounidenses, que llevaron a Bush a la presidencia y están aferrados al revanchismo?

¿Cuándo ocurrirá la transición a una democracia, en Cuba? En el momento que los opositores dejen el protagonismo gárrulo, y sin gargalizar onomatopeyas tengan un decoroso propósito de unidad nacional. Por pocos o más esfuerzos, de los "poderosos del exilio", los cambios ocurrirán dentro de la isla; si los líderes de la oposición tienen un reconocido prestigio ante el pueblo y un proyecto decente, como los de Cambio Cubano, que pudiera ser una referencia a tener muy en cuenta. En nuestros días, y los eventos de las últimas semanas, indican de no están dadas las condiciones anímicas, tampoco existe un plan que se identifique genuinamente con los principios que dieron razón de ser a la nación cubana. Las aspiraciones democráticas de los cubanos están latentes en la isla, y solo se materializara si existe un consenso en este sentido.

Una transición con ayuda directa de EE.UU. no es conveniente, tampoco el estimular la salida negligente por mar de cubanos, rumbo al milagro estadounidense. Por qué no se apoya la salida legal, concediendo las visas correspondientes. ¡Esto sería más humano! Y de esta manera se evitan más muertes en el estrecho de la Florida; también la piratería aérea y marítima, que no deja de ser terrorismo, y que EE.UU. no se esconde para estimular.

Hay que rechazar con indignación los sistemáticos excesos cometidos por la maquinaria represiva de la tiranía; los arrestos y las severas condenas, dispuestas en abril por la dictadura, contra 75 miembros de la oposición. Empero, también, se debe repudiar con enojo el desprestigio de algunos líderes de la oposición adentro y fuera de Cuba, que solo salvaguardan el provecho propio y buscan la venia de los ilustres inquilinos de la White House.

Estoy persuadido, de que para se puedan producir cambios económicos y una transición democrática, primero se debe levantar el bloqueo, como imprescindible alternativa complementaria. Todo discurso que apunte a otra inferencia, aleja cualquier posibilidad de reformas por la vía pacífica. Durante más de cuatro decenios, el bloqueo económico solo ha traído el incremento de las penurias del pueblo cubano, y la consolidación de Fidel Castro en el poder.

Al igual que muchos compatriotas, la mayoría, exigimos el fin del bloqueo. Esto aliviaría el sufrimiento en la isla, y servirá de catalizador para se pueda establecer la democracia, con ayuda del diálogo sincero, entre cubanos, y buscar solución al problema que abruma a la nación. La dictadura es solo uno de los problemas, de los múltiples que abarrotan el alma cubana. Un ejemplo son los sentimientos de odio, contra los terroristas del "exilio" - protegidos por la C.I.A. -, que lejos de ser juzgados por sus fechorías, están libres y vanagloriándose de sus aventuras criminales, contra Cuba y los cubanos, sin un ápice de contrición.

Es verdad, de Fidel Castro ha agraviado a la comunidad internacional, en más de una oportunidad. Empero no hay derecho a parlotear, sobre el indispensable castigo a la dictadura, porque las consecuencias deplorables del bloqueo las ha sufrido y está sufriendo todo un pueblo. Su crimen, el deseo a ser respetado y construir su propio destino, aspecto que no quieren reconocer algunos fanáticos. Esto evidencia de la humanidad aun "carece de modelo sólido y positivo de un verdadero derecho y una justicia perfecta, de la que solo posee una sombra o imagen". La sociedad estadounidense es un ejemplo y más que inmiscuirse en los problemas ajenos, es obligación de Bush el dedicar más tiempo a solucionar los abundantes problemas domésticos. El pueblo estadounidense se lo agradecería con creces, porque las alarmas ya han sonado más de una vez, no solo en lo social y económico, también en la política.

¡Cesar el bloqueo económico no es salvaguardar la tiranía de Fidel Castro; es ayudar a un pueblo noble y tenaz, para viva humanamente!

22 de septiembre de 2003

Cuba: La gazmoñería del desinterés...

Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
22 de septiembre de 2003.

"Una mentira adecuadamente repetida mil veces se convierte en una verdad", decía Goebbles. Y en la historia de Cuba se ha practicado en más de una oportunidad, para la usura de una minoría, y ruina de la sociedad.

Durante más de cuatro décadas, adentro y fuera de Cuba - castristas y opositores - han manipulado sin escrúpulo miles de acontecimientos, con un solo propósito, el engaño disfrazado del desinterés; que al final de cuentas han sumergido al pueblo cubano en la más deshonrosa inopia, no solo material, también espiritual.

Deslumbrante gozo maquiavélico

LA mojiganga gloriosa del egoísmo coherente de los seres humanos, es la gazmoñería del desinterés. Es decir, todo desinterés oculta - consciente o no - un provecho real. Toda interpretación y apología discrepante, no deja de ser, en último análisis, otro "desinterés", para ocultar la verdad del interés. ¿Acaso cree el lector que al reflexionar sobre este embarazoso tema no existe un interés con su cuota de desinterés?

El interés, al igual que el desinterés, tiene sus raíces en verdades sumergidas en las costumbres, que se encuentra en el comportamiento mentiroso del hipócrita ritual cotidiano, en la convivencia familiar y social; encadenándose como hiedra al individuo o colectivo para sean diz bufones, que van a "complacer" las normas del "statu quo", y ardorosamente tratar de encubrir los orígenes políticos, sociales y económicos de sus angustias desperdigadas.

En lo personal, no acepto la arrogancia de las costumbres impuestas, admiro las autenticas y espontáneas, pero las primeras al igual que las segundas, infortunadamente son imprescindibles vehículos y cómplices irreverentes de los agentes sociales; que se aglutinan en torno al maquiavélico gozo del "servicio" y de sus excelentes cualidades pervertidas, que sistemáticamente colaboran para generar embelecos sobre el futuro de Cuba.

Los ganforros y "servidores" castristas y opositores, ambicionan "servir" a la Patria - sin tener al menos el consenso de aprobación y legitimidad histórica ante el pueblo todo - animados hasta los tuétanos por la farsa, la corrupción, las inmoralidades, el engaño, y el terrorismo al estilo de lo que ahora EE.UU. quiere combatir y hacen "ojos no videntes" para estos "terroristas caribeños". Así "sirven" desinteresadamente para el bienestar del pueblo, sujetos a los hábitos obstinados de utilizar métodos que manosean la memoria social cubana, y exacerban el odio - con ayuda del accionar y el tiempo -, que, después de Fidel Castro, alimentaran la anarquía en los intereses económicos y políticos de una facción minoritaria.

Existen los que se "sacrifican" y afirman su desinterés por el provecho personal, pero no tienen interés de un encuentro y diálogo sincero para solucionar el problema entre cubanos, a partir de las ideas, sin morbo visceral e insinceridad descarada, teniendo como premisa buscar la excelencia y talante amalgamados en el alma cubana, rica en tradición intelectual y emancipadora.

Cuba libre, soberana, e independiente

Durante más de cuatro décadas, desnaturalizados "amantes de la patria", con total desfachatez han hecho mucho menos de lo que parlotean por "amor" al pueblo de Cuba, y han sido incapaces de llevar a la práctica lo que dicen, con transparencia y decoro. Son los que pretenden hacer leyes en Cuba después del comunismo, para responder a su "desinterés" embustero, antes de cumplir con el sagrado deber de salvaguardar la dignidad y soberanía de la Patria.

Estoy persuadido de una inevitable y pacífica reforma democrática en la isla, pero no se debe aceptar a protagonistas que más allá de buscar el bienestar de los compatriotas, solo especulan y desean aumentar sus ganancias económicas y retomar el poder perdido en enero de 1959. Me refiero a individuos como el anexionista cubano-estadounidense y congresista republicano, por la Florida, Lincoln Días-Balart, y su hermano Mario ("hijos de Rafael Díaz-Balart que fuera presidente de la 'Juventud Batistiana' y legislador junto a su padre en el Congreso impuesto por el dictador Fulgencio Batista y Zaldivar, después de su golpe de Estado el 10 de marzo de 1952, que, además, fundo la primera organización contra Fidel Castro, con la ayuda 'generosa' de conocidos hampones y asesinos de la tiranía batistiana"). También los que declaran "patriota" al decrépito y excelso terrorista del "exilio" Orlando Bosh, y sus émulos Jorge Mas Santos (que de inmaculado no tiene un ápice al igual que su difunto padre), Andrés Nazario Sargén, Frank Calzón, Luis Posada Carriles, Ricardo Boffill, José Basulto y "el cubanito de las manos sucias para las cosas sucias" Otto Reich; que decir, de los "defensores de la democracia y los derechos humanos" Armando Pérez Roura, Agustín Tamargo, y el desprestigiado Armandito Valladares. Ab uno disce omnes. Todos, sin excepción, respaldan se perpetúe el indecente bloqueo contra Cuba. ¿Es merecedor el pueblo cubano de este latrocinio?

Empero, no todos los hombres y mujeres del "exilio" son de la extrema derecha o políticos petulantes, los hay honorables y fieles al pensamiento martiano, de sea Cuba libre, soberana, e independiente de los Estados Unidos de América, en este caso hay que destacar a Max Lesnik (víctima del terrorismo - que no persigue EE.UU. - de la extrema derecha cubana, en más de una oportunidad, y llamado por sus opositores "La Oveja Negra de Miami"), que no a tenido miedo y ha denunciado "a las ratas, ladrones, políticos corruptos, bandidos y canallas que han convertido a Miami en la capital del robo y la desvergüenza". Es evidente de que Miami no-solo es turismo, sol y playas.

Aplausos para los que se sacrifican y reafirman su interés por el provecho del pueblo cubano, como Eloy Gutiérrez Menoyo y Max Lesnik; cómo olvidar al pundonoroso profesor Ángel Fernández Varela (fallecido). También Luis Ortega Sierra, uno de los grandes periodistas que ha dado Cuba; sin excluir a quienes tienen interés de un encuentro y diálogo sincero para solucionar el problema entre cubanos, a partir de los ideales, sin fanatismo; buscando la grandeza y noble carácter amalgamado en el alma cubana, fértil en tradición independentista. Abrazo con fervor a los cubanos que han apostado por la reconciliación pacífica de los nacionales, más allá de las ideas políticas, y ad majorem Dei gloriam.

Sé, perversos "señores" y sus incondicionales me llamaran ignaro y hasta incriminarme de agente castrista, como ya lo han hecho con los compatriotas que han participado en las reuniones de La Nación y la Inmigración, celebradas en La Habana, en la década pasada, o a los congresistas que adelantan en el capitolio enmiendas convenientes para la eliminación de medidas que permitan levantar el bloqueo comercial de Estados Unidos contra Cuba, vigente desde hace más de cuarenta años (Ya el presidente Bush se adelanto a decir de que cualquier enmienda la vetará).

No obstante, a pesar de los dimes y diretes, la generalidad del pueblo cubano decidirá, en su momento, lo que considere mejor para el futuro de la nación. Esto sólo ocurrirá cuando exista un líder que eclipse a Fidel Castro; hasta hoy día no lo he visto o escuchado. Multi sunt vocati, pauci vero electi. ¿Hay que esperar la ponzoñosa orgía después de que muera Fidel? ¿Hace falta un cubano inteligente como Mijail Gorbachov o Vaclav Havel? Porque no se debe olvidar de no solo los finales son complejos, peligrosos y confusos, también los comienzos; lo será después del comunismo en la isla, pues, existen especímenes "desinteresados" con mucho poder económico y un innegable apoyo del gobierno estadounidense.

Después de lo antedicho, no temo las diatribas a lo expresado desde el alma, de ningún modo las festejo o censuro; las admito como testimonios de que pensando en el bien de Cuba y los cubanos escribo con discernimiento, libertad, altruismo, placer vehemente, y estoicismo. Homo sum: humani nihil a me alienum puto. Verba volat, scripta manet. A bon entendeur salut toto corde. (Soy hombre y nada de cuanto es humano me es extraño. Las palabras vuelan, los escritos quedan. Al buen entendedor, saludo de todo corazón.).

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

17 de agosto de 2003

Vive plenamente


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.

LA historia que les voy a contar fue real y de alguna manera fortaleció mi espiritualidad.

Carlos Muralla, era una persona que muchos le "execraban". Porque siempre tenía buen humor y palabras positivas que manifestar.

En resumen, un genuino modelo de buena voluntad y hermandad; el optimismo en Cuerpo y Alma.

Si alguien, conocido o no, le interrogaba como vivir en armonía; él ni corto ni remolón respondía con una sonrisa:

- "No puedo estar mejor, gracias a Dios no soy de los elegidos para estar mal".

Carlitos, como le llamábamos los más allegados, era propietario del mejor restaurante del barrio. La cafetería había sido del tío, que aún vivo se la dio como herencia.

La "Buena Vida", que así se llamaba el establecimiento, tenía talante alegre. Unas hermosas y bien construidas camareras, tenían la responsabilidad de servir a los parroquianos que ocupaban veinte mesas. Y para bien de Carlitos, todas ellas se morían de amor por él.

Carlitos se conocía a sí mismo. Él nos hacía sentir a gusto con su sola presencia. En síntesis, nos decía que la fortuna ayudaba a los audaces.

Ese era él, un ejemplo de ser humano que todos quisiéramos imitar. Toda persona con verdadera circunspección, hubiera anhelado la filantropía que practicaba Carlitos.

Para atender las adversidades de los demás, siempre tenía tiempo. Pensar que Dios lo había llamado y elegido, no era un disparate. Sí un alguna persona enfermaba, el primero en presentarse era él; para saber en que podía ayudar. Estaba en cuerpo y ánima, si alguien fallecía, con su ofrenda floral; en la funeraria y el entierro.

En todos los incidentes siempre comentaba con optimismo, el punto de vista positivo que tenía el problema en cuestión.

Un día, no refrene por más tiempo la curiosidad y fui a visitar la cafetería. Él me acogió con una amplia sonrisa y su acostumbrado buen espíritu. Luego del abrazo protocolar y sentado ingiriendo una gaseosa, invitación de la casa, le dije:

- Carlitos... cómo haces para estar siempre con esa actitud positiva ante la vida. En verdad, amigo, no creo sea posible que una persona pueda estar siempre con ese ánimo. Me encantaría conocer la receta, si no es un secreto. De esta manera todos tus amigos podríamos lograr tener buen ánimo también... Amigo mío, ¿cómo lo haces?

Él, asevero:

- Cuando me despierto cada amanecida, después de meditar y hacer mis invocaciones a Dios y a todas las almas, reitero una y otra vez a mi subconsciente:

- "¡Carlitos, eres una persona maravillosa! Porque sirves al mundo con benevolencia. Además, tienes dos opciones hoy; puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor. Entonces tomo la decisión de estar todo el día de buen espíritu y amigable con todo lo que me rodea. No puedes olvidar jamás: que con la vara que midas, serás medido. Eres hijo de Dios y como tal dbes ser benevolente".

- Sí por alguna causa algo malo me sucede, puedo escoger entre ser una víctima o aprender la experiencia por dolorosa que esta sea.

- Y si alguien acude a mí, para lamentarse de las tribulaciones que la vida le entrega, puedo rechazar su queja o puedo mostrarle el lado positivo de la existencia. Mi deber e servir y enseñar. Enseñar con buena voluntad a toda persona que lo necesite, para aprenda enfrentar y dar solución de los problemas.

- Bonita filosofía, pero no es de ninguna manera fácil - le reproche -.

- Amigo, cuando el sol sale, sale para todo el mundo - me dijo con su permanente sonrisa -. En la vida uno se mueve por elecciones. Cuando eliminas lo malo de algo, queda lo bueno. Ya vez que cada situación es una elección. Las persona escoge lo que piensa adecuado, según su parecer. Eliges cosas buenas en la vida o malas. Es que acaso tú no eliges cómo reaccionar ante cada problema que se te presenta en la vida.

- Los seres humanos son los únicos responsables de lo que eligen y esto esta directamente en proporción con el ánimo. Eliges como la gente afectará tu estado de ánimo. También eliges estar de buen o mal humor. No puedes pensar que el mundo está lleno de ingratos. En resumen, ¡tú escoges como vives la vida!

Luego de exponer esta concepción filosófica universal; se marcha porque tenía que atender una llamada telefónica y a "La Buena Vida".

Terminé de beber la gaseosa y abandone de la cafetería.

Al tiempo que caminaba, rumbo a mi casa, iba reflexiona que reflexiona; acerca de lo que Carlitos me había explicado. Pero nada que encontraba la médula del asunto.

Meses después del encuentro filosófico, quede sin empleo. Con los dineros que me entregaron, de la liquidación, decidí establecer mi propio negocio.

Por mucho tiempo no vi a Carlitos, porque me fui para otra ciudad a poner mi negocio. Y aunque perdimos el contacto, siempre y con mucha frecuencia me acordaba de él; sobre todo cuando tenía que hacer una elección en la vida y no debía reaccionar con emociones ante ella.

Años más tarde me encontré con Raúl Alberto. Amigo de la infancia y que también conocía a Carlos Muralla.

Raúl me contó que nuestro amigo había hecho algo que no debió hacer:

- "Un día, Carlitos, dejó una de las puertas de la cafetería abierta. Tres malhechores bien armados irrumpen y lo atracan. En tanto que él pretendía abrir la caja fuerte, para complacer las exigencias de los ladrones; por el nerviosismo temblequea su mano y resbalo de la combinación".

- "Los rufianes se sintieron burlados, y agobiados por el desespero le dispararon varias veces antes de marcharse de ‘La Buena vida".

- "Pero como la suerte siempre está del lado de Carlitos, pudo ser llevado con prontitud a una clínica; porque lo encuentra oportunamente una de las empleadas, que llego temprano".

- "Cuando arribó a la clínica, fue conducido directamente al quirófano, luego de los preparativos necesarios en estos casos".

- "Después, de diez horas de cirugía, lo trasladaron a terapia intensiva; allí residió varias semanas entre la vida y la muerte. Varios meses después salió de la clínica. Amalgamado en su cuerpo llevaba la presencia de un plomo, de uno de los proyectiles".

Un día, al tiempo que realizaba los trámites en la aduana del aeropuerto, en un viaje al extranjero, vaya sorpresa. Ahí frente a mí estaba el "resucitado" Carlos Muralla. En él nada había cambiado después del problema del asalto. Solo que los años no pasan por gusto: pero los cincuenta años no se le notaban.

No pude contener mi indiscreción y le pregunté como estaba de salud y me respondió:

- Mejor no podría estar, estoy viviendo mis mejores años.

Sin salir de mi sorpresa, le pregunté:

- Carlitos, ¿qué pasó por tú mente cuando sucedió lo del asalto?.

Con la seguridad de siempre me contestó:

- Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás de la cafetería. Cuando estaba tirado y herido en el piso recordé que tenía dos opciones: Podía elegir vivir o podía elegir morir. Yo elegí vivir.

Sin permitir que terminara de hablar le insistí:

- ¿Y no sentiste miedo de la muerte?.

Carlos, inmutable continúo:

- Imagínate, amigo, que los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Me llevaron al quirófano; al ver las expresiones de sus semblantes y ojos, me asuste... podía descifrar en sus miradas: ‘Es hombre muerto’. Comprendí que debía tomar una decisión.

- ¿Que decisión?... exclame.

- Bueno... uno de los médicos me pregunto si era alérgico a algún medicamento. Respire hondo y grité: ¡ Sí a las balas! Y mientras se burlaban les dije: Estoy eligiendo vivir... opérenme como si estuviera vivo, no muerto.

- Nos despedimos y hasta la fecha nunca más nos hemos visto.

Mientras el avión me transportaba, vino a mi mente Carlos Muralla. El Carlitos que no solo vivió por la maestría de los médicos. También vivió por su asombrosa actitud, ante los momentos difíciles de su vida. Y pienso que hoy vive plenamente.

De Carlos Muralla aprendí la lección de que cada día todos tenemos la elección de vivir plenamente desde el alma. Porque más hace el que quiere que el que no puede.

Es evidente, al menos para mí, que la actitud, al final, lo es todo. Porque el hombre contiene en sus adentro: Voluntad, Amor, Sabiduría, Inteligencia Activa. Esto solo es posible comprenderlo si estamos conscientes de que somos almas amorosas.

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

15 de agosto de 2003

El Malhumor


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.

EL malhumor "no existe" ni viene solo a nuestras vidas. Vive en la sociedad de manera individual y es consecuencia directa de fallas espirituales y existenciales, como: el egoísmo, la falta de caridad, la intolerancia, el orgullo, la vanidad, la falta de buena voluntad y fraternidad para la convivencia.

Los malhumorados y el malhumor, son los defectos humanos que más dolor causa a la sociedad. Independientemente de la trascendencia que sobre todos los seres del planeta producen estas acciones. Un malhumorado hace sufrir a muchas personas inocentes que viven a su derredor, causándoles una existencia triste y amarga.

El personaje de Goethe, Werther, decía que: ¿En qué forma se puede calificar a una cosa que daña al prójimo y a nosotros mismos? No es suficiente podamos hacernos felices los unos a los otros.

El malhumorado es un dependiente, un "vicioso" que causa desgracia al género humano. Nada justifica que una persona tenga rabietas, haga escándalos, y trate a los demás con ofuscación, enojo e intolerancia. Las personas que tienen malhumor, lejos de ser temperamentales, son personas incapaces de controlar sus impulsos y carácter. Tanto es así, que lo podemos deducir de esta frase: No digas: ... son cosas de mi carácter. Son cosas de vuestra falta de carácter, sé humano por sobre todas las cosas.

La proliferación del malhumor, en medio de un mundo globalizado y neo-liberal, es un peligro.

Todos tenemos la obligación de frenar esta tendencia. Es urgente implementar en la educación, desde la niñez, medidas que permitan una atención especial al control del carácter. Sobre todo cuando se presentan, en los niños y jóvenes, explosiones de irritación.

El malhumor hay que erradicarlo y solo es posible si se actúa con tacto y firmeza. De esta manera ayudamos a las actuales y futuras generaciones, para sepan tener control de sus reacciones. No-solo desde el punto de vista físico, también espiritual.

Con este accionar educativo aportaremos el germen necesario que permita una verdadera convivencia planetaria.

Nuestra responsabilidad comienza por ser tolerantes con nosotros mismos. Practiquemos el amor y la amistad. Es la única manera de ser benevolentes.

Todos tenemos sectores o lunares oscuros en nuestras vidas, porque no somos perfectos. Pero tenemos que dominar nuestro carácter. La amistad es una responsabilidad nuestra y debe ser premisa fundamental cultivarla. No tener interés y valor de controlar nuestro temperamento, impide encontrar la esencia de nuestra existencia.

Al no controlar el malhumor, estamos asumiendo una irresponsabilidad en nuestras vidas. Es el camino que conduce a la involución plena de nuestra alma.

Nosotros, día más, día menos, estamos irritables e incluso el más mínimo detalle nos puede exasperar. Debemos estar conscientes de que esto forma parte de la imperfección humana. Pero con férrea voluntad y las virtudes maravillosas que Dios nos entrega, podemos controlar y eliminar, con creces, estos defectos.

Sí actuamos cada día con sabiduría, altruismo, buena voluntad y fraternidad; nuestras vidas serán más armónicas y equilibradas, también contribuimos a la de todo el universo.

Bienaventurado aquel que manifiesta respeto así mismo y lo entrega con amor a la totalidad. Si actuáramos de esta manera, lograremos el crecimiento no solo corporal, también de nuestra alma.

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

10 de agosto de 2003

Voluntad


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.

Cuando se habla de la voluntad, se asocia con la edad y características de cada persona; olvidando en muchas oportunidades que tiene vinculación directa con su proceso evolutivo y el entorno.

En la cotidianidad humana, vamos a encontrar personas con voluntades inseguras, que se contraponen a las voluntades audaces. También descubrimos voluntades con características de total ausencia o disminución de esta.

Generalmente las voluntades pueden ser modificadas por agentes o influjo, no-solo espirituales, también físicas. Las voluntades pueden ser transformadas por elementos internos o externos; provocando que sean débiles y faltas de energía positiva.

Otras causas pueden generar cambios y debilitamiento en las voluntades; llegando a su anulación, como son: la energía y calidad que tenga la influencia eventual o sistemática del sufrimiento sobre la persona. También hay factores externos que afectan: las alteraciones climáticas, el agotamiento en exceso, el debilitamiento fisiológico, la pasión sin control, la pereza mental, etc.

Con lo antes expuesto, creo de que es importante tener presente las deficiencias que se han mencionado. No-solo las personas adultas, también para el adecuado desarrollo integral de los niños.

Controlar y evitar con sabiduría los orígenes que causan daños a la voluntad, permiten tener salud física y espiritual. Es decir, crecimiento integral del ser humano.


(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

3 de agosto de 2003

Exhortación


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.

Durante muchos siglos, los consejos han formado parte de la cotidianidad. Para muchas personas estos no tiene trascendencia, pues el mundo cada día esta peor.

No podemos asumir esta aseveración como un comportamiento de todo el género humano. Los consejos son un instrumento que ponen en manos de los menos ducho, aquellos que tienen más ilustración.

Cosa cierta es que por más consejos reciba una persona, este no servirá de nada; si no es recepcionado por su alma. En esencia, todo el éxito dependerá de cada individuo.

Por está razón, uno no debe temer nunca a los retos que impone la vida. Aunque en ocasiones nos sintamos cansados en nuestro peregrinar terrenal, o no encontremos solución a nuestras aspiraciones de manera deseada.

Debemos continuar. Si caemos caigamos es necesario reanudar nuestros pasos. Hay que buscar incansablemente la Luz, ella nos permite aportar ideas brillantes a nuestros hermanos y hermanas, así como a nuestras vidas.

Aún cuando estemos agonizando, continuemos nuestro bregar. Sin olvidar nunca que muchos hombres y mujeres han muerto por causas en apariencia imposibles de realizar; y al

final su causa a triunfado. Ejemplos hay muchos, pensemos en Gandhi, Madre Teresa de Calcuta, Luther King, Mandela, Mahoma, Buddha, Jesús. Una prueba de que debemos estar conscientes de todo lo que aún nos queda por aportar.

¡Hay que alcanzar la meta... ¡Y estar cerca de Dios!

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

25 de julio de 2003

Cuidar la familia


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
25 de julio 2003

LOS cimientos de cualquier sociedad, independientemente de su desarrollo educativo, económico o político, es la familia. Por ese principio, hay que cuidar la familia; pero es necesario tener en cuenta que:

El primer eslabón de la sociedad es el matrimonio, la familia.

La mano que mece una cuna, es la mano de Dios que dirige el mundo.

El divorcio, en todos los países, es uno de los factores que pueden influir en el crecimiento de las violaciones; en todas sus manifestaciones.

La maternidad es la clave de la felicidad conyugal, porque es bendecida por Dios.

Los hijos son generalmente una muestra visible del amor de los padres.

La madre es para los hombres y las mujeres, una encarnación célica.

¡Cuidar la familia es salvar de males al mundo!

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

21 de julio de 2003

Para Conservar la Salud


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.

EN el planeta la vida esta amenazada, por insospechados contaminantes. No-solo es la contaminación del medio ambiente; también de los alimentos que consumimos y las sistemáticas contravenciones de las normas de convivencia.

Estas alteraciones naturales unas y espirituales otras, hacen de que cada día sea más perentorio proteger nuestra salud. Pero para estar sano hay que pensar, también, en salvaguardar la salud planetaria.

Sin pretender instaurar reglas, quiero compartir algunas consideraciones que contribuyen al cuidado de la salud. Es decir, si queremos conservar la salud:

Debemos atesorar nuestro corazón, frente a la vida toda, en paz y armonía.
Si nuestro estado corporal no está en armonía con el espíritu, no existirá equilibrio en nuestras existencias.

El aire puro es indispensable en la vida toda. Luego es importante respirar aire saneado, en lugares donde la naturaleza este saludable.

Independientemente del credo, la invocación nos permite aproximarnos a la esencia divina; que es la energía vital necesaria para nuestra alma y cuerpo. De esta manera nos fortificamos y tendremos protección.

Es importante dedicar nuestro tiempo en el trabajo provechoso. Sin olvidar el necesario descanso, para el resarcimiento del cuerpo y el espíritu.

De la renovación armónica de las células y de nuestra alma dependerá de la transformación altruista del servicio; también de nuestros conocimientos y profundo concepto amoroso de la hermandad.
Hay que evitar encolerizarse. La ira nos hunde en los mundos de bajo nivel evolutivo.

Nunca se debe cometer el error de vivir para comer. El hombre sabio solo come para vivir.
Es importante que la tolerancia este en nuestras vidas. Si perdonamos y la bondad florece en nuestras actuaciones cotidianas, estaremos elevando nuestro crecimiento personal.

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

30 de junio de 2003

Cuba: Los líderes deben gozar de excelso prestigio y méritos pundonorosos.


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
30 de junio de 2003.

Es saludable, no-solo al paladar, diferenciar entre lo que es amargo y lo salado. Sin embargo, existen algunos mortales que anhelan la fama y los elogios, aunque sus argumentos estén faltos de juicio y calidad para convencer. He aquí lo "maravilloso" del no conocer y no aplicar el entendimiento, como lo es también la ausencia de templanza. Entre estos se encuentran los que desde fuera de Cuba claman una solución militar al problema cubano. ¿Cuántos de estos individuos viven o tienen familiares en la isla? ¿Cuántos de ellos sufrirían las secuelas negativas de una guerra?

Amo la naturaleza humana, pero estoy convencido de que hay hierbas malas y buenas; y es útil destruir las primeras y regar amorosamente las segundas. No obstante, hay que comprender esta realidad, y tener la mente limpia para conocer a los honestos que son capaces de vindicar su espíritu con el solo objetivo de romper las cadenas que le oprimen, para finalmente dejar de sufrir.

No ha mucho, conocíamos la existencia del "Proyecto Varela", también de otras iniciativas como las de Cambio Cubano. Hace pocas semanas, se realizo una campaña para un "Referendo" en el seno del "exilio". Hoy, para mi asombro, aparece un llamado "Congreso Nacional Cubano", que se proclama ser un aparato de carácter representativo, de corte parlamentario, y presidencia colegiada, de amplia presencia ciudadana; en la que participan, en calidad de representantes, más de 300 delegados de la Florida, así como un número similar en representación de las otras áreas que conforman al "exilio" cubano.

¿A quiénes representan? ¿Quién les ha dado carácter parlamentario y colegiado? ¿De que presencia ciudadana hablan? ¿Acaso un grupo de personas de la Florida representa al pueblo cubano de la isla y a la generalidad del "exilio" desparramados por el mundo?

Por más de cuarenta años, no se aprende la lección, de que la mayoría de los cubanos anhelan cambios que mejoren la situación crítica en que se debate el país. Empero no quieren saber nada que ponga en peligro los aspectos positivos adquiridos, como los de la educación, la salud y el racial - la población afrocubana (negros y mulatos): entre el 33 y 60 por ciento -. Tampoco quieren pasar por las complicaciones sociales, políticas y económicas de algunos países "democráticos", de Ibero América, y del bloque ex-comunista de Europa del Este. Qué decir, de unos cuantos representantes del "exilio", que derraman, sobre la Patria, la desvergüenza y el deshonor. Para este humilde ser humano, un líder debe gozar de excelso prestigio y mérito decoroso, más allá de la filiación política, económica o social.

Es que se olvida, con asiduidad, la esencia de que lo mucho o lo poco que se hace en cada minuto de la existencia tiene una razón de ser, en esa extraordinaria y natural propiedad humana de mirar al futuro, preparándose a confrontar y seguir el curso de los tiempos que en definitiva actualiza la vida.

No es mentira de que hay una profunda batalla de ideas, promovidas por el gobierno de la isla - el "exilio" no se queda atrás -; gusten o no, están sustentadas en hechos conocidos por aquellas personas que saben prestar oídos y analizar. Quién puede negar la desgracia que implicaría una guerra o el neoliberalismo en Cuba. Qué decir, de algunos opositores, que sin tener el poder sobre el pueblo cubano, ya han dejado ver su violencia y corrupción política-económica.

Empero... la presente estructuración de la sociedad cubana, en la isla y fuera de ella, no será nunca lo que previeron como nación nuestros abuelos, tampoco el anticipo de lo que necesitan nuestros nietos. Para que exista una "democracia" se hace necesario de que la sociedad cubana tenga una activa participación en la política, con ética y coherencia. ¿El pueblo cubano y sus "líderes" - adentro y fuera de la isla - están preparados para el cambio?

No es posible una transformación pacífica hacia la democracia, mientras no tenga unidad la oposición, no solo en el "exilio", también en la isla. Unidad que inspire al pueblo, con proyectos que no pongan en peligro su dignidad. Los últimos acontecimientos en Cuba, y ahora con un "Congreso Embaucador", los eventos dejan mucho que desear. Aunque, es justo "aceptar" de que soñar no cuesta nada; gracias, "al bolsillo" de algunos cubanos del "exilio", y los "honrados patrocinadores" de siempre.

La situación en Cuba es grave; el turismo no ha generado las divisas esperadas, después del 11-S; que se suma a los resultados nada halagadores de la zafra 2002-2003. También es preocupante la doble moral de muchos "patriotas" en la isla, que amparados en una supuesta lealtad al gobierno delinquen con total impunidad, trafican influencias, y mercancías ilícitas de todo tipo; ya se habla de drogas. Ahora hay otro debate, el papel de los intermediarios en los mercados agropecuarios, y la creación de un "sindicato clandestino". Faltan las consecuencias de las sanciones políticas de la U.E.; y cuál será la actitud futura de EE.UU., que, para bien de Cuba - y disgusto de algunos en el "exilio" -, por ahora tiene otros asuntos de mayor importancia que le perturban el sueño.

Cuba necesita paz y prosperidad, pero se hace necesario dejar de lado la parcialidad. Hacer frente a la realidad, con el alma desnuda ante el pueblo cubano, mostrar y aceptar las dos caras de la moneda. Si el absolutismo de Fidel Castro y la terquedad de la oposición no actúan en consecuencia, todo lo que ambos bandos están haciendo por la Patria es bazofia; porque están sepultando en el ostracismo a la nación y ocultan la verdad. Derramar la sangre del hermano no es trascendental, es más decoroso hacérsela ascender interminablemente al semblante.

Es una verdad los cambios positivos en la China comunista, y la identificación de muchos cubanos con estos. ¿Es un delito aspirar a un cambio de parecida naturaleza en la isla? Empero se debe "anticipar" con sabiduría los resultados de cualquier acto, que este encaminado a las reformas en Cuba, y estar preparados, de alguna manera, a sus consecuencias buenas y malas. Por experiencia conocemos algunas, y por intuición podemos inferir otras; porque querámoslo o no, el caminar histórico de la Patria ha sido de un constante "anticipar", que han llevado de unas ideas a otras y de unos actos que las complementan, que en último análisis es el molde de lo actual; es necesario predecir, como necesidad natural de las exigencias más perentorias de cada cubano. Preciso es dar a cada acto el de la palabra franca, en relación armónica con el pensamiento; como alternativa que permite encontrar solución a cada problema, teniendo como premisa las palabras que las sustentan y la verdad de un juicio razonable.

Porque razonar es discurrir con lógica, dando razones para probar lo que se expone o considera. El razonamiento consta, por lo tanto, de una serie de conceptos, encaminados a demostrar la verdad de lo que se pretende, unidos entre sí mediante el juicio que concuerda con lo pretendido y evidencian su certeza, tanto por lo que la apoyan como por lo que anulan, y que no se opone a las evidencias; haciendo no solo posible dar razón de cuanto hay o sucede, sino develar cualquier incógnita por la simple consideración de los factores conocidos que entran en ella.

Y es que no es posible razonar sin el raciocinio, que es la facultad que da claridad a los términos confusos, compara los juicios que afirman con los que niegan, y establece una relación como consecuencia de lo comparado, permitiendo de ese modo pasar de lo conocido a lo desconocido y develar las incógnitas con sapiencia y series de razonamientos coincidentes, y el afloramiento de las nociones que van a identificar una verdad. Eso sí, cuando la justicia está en duda, la misericordia es lo obligado, principio que también es efectivo para la solución engañosa de la razón que da a los muchos problemas que contra toda razón le toca resolver. Tengo la certeza de que algunos cubanos no razonan y mucho menos tienen la facultad del raciocinio, para encarar los crecientes problemas en la isla y el "exilio".

El futuro de Cuba es sombrío, es esencial predecir, que no es más que anticipar una cosa, no ha capricho, sino basándose en los factores y evidencias de una crisis existencial en la sociedad cubana, que al progresar en sus causas y efectos traerá la realización de lo que se ha presagiado. Todos los cubanos son hermanos, y tienen el sagrado deber de moverse a conmiseración; aceptando el consenso, y asumiendo el reto de las reformas democráticas necesarias; con resolución, valentía, y constancia. No se puede olvidar de que: "Totus hic locus est contemnendus in nobis, non negligendus in nostri" (Cuidado es que debe desdeñarse para uno mismo y no descuidarse para los suyos). Porque la evidencia que mejor corrobora la benevolencia, es el sacrificio voluntario que se hace por el bien del prójimo.

Abrazo fraternal desde el Alma, con los mejores pensamientos para que la Paz Prevalezca en la Tierra.

22 de junio de 2003

Cuba: Fidel Castro no es el único culpable.

Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
22 de junio de 2003.

Después del desmoronamiento del bloque "comunista" de Europa del Este, el gobierno cubano continúa obcecado en no tolerar los cambios que extirpen la modorra paternalista y opresiva en la isla; y vitupera la necesidad de reformas en el país, ajustado a la nueva correlación de fuerza global; que impone una metamorfosis de los actos presentes, nutriéndose con la experiencia del pasado, y la percepción del porvenir; para prolifere la ideación, así como la disposición auténtica que permitan se inserte, a Cuba y los cubanos, en el mundo de hoy; teniendo en cuenta de es un país cuya economía depende de las importaciones.

No es benéfico, a mediano y largo plazo, continúe el caciquismo en la isla y el "exilio". Prerrogativa que ni el régimen, ni la oposición se pueden dar; pues, el país está vinculado - directa o indirectamente - a la geopolítica del acontecer general. Para bien o para mal, ante la globalización, es cardinal de que los cubanos busquen con responsabilidad las causas de la ruina y traumatismos que eclipsan la vida nacional. Desafiar el futuro es esencial, y hay que aceptar con humildad de que "nada tan estúpido como vencer; la verdadera gloria está en convencer".

Por más de cuarenta años, los cubanos han sufrido el abarrotamiento de sus restringidas esperanzas, que se han enardecido por las promesas; que al final se han descuajaringado contra un esclerótico gobierno absolutista y la inmoralidad de los llamados "patriotas". Ambos, definitivamente están "incubando" el embrión de una futura anarquía. El pueblo cubano sufre con estoicismo los sistemáticos fracasos económicos y políticos; constantes errores y postergaciones de resultados en lo social, y nuevos ofrecimientos, que solo acrecientan el escepticismo y el desengaño. Fidel Castro no es el único culpable.

Cada día es menos sostenible la situación en Cuba, que deteriora sobremanera la nación y distorsiona los hábitos del coexistir. Quién sabe si la generalidad espera del gobierno o de los "amigos del norte", un milagro quimérico. ¡Imperdonable yerro!

¿Cómo será la inserción de Cuba - en lo económico, político y social - en el orden internacional, después de una transición democrática? Esta y otras interrogantes por el momento no tienen respuesta. Porque no hay un proyecto coherente, en la isla y el "exilio", que tenga una argumentación unificada, y proteja la verdad. Además, facilite comedidamente la defensa e integridad moral de la nación y su soberanía.

Sin perjuicio, hay que salvar a la Patria. En tal sentido, vale la pena meditar sobre lo que con respeto y franqueza expone el doctor Juan Antonio Blanco: " La visión totalitaria del socialismo y el estilo unipersonal de gobierno de Fidel Castro son hoy – mucho más que cualquier posible acción estadounidense contra Cuba - los principales peligros a la seguridad nacional cubana. Sin embargo, es a la clase política cubana, a sus intelectuales y al pueblo en general a los que correspondería - antes que a nadie - ponerle coto definitivo y salvar al país. Es necesario hacerlo antes de que sus erráticas y a menudo unilaterales acciones conduzcan a todos a un desastre de dimensiones desconocidas. Otro futuro mejor todavía es posible y el pueblo cubano lo merece".

¿Cuándo la "Revolución Socialista" - dirigida por Fidel Castro - y los cubanos todos, renunciaran a su enclaustramiento, ostracismo, y adhesión al discurso bizantino? ¿Cuándo asumirá la comunidad cubana, como prioridad, acciones concretas en bien de la Patria?

Algunos, en el "exilio" y en la isla, tiene avidez de exista democracia en Cuba, pero esperan sea con la ayuda "desinteresada" de los marines estadounidenses. Con su actitud, están demostrando cobardía e incapacidad para resolver - pacíficamente - el problema entre comppatriotas. ¡Los cubanos que han demostrado talante, sin verborrea tienen la respuesta!

Inevitable es la transición hacia la democracia - sin renunciar a los logros, en materia de ciencia, educación y salud -, y todos los compatriotas, sin excepción, tienen el desafío de propiciarlo: con ansias de paz, inspiración creadora, pureza de intención, orden, método, y percepción. Sin olvidar los eventos internacionales con vitalidad y sabiduría. Esto, en último análisis, evitará prevalezcan en Cuba las penas, celos, odios y traiciones. Del mismo modo, los nacionales tienen que sobrellevar las inevitables contrariedades de la transición con intelección acertada, justicia insobornable, dignidad, y autodeterminación. Una transición con dirección y control, concediendo libertades dentro de la disciplina y la ley; construyendo una infraestructura eficaz, que fortalezca la recuperación económica, política y social. Esta debe ser la proyección al futuro; otro enfoque llevaría a Cuba y los cubanos a un nuevo e irreversible fracaso.

Los dirigentes políticos, sindicalistas, humanistas, medios de comunicación (como Radio Martí), etc., - en el "exilio" y Cuba - tienen el deber, ante la historia y el mundo, de terminar con los embaucamientos y embrollos; por su culpa las cosas han ido de mal a peor; y hoy día, el paciente tiene pronóstico crítico. El egoísmo de unos pocos, por más de cuarenta años han arruinado el país, y dejado como secuela un pueblo prisionero de un impúdico sistema que lo afrenta. ¡Hay que admitir las equivocaciones con valor, y rectificar el rumbo con decoro! ¡Sí señor!

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

15 de junio de 2003

Cuba: ¿Quién dice la verdad sin perversidad y sin falacia?


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
15 de junio de 2003.

SI miramos al futuro y nos deleitamos con la posible belleza de una autentica democracia en Cuba, estamos perfeccionando el alma de la nación; y encarar la realidad con metas definidas, para sin privilegios dialogar decentemente entre cubanos, y enfocar la atención sobre la espléndida e inagotable oportunidad de hacer realidad las aspiraciones de un pueblo.

Parte de estos anhelos están marcados por el martirio; que se amalgama como la hiedra a la soledad; complemento inseparable del sufrimiento y la impotencia. Paradigmas que ensanchan el corazón y purifican el espíritu, aunque se opine lo contrario.

El despotismo no solo es de Fidel Castro, también de muchos de sus detractores; que han hecho promesas, pero es mucho menos lo que se ha realizado en concomitancia a lo ofrecido. Es decir, "del dicho al hecho hay mucho trecho".

Las personas de buena voluntad no aceptan la opresión económica, social y política que abarrota a la familia cubana; y repudian las secuelas generadas en Cuba: por las sanciones de otras naciones, el régimen, y la oposición.

Ante esta certeza, se esfuman las posibilidades de extirpar las pretéritas amarguras, y mucho menos suprimir, de la vida nacional, los propósitos y discursos con ambigüedades, que jamás van a facilitar el razonar de corazón.

Ninguna persona es perfecta, "el que no cojea, renquea"; sin embargo, no son pocos los que ambicionan "administrar" los destinos de Cuba, en un futuro cercano. Pero prestan más vocación a sus afectos personales, que a las necesidades de la Patria. Individuos que carecen de sabiduría y ética; e incapaces de concretar objetivos, quieren llegar al fin menospreciando las leyes de causa y efectos.

En las últimas semanas se han desarrollado eventos de trascendencia, en relación con Cuba. Estas han corroborado y puesto en hesitación la ausencia de pundonor y voluntad, que a la larga pueden obstaculizar ideales benéficos para el futuro del país.

Los quimeristas estiman que no más allá del año 2004, a Castro lo derrotara la oposición interna. Además, aseguran la decrepitud de Fidel, y la progresiva crisis al interior del régimen. Un sector obcecado de la comunidad cubana ha suplicado al presidente Bush ayuda para solucionar el dilema de Cuba. Sin tener en cuenta, de que una intervención directa de EE.UU. es más compleja y peligrosa que en los casos de Irak, Corea del Norte, o la pugna palestino-israelí. Esta verdad la conocen Bush, republicanos, y demócratas. Políticos, artistas, e intelectuales del mundo "democrático", han exigido al gobierno cubano el cese de las represalias contra la oposición pacífica, y una transición hacia un "régimen representativo".

Por otro lado. EE.UU. sufrió una derrota - como patrocinador - de un proyecto presentado por Canadá, Chile y Uruguay, en el último Consejo Permanente hemisférico celebrado en Washington; que discutía la situación y acciones relacionadas con los Derechos Humanos en la isla. Dicho proyecto se voto en contra por 16 países, y la abstención de uno. Algo muy parecido ocurrió en la Comisión de Derechos Humanos, en Ginebra.

Más reciente, según Powell: "Estados Unidos de América espera con interés trabajar con los miembros de la O.E.A., para encontrar maneras de apresurar la inevitable transición democrática en Cuba". Una vez más, el que empuja no se da de golpes.

Lo expuesto hasta aquí, es verdad. Empero son evidentes los esfuerzos desesperados de Andrés Nazario, desde Alpha 66. También el siniestro complot - coordinado por la CIA, el Pentágono y Otto Reich; y la ayuda indispensable de cubanos como José Basulto, de Hermanos al Rescate - para provocar, el pasado 20 de mayo, un incidente con la fuerza aérea de Castro, en el Estrecho de la Florida.

Verdades son los testimonios de Odilia Collazo Valdés, presidenta del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba y otros opositores, que resultaron ser agentes de la Seguridad del Estado. Testimonios, entrevistas y documentos que estarán disponibles próximamente en un libro titulado "Los Disidentes"; que ponen al descubierto el dudoso proceder de algunos representantes de la oposición, en Cuba y el exilio.

Decía Pablo Alfonso, columnista del Nuevo Herald, de que: "Todavía quedan algunos tontos - cada día menos -, que se alimentan de promesas, consignas y mitos"; y asegura existe un fortalecimiento de la oposición. ¿Esto puede ser verdad?

El incremento de la inversión extranjera en Cuba se ha incrementado hasta 20 veces en las últimas décadas, según informes del gobierno cubano. ¿Es una verdad? No es acaso verdad la marcha masiva por las calles de La Habana y frente a la embajada de España; como protesta por las sanciones políticas de la Unión Europea; encabezada por el gobierno español; y que se suma a las económicas de EE.UU..

No deja de ser verdad las intervenciones militares estadounidenses en Cuba - en la "república" que algunos coterráneos echan de menos - y sus respectivos interventores: John Brook (1898 - 1899); Leonard Wood (1899 - 1902); William Taft (1906); Charles A. Magoon (1906 - 1909); cuál será el próximo (... -...). A propósito, un espécimen de la "nueva era" está de chunga en Iraq.

Es que las verdades mortifican, y en este caso los hechos dejan al descubierto la doble moral y terquedad, de algunos opositores, gobiernos, y el régimen. La tasa se desborda cuando escuchamos a Powell decir: "Si algo nos ha enseñado nuestra experiencia en el cuarto siglo transcurrido, en este hemisferio y en todo el mundo, es que las dictaduras no resisten la fuerza de la libertad". A buen entendedor pocos ejemplos y palabras bastan.

Hay que defender la verdad. "Al pan, pan, y al vino, vino"; cuando se enfrenta el atropello usurero de "líderes poderosos". Porque en último análisis, se impone el decoro de hombres y mujeres que no utilizan la retórica como ignominioso instrumento para manipular y entusiasmar a una multitud o comunidad estúpida. ¿Es que la generalidad de cubanos está carente de educación y de respeto hacia el prójimo? ¿Los cubanos y el mundo están faltos de inteligencia y dignidad?

Estoy persuadido de que la sensatez, discernimiento, benevolencia, y pundonor, son indispensable para tomar decisiones coherentes, para puedan ser inspiradas por la Luz divina. Decisiones hechas realidad en todas las maravillosas obras humanas concebidas con el alma. Que es la gratificación cuando se transforma en cordialidad la indulgencia.

¡Sin verdad no hay justicia! Por este motivo amo la voz del pueblo que necesita ser redimido, y que siempre dirá la última palabra; ya que es la voz del cielo. Es importante meditar sobre el origen y consecuencias, de la paja en el ojo ajeno, e indagar con espíritu crítico la viga en el propio. Para honrar la verdad como esencia de la propia emancipación, y encontrar respuesta, en Cuba y el exilio, sobre... ¿Quién dice la verdad sin perversidad y sin falacia?

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

8 de junio de 2003

Cuba: ¡Redimir la Patria es posible!


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
08 de junio de 2003.

"LA Iglesia no tiene la misión de ser partido de oposición que lamentablemente no existe en Cuba. Yo quisiera que hubiera uno, dos o tres partidos con pensamiento distinto, pero no los hay".

De esta manera diáfana y sugerente, para considerar, se manifestó hace pocos días el cardenal Jaime Ortega y Alamino, arzobispo de La Habana; durante una conferencia - sobre el futuro de la Iglesia - en la parroquia San Juan de Letrán, de la capital cubana.

El prelado, salvaguardado en la razón de ser de la Iglesia, ha dejado bien definido que defenderá los derechos de la institución y no relegará en modo alguno su principal servicio para los cubanos según las reglas y prácticas apostólicas. Argumentos, para encarar con sabiduría la conminación y pretensión de algunos opositores, de asuma la Iglesia partido frente al absolutismo imperante en la isla.

Todo mi ser coincide con está admirable posición, si tenemos en cuenta de que existen más de 360 organizaciones no gubernamentales de oposición, entre las que se conocen Agencias de Prensa; Asociaciones; Coaliciones; Movimientos; Confederaciones; Alianzas; Corrientes; Sindicatos; Uniones, etc. Prueba indiscutible de la ausencia de unidad política, aunque quién sabe algunas coincidan en el fin.

La Iglesia bien pudiera ser intermediaria en una probable concertación y conciliación - ejemplos hay en otros países -; pero está consciente y consciente de la insuficiente unidad en la oposición, y el vacío de líderes convincentes, y coherentes preceptos éticos y sensibles. En último análisis, sentido común.

Por más de cuarenta años se ha desaprovechado la conveniencia de dialogar entre nacionales, y especialmente el escuchar con sapiencia las verdades. Actualmente, es una certeza la máxima política enunciada por Maquiavelo: "Divide ut regnes"; que es la cotidianidad de algunos disidentes, opositores o defensores de los derechos humanos. El principal pecado: la arrogancia, vestida de protagonismo, perniciosos en la transformación de los seres humanos, para domine las "pasiones" y su intelecto.

Escéptica está la generalidad de cubanos, en le día a día, de sea realizable una transición hacia la democracia, pues, se ha edificado en el corazón un altar, olvidando no hacer del corazón un sanctasanctórum. Porque se ha hecho oposición, al absolutismo castrista, con ad ostentationem. También, realizado escaramuzas, con la complicidad de las bajas pasiones y la obsesión. Los "poderosos" del exilio rechazan cualquier criterio sanamente igual, superior o discordante, que pongan en peligro sus intereses especulativos. La prueba más reciente "Cuba Refe 2003", un antijurídico y desatinado refendum.

Una mediación imparcial de la Iglesia, permitiría - a opositores y oficialismo - un diálogo con prudencia y comedimiento. Un Proyecto Varela, el magnífico trabajo de Cambio Cubano, pudieran ser alternativas que ayuden a sustentar la soberanía de Cuba. Pero... hace falta concertación.

Se ha demostrado que en el proceso evolutivo, de los seres humanos, es inevitable el antagonismo, bajo el principio de causa-acción-reacción-efecto. No obstante, la lucha se debe subordinar a las rectas relaciones humanas, con un enfoque honesto e integrador; y total desapego a las experiencias dominadas por la miopía e "ignorancia", que obstaculizan el acercamiento. ¿Es posible la unidad del pueblo cubano - como nación -, para una transición democrática? ¡Sí! En el momento que la oposición tenga la capacidad de prestar atención, discernir con franqueza, y el corazón sé conmueva, más allá de la aspiración del beneficio personal.

En este punto es cardinal saber que, salvo excepciones, la oposición esta carente de honesta identidad entre discurso y propósitos, pues se antepone lo personal y se descuida sistemáticamente el contexto en que viven la mayoría de los nacionales, en Cuba y el exilio. Nunca la unidad de propósitos debe perjudicar lo sustancial y probo del universo cubano. Ya que la convivencia y los poderes "legales" no podrán, de ningún modo, justificar los argumentos peyorativos de la descalificación y las actitudes permisivas, en concomitancia con la "obsecuencia" de los gorrones. Si se aspira construir una democracia en Cuba, es vital tener voluntad, con mente abierta al discernimiento, la circunspección, y el afecto; siempre presentes en el apostolado del Padre Varela.

Ahora no faltara una nueva equivocación, de algunos opositores, sobre las declaraciones del cardenal Jaime Ortega. Unos lo acusaran de que es un colaborador del régimen y cómplice de Fidel Castro; otros lo calificaran de marxista-leninista; y quién sabe hasta lo incriminen para sea anatematizado por el Vaticano.

Empero, hay que tener fe de estos reclamos se silencien; porque auténticos cubanos saben hay necesidad de servir al país con pundonor; motivados en primer lugar por la conmiseración, luego el convencimiento de la esencialidad y el indispensable amor. Aspectos que educan el alma nacional; con su rica experiencia del perdonar y el crecimiento espiritual; legítima consagración, urbanidad, y constante reorientación ante las circunstancias y la vida misma.

Es pertinente reflexionen los disidentes, opositores, y defensores de derechos humanos, y no coaccionar a la Iglesia cubana para hacer política. Más talentoso es el pensar cómo pudiera la institución - de manera neutral - ser arbitro, en posibles diálogos entre todas las orientaciones políticas, sociales y religiosas; para finalmente hacer frente al gobierno de la isla, con una estrategia fusionada.

Estoy convencido de lo benéfico y la percepción que tiene la Iglesia, también de su comprensible posición. Hay que respetar la rectitud del cardenal Jaime Ortega y Alamino, porque es para los cubanos una mano amiga, pródiga de indulgencia. Compatriota de pura cepa y excelso representante de la fe cristiana. Además, firme protector de la misión pastoral de la Iglesia, para el pueblo cubano esté más cerca de la Esencia divina y prevalezca la Paz en Cuba.

¡Redimir la Patria es posible! En la medida de que los cubanos - sin parcialidad - sean sensatos, a la par de ideas creadoras y planes dirigidos al bien común; ausentes de contumacia. Es decir, encauzar la energía física y espiritual desde el corazón, para enaltecer las acciones altruistas y de buena voluntad, con decoroso propósito parabién de la concordia nacional.

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...

Photo Gallery / Galeria de Fotografías


Gallery Photos / Galeria Fotografías / ©Pablo Felipe Pérez Goyry. Analyst, Publisher, Digital Photographer and Community Manager en Analista, Redactor, Fotógrafo Digital y Community Manager... - https://goo.gl/Wnh4yu
.