9 de abril de 2010

De la vigilancia y los pensamientos - Siddhārtha Gautama, Buddha




De la vigilancia y los pensamientos 

No conozco nada que ocasione tantos daños como la negligencia. No conozco nada que provoque tantos beneficios como la vigilancia. En verdad la vigilancia acarrea un gran provecho.

La vigilancia hace surgir los pensamientos saludables que estaban latentes. Hace también, que los pensamientos nocivos que ya habían nacido desaparezcan. En el que está alerta, los buenos pensamientos potenciales nacen y los malos pensamientos actuales se desvanecen.

Vigilad, estad atentos, sed disciplinados, reunid vuestros pensamientos, cuidad vuestra mente.

Nosotros somos lo que pensamos. Todo lo que somos lo somos por nuestros pensamientos. Y con nuestros pensamientos, construimos nuestro mundo. 
Siddhārtha Gautama, Buddha
 Fotografía: Internet