Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

25 de enero de 2002

Cuba: ¿Cúan superior puede un hombre ser a otro...?

Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
25 de enero de 2002.

SI un individuo es inteligente y exterioriza la benevolencia desde su alma, será un servidor de buena voluntad; y frente a los cambios necesarios, en bien del género humano, tendrá mente desembarazada; y sus ideales de amor y fraternidad serán en todo momento altruista.

Lo que escribió Alice A. Bailey, me ha persuadido: "Donde la buena voluntad e inteligencia se combinan, surgirá un servidor útil para la acción constructiva".

No tengo dudas, como cubano, de que toda causalidad negativa tendrá sus secuelas definidas, "más para el mal que para el bien"; estas van a restringir el razonamiento y la percepción; e impiden encarar con sabiduría: los análisis y las vías noviolentas para la solución de los conflictos, que hay en el planeta.

No es un arcano que algunas propensiones devotas, políticas y económicas –adentro y fuera de Cuba -, tienen propósitos dañinos y obsecuentes. De igual manera, muchas personas creen o consideran que salvaguardar las ideas con violencia es una elección correcta; e inclusive se deben aceptar. Estamos ante un detrimento de la moralidad y la ética; que no permite se respete los deberes en la coexistencia pacífica.

En la mayor de las veces, se desatiende de que es una responsabilidad global buscar conciliaciones, a las disputas; por la vía de la noviolencia; el “Proyecto Varela” es un ejemplo.

Un intúitu a la historia, nos permite constatar que en los conflictos pocas veces sé tienen en cuenta: las Leyes de Causa y Efecto, mucho menos las de Acción y Reacción, como nos sujiere la filosofía hermética. Un testimonio reciente son los eventos de septiembre 11 de 2001, en Estados Unidos de América y más tarde en Afganistán. Y que decir, del drama que viven los colombianos, iraquíes, y cubanos. ¿Cuál será el próximo evento, nacional o internacional?

Plutarco decía, referente a las virtudes y la capacidad del alma: "que no encontraba tanta distancia de bestia a bestia como de hombre a hombre".

Lo dicho demuestra que el género humano está débil, amodorrado y sumergido en la escoria de las bajas pasiones. De esta manera, la desunión de la humanidad – y la nación cubana es un testimonio vivo - abre paso a la violencia; estimulada por lo utilitario y otras perversidades; olvidando que todos, hombres y mujeres, el medio ambiente, las naciones, y el universo, son una totalidad. Que vivimos unidos como eslabones, en la cadena de vida; y que debemos coexistir en armonía. Es la única opción, para evitar dolorosas e irreversibles fracturas; que son en la práctica los graves problemas que abarrotan a la humanidad.

Alguien expreso: "Qué puede haber de infelicidad el vivir en sociedad con benevolencia. Si debe ser lo más deseado y perfecto en la convivencia humana". Una gran verdad, verdad. Como también es verdad la pobreza del ser humano; que se ufana de ser muy capaz y solo está aherrojado por las ambiciones.

Si, incuestionablemente, la humanidad es prisionera de su miseria espiritual; y abandona un ánima incondicional, que adiestrada puede solucionar, con noviolencia, los problemas del orbe. Ejemplos como: H.D. Thoreau, Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela, son una muestra de que con noviolencia es posible alcanzar la paz entre todos los hombres.

Cada jornada, para mí, es una batalla para evitar la aniquilación del planeta, y de Cuba especialmente; y es entonces cuando, anacoreta, cobija el alma la angustiosa carga de la certidumbre y de lo indefectible. Por esta razón, creo oportuno encomendar a los eruditos la disquisición de todo lo antedicho. Que no es una crítica, es un codicilo al crecimiento de las almas cubanas necesitadas, que son muchas, inclusive la mía; para seamos, algún día, auténticos innovadores y bienhechores. Y nada más apropiado que interiorizar un prístino verso: "¡Oh, cuán superior puede un hombre ser a otro!".

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando autor y fuente).

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...

Photo Gallery / Galeria de Fotografías


Gallery Photos / Galeria Fotografías / ©Pablo Felipe Pérez Goyry. Analyst, Publisher, Digital Photographer and Community Manager en Analista, Redactor, Fotógrafo Digital y Community Manager... - https://goo.gl/Wnh4yu
.