19 de junio de 2002

Cuba: ¡Hace falta un Frente de Unidad Opositora Cubana!

Por Pablo Felipe Pérez Goyry.
19 de junio de 2002.

UNA vez más, Fidel Castro, ha jugado sucio contra la oposición y en especial con los que apoyamos el Proyecto Varela. Es evidente que Castro maneja muy bien las enseñanzas de Gustavo Le Bon y de su libro "Psicología de las multitudes".

Hasta la fecha - según informaciones desde la isla - más de ocho millones de cubanos "respaldan" la propuesta de Castro y las organizaciones que están vinculadas directamente al Partido Comunista de Cuba. Con esto pretende perpetuar una cláusula de la constitución que permita la legitimidad del régimen castrista; como única e intocable opción para los cubanos, en lo social, económico y político. Es decir, Cuba seguirá siendo un "Estado Socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado por todos y para el bien de todos, como República unitaria y democrática, para el disfrute de la libertad política, la justicia, el bienestar individual y colectivo y la solidaridad humana".

De esta manera sé esta "revocando" el Proyecto Varela, que refrendaron 11.000 cubanos y entrego Osvaldo Payá, del Movimiento Cristiano Liberación, el pasado 10 de mayo, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular. Proyecto que persigue se convoque un referéndum para consultar a todos los cubanos - sin excepción –sobre la necesidad de hacer reformas democráticas en Cuba. La respuesta, evidente, es la convocatoria de Castro, que implica no aceptar cambios, en la constitución, que estén contra los intereses del gobierno.

Con esta actitud totalitaria, Fidel Castro confirma a la opinión publica internacional que en Cuba existe un régimen donde él es quien ordena y manda. A nadie engaña con su democracia "participativa". Solo a los que desde afuera ven en la revolución cubana el ideario emancipador del tercer mundo. ¡Yo los invito a que vivan en Cuba, junto a la mayoría de los cubanos - es decir, un ciudadano más - y no como turista con dólares!

No dejaré de llamar a los cubanos honestos y explicarles sobre la necesidad de rescatar la credibilidad de la oposición. Un aspecto de vital importancia es la unidad y rechazar la utilización de acciones violentas. Hay que luchar con ideas, como armas. Principios que deben estar recogidos en un proyecto común que convenza al pueblo cubano. Sin el fantasma de la corrupción y los anexionistas. Solo con la verdad se podrá pelear, para honrar a Cuba y conseguir su libertad democrática.

Hoy se perciben nuevas provocaciones a la disidencia en la isla. Es necesario aunar voluntades dentro y fuera de Cuba; que permita elaborar un plan estratégico coherente y que fluya su contenido desde el alma. Es imprescindible prepararse. ¡Hace falta un Frente de Unidad Opositora Cubana!

Castro y sus "incondicionales" han latido. Es preciso, ante los retos, tener moderación; para poder reflexionar con un amplio concepto de que las armas del odio nunca nos permitirían triunfar, realmente, en ningún tiempo, el odio a vencido al odio.

Fidel Castro está desesperado y el pueblo cubano – en la isla – se encuentra en una encrucijada. Cuba está asediada y enferma. Es nuestra obligación proporcionar a nuestros compatriotas el hilo de Ariadna. ¡En este momento y no mañana! Porque el cubano que no sea capaz de preocuparse por sus hermanos, tendrá las mayores dificultades en su conciencia; y si la posibilidad de alimentarse con el veneno que cultiva en sus entrañas. De esta suerte, estos "individuos" han desterrado, de sus vidas, los principios de la urbanidad.

Hay cubanos que se oponen a ser parte de un frente unido y pacífico. Estos que se resisten son los que de manera indirecta han ayudado al régimen, durante más de cuatro décadas. Además, han causado heridas en los corazones de las familias cubanas; no solo en Cuba, también en el exilio. Con sus intransigencias, estos "honorables cubanos" y Fidel Castro, están arrastrando a un holocausto a Cuba.

La única manera de pueda tener éxito la oposición y conquistar un lugar en la política cubana, es creando un Frente de Unidad Opositora Cubana. Guste o no a la mafia de Miami, a los beneficiados por los millonarios subsidios económicos gringos, etc.

Lo que acaba de ocurrir en Cuba, era cosa sabida. Al menos no me causa sorpresa. Pero esta situación debe preocuparnos sobremanera. No se debe aceptar como un descalabro del proyecto Varela. Es un nuevo llamado a la conciencia de todos los disidentes, para reflexionemos y comprendamos la necesaria unidad en un frente común. Castro y sus "seguidores" durante años la han mantenido. ¿Acaso la oposición no tiene pantalones y cerebro para también lograr la Unidad?

Sé de los detractores que cuestionan lo que hablo y siento – que sienten y hablan otros compatriotas honestos – sobre una oposición No-violenta, que exija ante los organismos internacionales e incluso Cuba, los cambios políticos en la isla. Creo en esta filosofía, como la mayoría de los opositores. Nunca me avergonzare de se divulgue lo que hago o digo... aunque se pudiera parlotear algo que no sea verdad. Mi alma toda está con la Patria y mis coterráneos. Quizá sea el motivo de que mi conciencia esté tranquila. No debemos temer a las presiones y mucho menos a los que desacreditan los ideales que inspiraron el Proyecto Varela e inspiraran la creación de un Frente de Unidad Opositora Cubana. Tampoco deben quitarnos el sueño y mucho menos la esperanza, el separatismo que practican algunos "cubanos". Soñemos en ver a todos los opositores unidos, pero con los ojos bien abiertos. Tengo fe en contemplar a los cubanos viviendo en libertad y democracia, como lo soñó el maestro José Martí. ¡Un Frente Unido de Oposición Cubana, hace falta! ¿Será que somos capaces de hacer esto realidad?

Cubanos honestos: "La Patria está hecha del mérito de sus hijos y es riqueza de ella todo lo bueno que haga un hijo suyo". ¡Compatriotas, tienen ustedes la palabra!

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando autor y fuente)