8 de mayo de 2003

Virtudes que nunca mueren


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.

EL hombre como ser "racional", desde su creación, piensa que la vida corpórea es eterna. También especula que es el llamado a dominar el mundo. Colosal error. Efímeros son el imperio y el mismo individuo, ambos desaparecen por una u otra causa.

Los seres humanos siguen sin ilustrarse de que solo con sabiduría, buena voluntad universal y fraternidad; desde el alma, son las únicas virtudes que pueden sepultarse pero que nunca, nunca mueren.

(Este documento puede ser reeditado - total o parcial - citando Autor y Fuente).