Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

26 de noviembre de 2011

De algunos periodistas y medios de comunicación - Por: Pablo Felipe Pérez Goyry

medios-comunicacion-periodismo

De algunos periodistas y medios de comunicación


Por Pablo Felipe Pérez Goyry*
Editor y Analista Sociopolítico Independiente.

Es lamentable que en Colombia existan individuos que no ven más allá de sus intereses privados y dejan entre renglones las evidencias.

De la misma manera, como si fueran símiles de patrioteros, he observado el indiscutible atropello a la inteligencia de los seres humanos, por parte de algunos periodistas y medios de comunicación al tratar con morbosidad demencial los temas relacionados con la violencia, los secuestrados, la corrupción, el libertinaje y la visceral defensa de la pseudo moralidad y democracia.

Tengo la percepción de que algunos individuos, sin el menor escrúpulo han sacado buenos dividendos a un execrable espectáculo noticioso, aplicando embrollos y desinformación, estimulando el odio y ataviándose con el banderín de la libertad de expresión. Empero, como integrantes activos e influyentes de la sociedad en determinados eventos olvidan poner en práctica la ética, moral y el discernimiento.

Infortunadamente, está perdiendo el pueblo colombiano, gracias al interminable laberinto plagado de impunidad y politiquería, violación de los derechos humanos y humanitarios, desplazamiento forzado y una guerra que por décadas desangra al país, militares y civiles secuestrados que se pudren o mueren en la selva, ausencia de una paz duradera, etcétera.

Lejos están algunos periodistas y medios de comunicación de aplicar lo afirmado por Joseph Pulister: 'El periodismo verdadero se asegura de no parcializarse jamás, pase lo que pase... Si el periodismo es ético y profesional ofrecerá las dos caras de una moneda, la versión de cada bando en un conflicto, y las mostrará siempre en partes iguales... Si no lo hace, entonces no es periodismo: Es sólo basura, y de la peor clase, es decir, la típica basura que se vende a si misma a cualquier otro interés político o económico distinto de la verdad real de las cosas'.

De ahí que, para alcanzar la paz en Colombia un eslabón esencial es que los periodistas y medios de comunicación ayuden a la reconciliación nacional y no manipulen mezquinamente la información. Hay que informar con pundonor y la verdad, para los ciudadanos aprendan cómo desenmarañar los intríngulis del conflicto en el que está sumergida la nación, ya que, es impostergable buscar soluciones a los gravísimos problemas de fondo con un proyecto incluyente que de solución a la enormidad de problemas sociales, educativos, laborales, salud, etcétera.

Por todas estas razones, es menester que los periodistas y medios de comunicación asuman, sin mascaradas, la responsabilidad de salvaguardar la imagen del país y con decoro ilustren a la sociedad colombiana e internacional en los aspectos positivos del pueblo probo que no tiene voz y está reducido al silencio...
NAMASTÉ.


Imagen: Internet

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...