Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

11 de julio de 2011

Reflexión: ¿Los propósitos de la democracia son un falso pregón? (11-07-2011)


Reflexión: ¿Los propósitos de la democracia son un falso pregón? (11-07-2011)

“Cada vez más hay conciencia de la obsolescencia y de la naturaleza ideológica del argumento que condena a la política, el estado y el interés público a someterse a los dictados de la mano invisible del mercado. Igual que en el tema de las transiciones políticas al interior de nuestros países, tampoco a nivel global puede reducirse la gobernabilidad democrática a un asunto puramente institucional o de ingeniería política. Sin duda hay una dimensión del problema de la gobernabilidad global que es institucional. Por ejemplo la reforma de las Naciones Unidas. Pero esa misma reforma institucional no puede prescindir de una valoración de la enorme exacción de recursos que van desde el Sur hacia el Norte, a través de las imposiciones y condicionamientos de dos de sus agencias, el Banco Mundial y el FMI. ¿Le rinden cuentas a la Asamblea General de la ONU sus agencias? ¿Son transparentes en sus procedimientos? ¿Son democráticas?”.

“La gobernabilidad democrática de la globalización debe empezar por someter a esas dos agencias de las Naciones Unidas a la democracia, la transparencia, la rendición de cuentas, la evaluación por resultados, la sujeción a sus mandatos constitutivos y la revisión de los Acuerdos que tipifican su relación con la Asamblea General de las Naciones Unidas y con los gobiernos del mundo. De lo contrario, los propósitos de democracia son un falso pregón, buena para ponerles condiciones a los países prestarios, pero malos para las instituciones prestamistas”.
Jorge Nieto Montesinos.
Centro Internacional para la Cultura Democrática.
Imagen: Internet

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...