Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

5 de junio de 2010

No muy tenso, no muy flojo - Por Lic. Amelia M. Doval



No muy tenso, no muy flojo

Por Lic. Amelia M. Doval  
Miami, Fl - 03.06.2010

Los deportes reunen la filosof'ia de la vida, nada es tan importante como la práctica y la disciplina para lograr grandes propósitos. No temerle al enemigo más allá de lo necesario nos hace entender que con inteligencia podemos descubrir las debilidades y ganar el trofeo que se define como alcanzar las metas.

En la pesca batallar es perder la presa antes de alcanzarla, es luchar contra lo imposible, el pez está en su habitad, no transformará  su condición por el simple motivo de desearlo nosotros. Cambiar su estatus es una opción que no está en su recorrido diario. Cualquier ser humano pensaría que el pez no quiere ser ¨´pescado¨´ porque sabe el destino que tendrá. Los seres humanos nos comportamos de igual manera con más raciocinio. Perder nuestra posición social sin importar el escalón donde estemos representa una contradicción interna, un batallar entre las dos mentes, se reconoce la necesidad del cambio pero se carece de motivación. Prevalece lo analítico y conservador, no hay suficientes  fuerzas para impulsar la acción.

En estos casos sería mejor utilizar la técnica de ceder aparentemente ante la presión dejando que el enemigo o la condición momentánea desaparezca para cuando quede en reposo, confiando en el triunfo avanzar. Este espacio de tiempo pudiera ser interminable pero, un estratega toma paciencia. Así debería ser nuestra batalla en Cuba para contrarrestar la técnica que usa el gobierno, dejar creer al mundo su pasividad y su interés de ceder, cuando se calman las ansias dar pasos agigantados. La confianza puede traer la derrota.

El arma de mayor calibre que debe poseer un pueblo es el conocimiento, solamente con ello entenderá la necesidad de luchar. Comprender la historia significa tener memoria, acumular momentos que son los que crean el camino a la identidad. Los cubanos no son un socialismo ruso malgastado que transitó del feudalismo a una inventiva social-destructiva sin más opción que el fracaso, tampoco un ejército de improvisados ciudadanos a los cuales la patria les tomó por sorpresa. La isla de Cuba es una Nación con voluntad propia, sin experiencia cabal para organizar un país como demandan los tiempos pero, no ceder en la estrategía puede llevar al triunfo.

Escribir sobre los acontecimientos que hacen el recorrer de los años, con toda la fidelidad posible es un deber de quienes acumulan la información. Las nuevas generaciones necesitan del acervo cultural y sociopolítico acumulado para definirse concretamente.

Al pasar de los años, cuando el curso de la vida sea otro, las nuevas generaciones podrán entender a través de los libros que la lucha contada por los juglares de estos tiempos, llamados trovadores,  es tan solo una parte de una batalla librada en el silencio pues la opresión sella los labios, adormece el alma y ata las manos, para lograr oscurecer la conciencia.

Contar la historía desde la visión de los participantes más cercanos le da veracidad, marcando el sello de autenticidad en el mensaje.

La isla de Cuba con una longitud de 1250 Km y más de 11 millones de habitantes podría parecer un volcán en erupción ante los problemas sociales mas no es así. Una económia desgastada a su máxima expresión, con una división interna entre habitantes de diferentes zonas, sumado a un casi inexistente sistema de comunicación, periodistas que apenas pueden servir con la palabra y una televisión al servicio estatal hacen mínima la comprensión por parte del pueblo de la situación existente más allá de sus limites personales.

En un país donde el agua limita las fronteras externas,mientras la incomunicación demarca las internas y el desconocimiento hace lo propio imponiendo las frontera mentales, las demostraciones de inconformidad con el gobierno se hacen casi imperceptibles por la gran mayoría absorta en su vida diaria ante las carencias materiales y alimenticias, no obstante esos movimientos existen y toman fuerza, ejemplos hay.

Antes de 1959, la madre de dos jóvenes cubanos comenzó su denuncia ante el asesinato de sus hijos haciendo una peregrinación que demostraba su luto interno. Josué País y Frank País quedarían en los libros, su madre y las Damas de Negro serían la antesala de una historia.

En los años 80, se desarrolló en Santiago las conocidas ¨Madres seguidoras de Mariana¨´,agrupando a  familiares de los presos políticos pidiendo amnistía, en esta batalla se destacó María Antonia Escobedo.

En el año 2003, ocurre en Cuba la mayor ola represiva a los movimientos pacíficos, destacados por su reconocimiento internacional y su no vinculación con ningún movimiento en EUA, rompiendo con todo lo realizado anteriormente, a raíz del encarcelamiento de los 75 involucrados en la disidencia,surgen las ¨´Damas de Blanco¨´,con Gisella Delgado la esposa de Héctor Palacio, encabezándolo procurando ser muy activa en la lucha hasta el 2006 cuando deja oficialmente de dirigirlo, tras el excarcelamiento de su esposo.

Mirian Leyva, esposa de Oscar Espinosa toma el mando, algunos problemas internos hacen que Laura Pollán comience a dirigir este grupo, dándole un vuelco, aglutinando un mayor grupo de personas, es a partir de este momento que las Damas de Apoyo entran a jugar un papel importante en esta lucha, pues si a las primeras les une el amor filial, la conciencia patria está arraigada en quienes corren riesgos únicamente por considerar este avance ideológico y pacífico un deber primordial.

Las Damas de Blanco han sido la cara y el gesto acusador que el régimen ha sostenido contra su voluntad. Provocar el desmoramiento de una imagen pública internacional donde la mujer cubana adquiere gallardía, es el objetivo del gobierno. Incitar al desmoramiento interno es la propuesta más clara, debilitando la muralla de esta acción externa extaría provocando, a su juicio, un enfrentamiento en la política interna de los detractores. Con estas acciones el gobierno eliminaría a su enemigo sin complicar su imagen. Juzgar o cuestionar desde la distancia sería una cobardía, dejarnos vencer es anular la batalla. Si el color es lo importante, la acción es mucho más necesaria. 

Las Damas de Apoyo pueden continuar su camino, porque han probado su disposición. El color no implica, ni disminuye el heroísmo, lo que realmente cuenta es la capacidad de entender que la isla necesita cambios y cualquier brazo es necesario. Sería de gran utilidad a la causa que exista una reconciliación que fortalezca el objetivo pues con ese gesto se estaría abofeteando al rostro de la burla y echaría por tierra la más conocida táctica de tan aberrante gobierno.
Fotografía: Internet.

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...

Photo Gallery / Galeria de Fotografías


Gallery Photos / Galeria Fotografías / ©Pablo Felipe Pérez Goyry. Analyst, Publisher, Digital Photographer and Community Manager en Analista, Redactor, Fotógrafo Digital y Community Manager... - https://goo.gl/Wnh4yu
.