Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

21 de septiembre de 2011

Una iniciativa extraordinaria - Por: Sergio Esteban Vélez Peláez

Una iniciativa extraordinaria

Por: Sergio Esteban Vélez Peláez
info@sergioestebanvelez.com



Muchas veces, los medellinenses desconocemos la realidad de las zonas rurales de nuestro departamento.  Y una de las cosas que ignoramos es la explosión de adicción al
conocimiento que está generando en nuestros municipios el Plan Departamental de Lectura y Bibliotecas, liderado por el Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia, en convenio de asociación con Comfenalco Antioquia.
Sergio Esteban Vélez Peláez

Este programa viene del convencimiento de que “aportarle a la sociedad” no se trata solamente de asuntos relacionados con alimentación, vestido, vivienda y artículos de la canasta básica familiar, sino de que además hay otras necesidades que también son sustanciales para la salud mental y espiritual individual y colectiva.
Hasta el momento, la idea se ha consolidado con tanto éxito, que ha logrado llevar dotaciones bibliotecarias a 9 ciudadelas (que son como los parques-biblioteca, pero en el contexto municipal), 5 bibliotecas municipales, 84 veredales, 283 corregimentales y 2 resguardos indígenas.
Según me cuenta Cristina Serna Duque, comunicadora de este proyecto, cuando estas poblaciones reciben tales recursos bibliográficos, celebran el evento como si fuera un 24 de diciembre o un Año Nuevo.   Ella misma me dice: “Esta política busca responder al imperativo de mejorar los índices de equidad en el acceso al conocimiento y a la información y de apoyar la práctica pedagógica y el fomento de las competencias en lectura y escritura, tanto de los estudiantes en sus diferentes niveles escolares como de la comunidad en general”.
En la actualidad, además de las bibliotecas que ya están marchando, el proyecto está en proceso de beneficiar a 19 establecimientos educativos adicionales, ubicados en los municipios de Barbosa, San Jerónimo, Zaragoza, Abejorral, Campamento, Chigorodó, Yondó, Urrao, Valparaíso, Entrerríos, Cisneros, Salgar, Caracolí, San Rafael, Sabanalarga, Yolombó y Cocorná, candidatos a recibir las citadas colecciones documentales, las cuales suman alrededor de 600 títulos (material impreso y audiovisual).
Y vale la pena anotar que las líneas de acción de este plan también abordan temas cualitativos importantes, como la capacitación permanente de los bibliotecarios públicos de nuestros municipios. Está gestionando la publicación de 4 manuales para quienes se encargan de los servicios bibliotecarios, y está organizando el próximo Encuentro de Bibliotecarios, que aunará a más de 100 profesionales antioqueños de esta rama, para intercambiar conocimientos y experiencias de la mano de peritos nacionales e internacionales en el tema.
Cuando le pregunto a la comunicadora Serna acerca de los criterios que imperan a la hora de seleccionar el material bibliográfico que se distribuye, responde que: “Se trata de abarcar las diferentes categorías que conforman el entorno del lector real y potencial, para satisfacer sus necesidades de información, educación, cultura y entretenimiento; por tanto, se selecciona un número determinado de material infantil, colección general,  educación, participación ciudadana, arte, medioambiente, literatura infantil, juvenil y para adultos, entretenimiento, cine. La economía y factores socio-demográficos de la zona objetivo de la dotación también son una variable que se analiza para seleccionar los títulos bibliográficos más útiles a la colectividad a impactar, pues dicha colección no está enfocada exclusivamente a la población escolar, sino al público general”.
Una biblioteca pública no se anquilosa en los cambios individuales silenciados en los monólogos. Su impacto se mide a través del aprovechamiento que le da la sociedad, en su papel dinamizador de los escenarios social, cultural y artístico.  Ojalá el Plan Departamental de Lectura y Bibliotecas siga avanzando con éxito en este propósito.


PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...