Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

1 de noviembre de 2007

Historia de Cuba: Contribuciones para el debate honesto [2]


Por Pablo Felipe Pérez Goyry.


Descubrimiento y Colonización de Cuba (1)


En el introito de estas contribuciones, explicamos que ellas pretenden explorar la historia cubana, que sean útiles para pueda realizarse una transición razonable en Cuba. No es un manual, simplemente escudriñar en la accidentada existencia nacional y en la historia misma. De ahí que no sea una obligación, sino una necesidad para evitar repetir los errores pretéritos, la mucha tristeza y perdidas de vidas excelentes. Por todas estas razones y con la oportunidad maravillosa que la paciencia del lector me permite, tratare de condensar pasajes de la historia de Cuba.

۞


Hacia el siglo XV, Europa estaba sumergida en el absolutismo monárquico y se estructuraba el capitalismo comercial que desesperadamente necesitaba expandirse. Esta realidad dio origen a la burguesía, compuesta por los latifundistas, comerciantes, industriales, banqueros, artesanos y obreros. Por otro lado, en esa época, los inventos como la imprenta, el papel, la brújula, el astrolabio, la pólvora, etc., facilitó de los hombres pudieran encarar retos hasta ese momento impensables. Este contexto económico, social, político y cultural, sumados al bloqueo que tenían los moros en el Mediterráneo y Asía Menor, obligan a la corona española buscar nuevas rutas que lleven a la India.

El 28 de octubre de 1492, cerca de lo que después sería Gibara, en la costa Norte de Cuba, desembarca Cristóbal Colón, durante su primer viaje al Nuevo Mundo. La bautiza con el nombre de isla Juana, en honor a la hija de los Reyes Católicos, sus benefactores para realizar la aventura oceánica. Es así como se produce el descubrimiento e inicio de la conquista de Cubanascnan, nombre aborigen del archipiélago y que finalmente será Cuba. Colón recorre la isla durante unas cinco semanas. Regresa en 1493, con una expedición de 12 000 hombres y diecisiete barcos, y explora en detalle la costa sur hasta la zona de Batabanó. Sebastián de Ocampo, comprueba que es una ínsula dándole la vuelta en 1508.

De acuerdo a las investigaciones más creíbles, la isla estaba habitada por dos pueblos: los siboneyes y los arawak, ambos originarios de Suramérica (amazónicos). El archipiélago estaba poblado principalmente por un grupo arawak, el de los tainos que eran pacíficos campesinos que cultivaban fundamentalmente la mandioca y el maíz, eran muy hábiles para trabajar la madera. Los siboneyes eran más atrasados, no cultivaban la tierra y sus herramientas eran muy rudimentarias, se concentraban en la zona occidental de la isla, vivían de la pesca y moraban en las cavernas. Se calcula que había unos 110 000 indígenas en Cuba a finales del siglo XV, y que el 90 por ciento era taino.

Comienza la conquista española en el 1511, por el extremo oriental de la isla, cuando llega desde la Hispaniola Diego Velázquez (teniente del virrey Colón) al mando de una expedición de 300 hombres ―entre ellos Hernán Cortés (que posteriormente conquista territorio azteca), Pedro de Alvarado, Bernal Díaz del Castillo y Bartolomé de las Casas (que aún no era fraile)―. Ya en 1516, existían varios asentamientos, como las villas de Baracoa (la ciudad primada), Bayamo, Trinidad, Santi Spíritus, Matanzas, Puerto Principe, Santiago de Cuba y La Habana (en un principio se localizaba en la costa sur). En estas villas se construyen fortificaciones a prueba de asaltos y de conquistas; hoy día son silenciosos testigos y una prueba del esfuerzo de la corona para salvaguardar los territorios conquistados. Infortunadamente, entre 1520 y 1530, muchos colonos asentados en la isla emprenden expediciones de conquista y colonización, en regiones de México y Perú, lo que debilita la economía isleña. Por esta razón, Cuba se convierte en un villorrio, con unos 700 colonos españoles y una grave decadencia económica.

Primero la conquista y a continuación la colonización, en corto tiempo se convertiría en un calvario para los aborígenes. Según Fray Bartolomé de las Casas “rara vez visto en los anales de la humanidad” la brutalidad de los conquistadores. A mediados del siglo XVI los aborígenes prácticamente estaban aniquilados, unos por revelarse o víctimas de la inhumana explotación en las plantaciones y minas, otros por las enfermedades que los españoles trajeron consigo. Cuentan las crónicas, que a finales del 1550, había menos de 3 000 indígenas. Resulta evidente que esta será la principal causa que obliga a los colonizadores iniciar la importación de esclavos, desde África occidental, para que realizaran el trabajo de las minas y las plantaciones.

Hacia la segunda mitad del siglo XVI, los éxitos y las riquezas encontradas en otros territorios americanos traen a la isla prosperidad, por ser el puerto de La Habana una escala para el abastecimiento de las expediciones españolas que marchaban a explorar y conquistar territorios como el de México, y los barcos que regresaban a Europa cargados con las riquezas del Nuevo Mundo.

Las fértiles tierras, la minería, la pequeña industria, el comercio, la agricultura y la estratégica posición geográfica, son factores que facilitan de Cuba prosperará durante los siglos siguientes, estimulando la voracidad de otras naciones del viejo continente. Por esta época, la depravada falta de escrúpulo y la ambición desmedida incita a que algunos colonizadores recurrieran al comercio ilegal, con los corsarios y con las colonias vecinas; violentando las restricciones establecidas por las autoridades españolas respecto a las actividades comerciales. Por consiguiente, serán frecuentes los ataques y saqueos de piratas, corsarios y unidades navales. Los franceses saquearon sistemáticamente las villas durante el siglo XVI y la flota inglesa toma La Habana en 1762 y permanecen diez meses. ¡NAMASTE! [Continúa en HISTORIA DE CUBA: CONTRIBUCIONES PARA EL DEBATE HONESTO (3)]

Ciudad de la Eterna Primavera, Otoño de 2007.
©Pablo Felipe Pérez Goyry.

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...

Photo Gallery / Galeria de Fotografías


Gallery Photos / Galeria Fotografías / ©Pablo Felipe Pérez Goyry. Analyst, Publisher, Digital Photographer and Community Manager en Analista, Redactor, Fotógrafo Digital y Community Manager... - https://goo.gl/Wnh4yu
.