10 de abril de 2009

El periodista Jorge Alberto Liriano Linares, a celda de castigo por documentar injusticias en la cárcel cubana Cerámica Roja.

Por Roberto de Jesús Guerra
Cubanet.org
Jueves 09 de Abril de 2009 10:08

El Centro de Información Hablemos Press (CIPRESS) recibió el pasado 8 de abril una llamada telefónica del reo común Lázaro Molina, desde la prisión Cerámica Roja, en la provincia de Camaguey, quien informó de que el periodista Jorge Alberto Liriano Linares fue llevado a una celda de castigo al practicarle una requisa en la que los guardias le ocuparon declaraciones, denuncias y noticias que revelaban las injusticias que se cometen a diario dentro de ese penal.

Según Lázaro Molina los carceleros le propinaron al comunicador una golpiza y lo empujaron hasta introducirlo en la celda de castigo. Jorge Alberto Liriano Linares, uno de los más de veinte periodistas independientes que cumplen condenas en las cárceles cubanas, ha continuado informando desde la prisión.

El CIHPRESS se ha dirigido a Reporteros Sin Frontera (RSF), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) para que denuncien este hecho y exijan al régimen cubano el cese de las medidas tomadas contra Liriano por parte de las autoridades carcelarias.

Detenido el periodista Olienny Valladares

Álvaro Yero (Cubanet.org) informa a su vez de que el periodista independiente Olienny Valladares fue detenido en su domicilio en La Habana el pasado 3 de abril para que no participara en una actividad opositora en la vivienda de Lilvio Fernández, en apoyo al Congreso del Presidio Político que se celebró en Miami los días 3, 4 y 5 de abril.

Valladares dijo vía telefónica que fue conducido a la 9ª unidad de la Policía Nacional Revolucionaria, en Playa, por el jefe de sector de su localidad y dos oficiales más.

Una vez en la unidad, le dijeron que tenía prohibido salir de su casa y participar en la actividad, y que de intentarlo sería llevado a prisión. También le abrieron un expediente de "peligrosidad social predelictiva", con la amenaza de cuatro años de cárcel.