6 de junio de 2011

"La evolución pendiente" - Por: Federico Mayor Zaragoza

"La evolución pendiente"

Por: Federico Mayor Zaragoza

Extraigo a continuación algunos de los comentarios que formulo  en el prólogo del libro de José Monleón, así titulado,  de una extraordinaria actualidad, que será publicado en breve plazo.
Federico Mayor Zaragoza
- Quieran o no quieran reconocerlo, estamos viviendo, en los  últimos meses, inflexiones, auténticos "saltos" históricos, que podrían  situarnos pronto en el "nuevo principio": el post-neoliberalismo (que conducirá  a una economía guiada de nuevo por la justicia social y basada en el desarrollo  global sostenible, con estricta regulación financiera internacional y  eliminación de los paraísos fiscales, al tiempo que se "relocaliza" gran parte  de la producción y se atemperan los gastos militares); el post-"religionismo" fanático, tanto del Islam como de otras  creencias; el post-hegemonismo plutocrático, confiriendo al Sistema de las  Naciones Unidas la autoridad que requiere para actividades ejecutivas y  preventivas.

- Por eso me gusta repetir que estamos viviendo una formidable  transición a la democracia genuina, gracias a la participación no presencial, al  ciberespacio. Desde la Puerta del Sol, la palabra, al fin, prevalecerá sobre la  fuerza, extendiéndose a todas las "plazas" de todos los rincones del mundo con  millones y millones de internautas, ciudadanos del mundo, no sólo "indignados"  sino implicados, no sólo con protestas sino, sobre todo, con propuestas. La  marea virtual ya no se detendrá.

- En este libro José Monleón alza la  voz y pone su conocimiento y experiencia al servicio de los impostergables  cambios radicales que, pacíficamente, firmemente, deben llevarse a cabo. Cumple  con el "deber supremo" -Pedro Salinas- de seguir a pesar de los pesares, de no  desfallecer.

El gran enemigo de la evolución es la inercia, que pretende  solucionar desafíos de hoy con fórmulas de ayer. Evolución o "revolución", con  el siempre indeseable riesgo de violencia. Me gusta repetir que la diferencia  entre ambos es la "r" de responsabilidad. Y que situaciones sin precedentes  requieren soluciones sin precedentes.
Foto: Internet