27 de julio de 2011

Arte, bovarismo y crisis - Por: Lic. Amelia M. Doval

Arte, bovarismo y crisis

Por: Lic. Amelia M. Doval

Lic. Amelia M. Doval
Las crisis económicas, por lo general, revierten las frustaciones a través de dos categorias opuestas totalmente. Un auge del crimen social es provocado por las carencias básicas de vida, en contraposición se desarrolla un acelerado movimiento cultural que inunda a las comunidades de una pureza expresiva única, exponente de las etapas en las cuales los seres humanos necesitan, por instinto, canalizar sus frustaciones o sueños.

Miami es un hervidero creativo, un teclado de letras que multiplica colores, una sumatoria de emociones, una ciudad que se crece en si misma. No hablamos de grandes y costosas presentaciones sino de un arte para bolsillos capaces. Sonreimos y sufrimos con la zarzuela Cecilia Valdés, sentenciada de ante mano a los aplausos incontenidos.

Un cómico colombiano te recuerda con la risa que emigrar es una opción de doble cara, tiene lo bueno y lo malo. Teatro, música, arte en general mantienen la atmósfera cargada de sentimientos y pasiones. La literatura, abrumada por la duda de su posible desaparición, reinventó sus ganas y se mueve en constante ajetreo entre sus disímiles géneros y sus constantes encuentros, sin dejar de lucir sus mejores trajes entre litografía y papel.

Tardes de letras, de la necesaria pesadumbre del poeta, almas plenas de aroma, romance y sensibilidad, se acomodan a horarios y lugares con encuentros ocasionales o establecidos, en tertulias o eventos. El arte continúa siendo la adrenalina para quienes gustan de las emociones fuertes con finales placenteros.

Librerias como la Universal o Fundaciones como la Latin Heritage, se esmeran ensamblando la estrella de este gran circo, que es la vida y desde el viaje a las alturas nos invitan a explorar el mundo con una visión de vuelo. Greity González Rivera, es una cubana que permite descubrir con su ´´pequeño libro en rosa´´´, las más turbias emociones, aquellas que se esconden en el lado oscuro del alma.

Bovarismos, un título que asusta a algunas almas perdidas en las dudas, es el encuentro entre las normas y la verdad ausente de sensibleria, tomando la razón por asalto. El título describe el interior, un camino apasionado hacía la ficción que en su término literario es: una compulsión frenética por la lectura de ficción provocando una confusión mental y anímica. Greity, nos recuerda que todos padecemos del síndrome de imaginarnos un mundo creado a la medida, una realidad propia y automáticamente ajena. El bovarismo en el Quijote lo lleva a la locura, los personajes de Gonzalez Rivera, están en la locura cotidiana, en el filo entre lo irreal y lo real, sin tener la suficiente capacidad para dilucidar donde se separan.

La vanalidad diaria es un síndrome que absorve, despertar y asumir el rol como ser humano con verdades ocultas y desencuentros, es más fácil después de abstraerse con la fantasía de estos  personajes absortos en sus descubrimientos. No estamos solos en las dudas, esa es la razón verdadera. Así es Miami, así es el arte, variable y profundo, capaz, asustadizo y rotundo. Es esta la emoción de existir.
Foto: Internet