Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

6 de julio de 2011

90 años de un hombre del Renacimiento - Por: Sergio Esteban Vélez Peláez

90 años de un hombre del Renacimiento

Por: Sergio Esteban Vélez Peláez

Ese baluarte de la cultura antioqueña que es Leonel Estrada está cumpliendo noventa años de edad. Y, para celebrarlo, la Galería Arte Autopista ha inaugurado la exposición “Ejemplar”, con 90 de las más recientes pinturas que el maestro Estrada ha realizado como ejercicio didáctico, en su apostolado por insuflar en los niños la pasión por las artes plásticas y fomentar la creatividad.
Sergio Esteban Vélez Peláez
Inmejorable título el de la exposición, ya que Estrada, a lo largo de su vida, ha demostrado ser un ciudadano, un cristiano, un humanista y un líder ejemplar, y él mismo ha sido un “ejemplar” de eso que los anglosajones llaman un “Renaissance man”, un “hombre del Renacimiento”, cuya erudición y maestría abarcan múltiples áreas del conocimiento.
Para constatarlo, basta repasar someramente la lista de las actividades que han colmado sus días: ha presidido el Museo de Antioquia, el Club de Profesionales de Medellín, la Sociedad de Artistas y Escritores, la Sociedad Antioqueña de Antropología, el Radio Club de Antioquia, la Sociedad Colombiana de Ortodoncia, la Sociedad Odontológica Antioqueña y el Consejo Superior de la Universidad de Antioquia (de la cual fuera decano de Odontología).
Ha sido fundador de un museo y de una biblioteca.
Sin embargo, su obra maestra, esa con la cual cambió el panorama y el rumbo del arte colombiano, fue la fundación y dirección de las famosas bienales de arte de Medellín, verdadero hito en la historia creativa del país.
Antes de escribir esta columna, consultamos con su hija María Isabel acerca de las facetas de este genio que no todos conocemos. Ella me respondió con un mensaje tan compacto y tan completo, que creo que vale la pena transcribirlo en su totalidad:
“Quiero contarte un poco de su vida:
Su padre Alberto Estrada también era artista: pintor, poeta, escultor y gran fotógrafo. Era oftalmólogo. Desarrolló un telescopio y varios inventos que inclusive patentó. De él heredo papá estas habilidades y ese ánimo de incursionar en muchos campos y de estar creando permanentemente.
Leonel estudio Odontología en la U de A y siempre fue un alumno destacado, tanto que al final de su carrera recibió una beca de Columbia University para especializarse en Ortodoncia. Fue pionero en esta rama en la ciudad y en Colombia.
Vivió en New York y allí tuvo la oportunidad de entrar en contacto con las nuevas tendencias del arte y el surgimiento del arte moderno. Con su mente llena de ideas nuevas, regresa a Colombia, en 1946, deseoso de transmitir no solo su profesión sino una visión del mundo de la cual estábamos lejos en Colombia… Leonel pintaba, hacia escultura, cerámica, escribía poemas y, al mismo tiempo, se dedicaba a promocionar el arte.
Su incursión en el arte comenzó con obras figurativas, pero trabajó también el tachismo, la figuración libre, informalismo, el Soft-art, del que fue uno de los promotores, desarrollo una técnica con piroxilina al fuego.
Fue nombrado secretario de Educación de Antioquia, y una de sus metas fue inculcar la creatividad a través de todos los medios didácticos y especialmente a través del arte para abrir en los niños un mundo diferente…más amplio, lleno de ideas, de colores y de libertad.
Dictó conferencias y trajo muchos conferencistas y muchos artistas para exponer sus obras.
Hizo esculturas. También cerámicas. Sigue siendo pintor a sus 90 años.
Inventó los logografismos, que son palabras lustradas por medio de sus mismas letras.
Ha escrito más de 1000 poemas, y no para de hacerlo, se inspira en la vida diaria, en sus nietos, en todo lo que ve (ganador de un premio internacional de poesía mística).
Ha realizado tres ediciones de su Diccionario del Arte Actual, cada una corregida y aumentada con los diferentes términos que surgen en el arte hoy en día.
Tiene recopilados 4 libros de chistes. Y 5 libros de poemas sin publicar”.
Todos los aplausos y felicitaciones para Leonel Estrada y su poliartística familia. Su exposición, en la Galería Arte Autopista, estará abierta al público hasta el próximo 19 de julio.

Apostilla: Recibí con sorpresa y agrado varias comunicaciones de mis lectores intrigados por la ausencia de esta columna en las pasadas semanas. Me halaga y me estimula saber que algunos hayan echado de menos a este columnista. El motivo por el cual no publiqué artículos en el pasado mes y medio es que estaba realizando una pasantía en la Universidad de York, cuya programación era tan intensiva, que me imposibilitaba cumplir con el ritmo de investigación y de trabajo de campo necesario para el buen suceso de las labores de un columnista. De nuevo, muchas gracias.

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...