Sorores et Fratres: Soy defendedor de causas sociales-políticas nobles pundonorosas. Empero, no creo en defensores mefistofélicos que lucran con los anhelos de equidad y buena voluntad universal, de los seres humanos. Porque la justicia demanda ética, discernimiento y valor. Y en lo aparentemente indescifrable es menester descubrir su esencia de verdad. ¡Estoy a favor de la Paz! Abrazo comedido, afectos y los mejores pensamientos, para que Dios y el Universo bendigan a usted, familiares, amigos y ... con su luz y sabiduría, con su amor y misericordia, con su paz y alegría. ¡Dios, ilumina y bendice las buenas obras e ideas! ¡Dios, ilumina mi fe y caridad! ¡Dios guíame para saber que pensar, decir, hacer, evitar y cómo realizar obras de misericordia a través de mis actos, palabra, oración y servicio a los que más necesitan!
¡Misericordia Divina, en ti confío!
¡Jesús, en ti confío!
Amén. 
©Pablo Felipe Pérez Goyry


                       

29 de julio de 2011

Reflexión: ¿La paz es posible...?

Reflexión: ¿La paz es posible...?

Debemos situarnos en el planteamiento personal de que la paz es posible y que empieza por uno mismo, y después asumir las responsabilidades de cada cual en el grado que las tengan. Para lograr la paz hay que exigir una responsabilidad individual, también a los grupos y a los gobiernos, pero no podemos evitar la responsabilidad propia si queremos que en el mundo exista esa justicia que todos entendemos que es la cultura de paz”.
Tampoco llegaremos  a esa justicia sin principios éticos, sin principios morales. Lo primero que nos llama la atención en la civilización contemporánea occidental es el contraste entre el desarrollo tecnológico y socioeconómico por una parte, y la crisis de principios morales. En una sociedad átona de valores, excesivamente materialista, una sociedad en donde únicamente se concibe como éxito el poder o el dinero y nadie se pregunta cómo se ha conseguido ni cómo se aplica, ni cómo se utiliza. Una sociedad así no podrá lograr la paz. Si como meta para nuestra juventud lo único que marcamos es que el éxito es el dinero y el poder, realmente será difícil que los jóvenes no intenten llegar a esas metas utilizando cuales quiera de los medios”.
José María Álvarez del Manzano.
Imagen: Internet

PUBLICACIONES MÁS VISUALIZADAS ...