13 de mayo de 2009

"EE UU no podrá levantar el embargo a Cuba por ahora"


Por Javier Lafuente
El País.com
Madrid-13/05/2009

Las jornadas de la comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Benita Ferrero-Waldner, son tan maratonianas que, después de 10 días de continuos viajes, todavía puede levantarse en Madrid y dormir en Praga, previo paso por Bruselas. A España acudió para los actos de conmemoración de los bicentenarios de América Latina. De los participantes en la principal mesa redonda, era la única persona que no era latina. Ello no le impide, sin embargo, asegurar orgullosa que "nunca ha habido tanta relación de la Comisión con América Latina como hoy".

A partir de hoy, cancilleres y representantes de una veintena de países latinoamericanos se reunirán en Praga con sus colegas europeos para hacer balance de las relaciones entre ambas regiones. Ferrero-Waldner tiene programados una serie de encuentros bilaterales con diversos ministros, aunque la reunión que más expectativas ha generado es la que mantendrá con el nuevo canciller cubano, Bruno Rodríguez. Preguntada en una entrevista con EL PAÍS sobre si considera que se dan las circunstancias para que Estados Unidos levante el embargo sobre la isla, la comisaria asegura que "ciertamente no podrá hacerlo ahora, pero han dado un paso importante con el permiso de reunirse con los familiares". Ferrero-Waldner cree que el poder que puede ejercer el lobby cubano de Miami va a ser determinante. "Como hay una gran comunidad de disidentes en Estados Unidos, ellos [el Gobierno] van a ir paso a paso", asegura.

Cauta en todo lo que se refiere a la isla, Ferrero reconoce que se ha notado "una dinámica más positiva y un diálogo constructivo" en el Gobierno cubano. "Es verdad que han dado pasos positivos en los últimos tiempos". Esa buena sintonía ha propiciado que la Comisión esté viendo cómo va a canalizar la ayuda hacia la isla, que asciende a un monto de 36 millones de euros. Las áreas más importantes son la reconstrucción de las zonas más dañadas por los huracanes. "Pienso, personalmente, que hay que tener en cuenta este ambiente positivo".

De quien no se están percibiendo gestos en tan buena dirección, todo lo contrario, es por parte de Nicaragua. Tras las elecciones municipales del pasado mes de noviembre, en las que la oposición y buena parte de los observadores denunciaron fraude electoral, la Comisión decidió reorientar la ayuda a la cooperación destinada a Nicaragua. La comisaria quiere dejar claro que, a pesar de lo que se dijo en un principio, no han suspendido la ayuda al país. "Hemos considerado que el apoyo que se daba no era el modo más adecuado después de las elecciones. Por eso, junto con el resto de donantes, se inició un proceso de reordenación de las ayudas. Espero que la situación evolucione y podamos reconsiderar esta decisión. Pero hay puntos que no podemos no ver", asegura.

La presidencia temporal de la UE, que España ostentará durante el primer semestre de 2010, será una gran ocasión, reconoce la comisaria, para que se refuercen los lazos entre Europa y América latina. "España tiene que ser el país motor de estas relaciones". Será una ocasión buena también para que se rubriquen los acuerdos comerciales que se negocian actualmente —con Centroamérica y la Comunidad Andina, especialmente, pues el de Mercosur parece una quimera—. "Soy partidaria de aprovechar la presidencia de España para redinamizar todavía más lo que estamos trabajando ahora", enfatiza.[Foto: Uly Martín]