15 de mayo de 2009

Barack Obama, la esperanza para el Medio Oriente



Por Pablo Felipe Pérez Goyry
Analista y Periodista Independiente.

Por décadas la desesperanza, irracionalidad y barbarie, han estado presentes, día a día, en las naciones del Medio Oriente. Y la maldita guerra, continúa enquistada hasta los tuétanos en la región, vilipendiando a millones de seres humanos.
En pocas horas, es decir, el próximo lunes..., el presidente Barack Obama viajará al Medio Oriente para entrevistarse, por primera vez, con el Primer Ministro israelí Netanyahu. Mientras se hacen los preparativos, en el Medio Oriente, la inquietud y esperanzas, la guerra y la paz, son el telón de fondo de la visita.
Voces de todo el mundo, me adhiero, piden a Barack Obama, que lidere con determinación un proceso de paz. Sin embargo, el Ministro de Relaciones Exteriores israelí asegura que Obama hará lo que los israelíes le digan que haga.
Por ese motivo, Contextus y este periodista, se unen a las voces que piden a Barack Obama que participe como interlocutor de las partes en conflicto, para retorne la paz y la confianza al Medio Oriente.
“Ciudadanos de a pie, en Israel y en Palestina, aún desean la paz, y hay encuestas que muestran que la mayoría está en favor de que el presidente de los EE.UU. lidere el proceso. Los expertos concuerdan con que sólo un fuerte liderato de Obama puede crear las bases de un acuerdo serio en este momento, pero poderosos extremistas en la región y en los EE.UU. siguen interponiéndose en su camino. El Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, un reconocido miembro de la extrema derecha, se jacta incluso de que Obama hará lo que le digan que haga”.
La situación en Oriente Medio es crítica, y el Rey de Jordania advirtió ayer que sólo hay dos opciones inmediatas: paz o guerra.
“Poderosos sectores en Israel y en EE.UU. están determinados a bloquear esta única oportunidad de paz. ¿Su estrategia? Evitar un enfrentamiento directo con Obama, y mostrar un fingido interés por la paz a la vez que lo enredan en interminables negociaciones diseñadas para el fracaso”.
¡Hay esperanza todavía! Y una manera de participar para se logre un cese de hostilidades y buscar un acuerdo de paz es promover este anuncio de televisión, para de manera generosa podamos contribuir a esta aspiración... ¡Dios salvaguarde a las naciones del Medio Oriente, y a mí no me olvide! ¡Alea iacta est!

Versión en inglés

*Pablo Felipe Pérez Goyry.
Premio José María Heredia de Periodismo 2008.
Miembro del INPL.
Miembro de la FIPED.
Web Contextus:
http://es.geocities.com/libertadeopinion/
Blog Contextus: http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/
Correo:
pablofeliperezgoyry@yahoo.es