1 de mayo de 2009

Libertad para los periodistas cubanos encarcelados


Por Miriam Leiva*.-

A pocas fechas del Día Mundial de la Libertad de Expresión, el 3 de Mayo, nos solidarizamos con todas las personas en el mundo que luchan por alcanzar la libertad de expresión en sus países, y fundamentalmente quienes se encuentran injustamente encarcelados o perseguidos en violación de este derecho humano fundamental.
En Cuba no existe libertad de expresión y prensa. Actualmente se encuentran en inhóspitas prisiones 21 periodistas independientes, condenados hasta a 28 años, y cuya salud se deteriora intensamente. Tanto ellos como sus familias han sido sometidos a fuerte tortura psicológica.
Exhortamos a todas las personas de buena voluntad en el mundo, a los colegas periodistas y sus organizaciones a exigir la libertad inmediata e incondicional de los 21 periodistas independientes encarcelados, así como a los demás prisioneros de conciencia y políticos pacíficos cubanos.
La inmensa represión a 75 pacificas personas en marzo de 2003 encarceló en todo el país a 25 periodistas independientes, de ellos 18 miembros de la Sociedad Manuel Márquez Sterling, incluido nuestro presidente Ricardo González Alfonso. Actualmente permanecen en muy duras condiciones de prisión 19 del total. Mientras seis recibieron licencia extrapenal por estar seriamente enfermos, pero tres que permanecen en Cuba pueden ser regresados a las cárceles en cualquier momento, pues continúan escribiendo objetivamente sobre la situación en el país. El Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas consideró injusta sus detenciones y ellos fueron declarados prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional en junio de 2003. Posteriormente otros dos fueron encarcelados. Mientras los periodistas independientes activos son sometidos a fuerte vigilancia, amenazas y represión.
En Cuba, quien exprese sus ideas sin repetir lo establecido por el gobierno puede afrontar serias represalias. El pueblo es sometido mediante el miedo, pues según su comportamiento puede ser privado de los estudios deseados, perder o no progresar en el trabajo que le permite el único empleador, no recibir permiso para viajar al extranjero, todo dependiente del Estado, y permanece estrechamente vigilado y denunciado falsamente por los Comités de Defensa de la Revolución en cada cuadra, la Central de Trabajadores de Cuba, la Federación de Mujeres Cubanas, la Unión de Jóvenes y el Partido Comunista (PCC), único establecido, así como otras organizaciones, bajo la dirección de los agentes de la Seguridad del Estado (Policía Política).
No hay libre acceso a Internet desde los hogares, y los lugares permitidos son monitoreados y resultan muy caros. Los medios de prensa son dirigidos por el Departamento de Orientación Revolucionaria del Partido Comunista, y los periodistas y otros comunicadores tienen que ceñirse a las directivas del gobierno.
En el Día de la Libertad de Expresión es nuestro objetivo lograr que en Cuba todos podamos expresarnos sin censura ni peligro de ser represaliados, y luchamos por la excarcelación inmediata e incondicional de nuestros compañeros.

*Miriam Leiva es vicepresidenta en Cuba de la Sociedad de Periodistas Manuel Márquez Sterling.